Tercera PM
Presenta:

La enésima resurrección del candidato

26.07.17 Joaquin Lavin, Alcalde de la Comuna de las Condes en entrevista para Reportajes de La Tercera. foto: Marcelo Segura

En 2010, cuando debutó en la cartera de Educación, era la segunda figura con mejor evaluación positiva (57%) tras la entonces incombustible Michelle Bachelet. El rechazo al hoy alcalde era bajísimo: 17%. Un año después, sin embargo, el inicio de las movilizaciones estudiantiles hicieron que la brecha aprobación-desaprobación se redujera a 3 puntos (39% vs 36%).


A fines de 1997, hace exactos 21 años, el actual alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, apareció por primera vez a la cabeza de la medición de personajes públicos que realiza la encuesta del Centro de Estudios Públicos. Por aquel entonces Lavín, desde el mismo sillón edilicio, enarbolaba su cruzada por “los problemas reales de la gente”, consolidando una carrera política que cristalizó con su primera candidatura presidencial en 1999, donde estuvo a 30 mil votos de hacer desbarrancar a Ricardo Lagos Escobar.

Fue el comienzo de una trayectoria zigzagueante, que lo llevó a la alcaldía de Santiago en 2000 y a una nueva aventura presidencial en 2005. Para aquel entonces, sin embargo, los números ya no le eran tan favorables. En un sondeo del CEP de junio de ese año, aparecía como el undécimo político mejor evaluado. Le superaban nueve figuras de la entonces Concertación y Sebastián Piñera, quien a la postre le arrebataría el liderazgo de la derecha superándolo en la primera vuelta presidencial de ese año.

Los vaivenes de Lavín se mantendrían durante su paso como ministro del primer gobierno de Piñera. En 2010, cuando debutó en la cartera de Educación, era la segunda figura con mejor evaluación positiva (57%) tras la entonces incombustible Michelle Bachelet. El rechazo al hoy alcalde era bajísimo: 17%. Un año después, sin embargo, el inicio de las movilizaciones estudiantiles hicieron que la brecha aprobación-desaprobación se redujera a 3 puntos (39% vs 36%).

Por aquel entonces, Lavín dejó esa cartera para recalar en Desarrollo Social. Aunque ganó en tranquilidad, perdió figuración pública. Hacia fines del primer gobierno de Piñera ni siquiera era medido por la encuesta CEP. Una realidad que se repitió en los últimos años, pese a que en 2016 había decidido volver a la arena edilicia con una nueva aventura como alcalde de Las Condes.

Fue desde esa tribuna -la misma que lo catapultó en la década de los 90- que Lavín comenzó a vivir su enésima resurrección, que en su partido vinculan a su gran capacidad de conectar con las expectativas que la gente tiene respecto a sus autoridades.

Con un fuerte despliegue en redes sociales, Lavín ha liderado debates que, al menos, se instalan como temas controvertidos en la agenda pública: integración social, la normativa antipiropos y, últimamente, la prohibición de fumar en parques y plazas. Así pasó de no figurar en la medición de las últimas CEP a liderar el ranking de evaluación con un 48% de evaluación positiva y un 20% de rechazo.

Así, cuando faltan tres años para la próxima presidencial, su figura vuelve a ponerse en la grilla de partida. Y en su partido, la UDI, lo saben.

“Para la UDI es una súper buena noticia. No solo tiene la mejor evaluación, sino que además tiene el menor rechazo y eso, sin duda, se transforma en un gran capital político para él”, sostiene la presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe. “Es temprano para poder ver cartas presidenciales hoy día, pero es evidente que es un gran potencial político y lo hace una carta presidencial si es que eso se mantiene en el tiempo”, asegura la senadora, que valora su “habilidad innata para poder sintonizar con las necesidades de la gente, con lo que la gente percibe como importante”.

Su contrincante en la contienda interna gremialista, Javier Macaya, apunta en el mismo sentido. “Es una buena noticia para la UDI, que la figura mejor evaluada del mundo político sea un militante. Ha sido capaz de reinventarse, conectarse con los temas del siglo XXI y entender lo que esperan los chilenos de sus autoridades”, sostiene.

“Valoramos el gran nivel de conocimiento que ha obtenido el Alcalde Joaquín Lavin. Eso demuestra que no solo se le reconoce su figura pública, sino también su estilo de hacer política”, señala en tanto el secretario general de la colectividad, Issa Kort.

Incluso en RN se rinden a los encantos de Lavín. “Joaquín Lavín es un extraordinario dirigente de nuestra coalición, un amigo nuestro, que ha demostrado una tremenda capacidad de trabajo en todos los lugares en que ha estado, así que yo me alegro que tenga esa evaluación positiva”, señala el timonel de ese partido, Mario Desbordes, quien sin embargo, prefiere no adelantar escenarios presidenciales. “En tres años más, veremos quién es el candidato que nuestros aliados de la UDI deciden poner sobre la mesa a la hora de definir esto en primarias”, añade.

Desde el CEP también llaman a la calma. “Falta mucho tiempo para las elecciones (presidenciales). Sabemos que si hay algo que fluctúa bastante son las evaluaciones de los personajes, porque también están muy asociadas a los eventos que los involucran…. Por eso es relevante, más que como se perfila hoy día, ver cómo se va viendo cuando se va aproximando la elección. Ahora, hay alguna cuestión que también es particular y es destacable, es que es muy conocido”, sostuvo Ricardo González, coordinador del programa de opinión pública del Centro de Estudios.

Seguir leyendo