La guerra santa de Coronel: cómo un reducto emblemático de la izquierda es hoy bastión evangélico y de José Antonio Kast

bandera-20171026132829

La comuna que históricamente se asociaba en política al Partido Comunista hoy ha transitado a convertirse en un semillero para movimientos políticos conservadores que han orientado su discurso al electorado religioso que tiene una importante presencia en la zona.




-Chile no es un país laico. La Constitución no lo dice en ninguna parte.

La frase la dice Leonidas Romero, ex alcalde de Coronel y hoy diputado de Renovación Nacional por esa zona. Podría ser, y es, un comentario más de los que revelan el crecimiento de los movimientos evangélicos y su tímida pero persistente irrupción en la política chilena.

Sin embargo, el propio Romero es protagonista de una historia más profunda. De un cambio que hace décadas hubiera sonado improbable. Porque Coronel, una comuna que fue uno de los bastiones emblemáticos de la izquierda chilena, y en especial del Partido Comunista, hoy ha dado un giro radical en su eje, al punto que son los movimientos conservadores quienes hoy están a la vanguardia de la zona.

La última vez que el nombre de Coronel apareció en las noticias fue el pasado 9 de noviembre cuando se viralizó un video que mostraba a una concejala Carmen Madinogoitia opinando sobre la transexualidad de la actriz Daniela Vega a quién se refirió como un "hombre que tiene pirulín".

Las polémicas frases de la edil RN -que incluso fueron rechazadas públicamente por el secretario general del partido- iban en la misma línea de los dichos que cinco meses antes emitió el diputado Romero contra la protagonista de una "Mujer Fantástica", lo que le costó una sanción por parte de la Comisión de Ética de la Cámara.

Durante las últimas semanas las gestiones del partido han buscado neutralizar las amenazas de renuncia del legislador -líder de la bancada evangélica- tras los cuestionamientos que recibió su "amiga concejala" desde su propia colectividad.

Una polémica que ha puesto nuevamente el foco en esta comuna obrera - de tradición de izquierda y que fue un bastión del PC entre (1944 a 1973 con excepción de los años 1948 - 1950) que hoy tiene una de las poblaciones evangélicas más grandes de todo el país: 52%, según el Censo 2002. Con estos dichos, aseguran el diputado y la concejala, buscan representar el pensamiento de los electores cristianos que tienen una fuerte presencia en la zona.

La transición ideológica que han experimentado los habitantes de Coronel quedó de manifiesto con claridad en la última elección presidencial. El candidato José Antonio Kast logró aquí una de sus votaciones más altas: obtuvo un 19% tras una campaña marcada por su cercanía y guiños a las Iglesias Evangélicas. Por el distrito 20 además resultaron electos el ex alcalde Romero y la diputada Francesca Muñoz, ambos RN y cristianos.

La arremetida de la derecha

En la Región del Biobío, José Antonio Kast obtuvo dos se sus mejores votaciones a nivel nacional en Lota y Coronel, comuna con una fuerte tradición electoral de izquierda y con altos índices de desempleo y pobreza.

Actualmente, el movimiento Acción Republicana, fundado por el presidenciable, está desplegado fuertemente en la zona recogiendo las inquietudes y problemáticas de los vecinos que permitan conocer "las urgencias sociales que no coinciden con las prioridades de los políticas", explica José Meza, coordinador territorial.

Para los lideres del movimiento, los buenos resultados en estas comunas se explican porque el mensaje de Kast estuvo centrado "en las verdaderas necesidades de las personas a diferencia de la agenda del Frente Amplia que es mucho más ideológica", asegura el director ejecutivo del movimiento, Antonio Barchiesi. "José Antonio habló de reactivación económica, empleo y seguridad. Pero también estableció un discurso valorico centrado en la familia y la vida que no admite dobles interpretaciones", dice enumerando los temas que a su juicio explicarían el gran respaldo que recibió de los habitantes de la comuna.

El ex alcalde y hoy diputado por la zona Leonidas Romero agrega que pese a la tradición electoral de izquierda que tuvo Coronel, se trata de una comuna con una histórica presencia de personas que profesan la religión evangélica a quienes hoy han hecho sentido los mensajes que se relacionan con la agenda valórica, la delincuencia y el crecimiento.

En 2008 Romero logró quitarle la hegemonía a la izquierda en el municipio imponiéndose al socialista René Carvajal quien lideró la comuna por dos periodos tras el retorno de la democracia. Durante su gestión, el hoy diputado asegura que le "cambió la cara a Coronel" poniendo énfasis en problemas urbanos cotidianos de los vecinos como la pavimentación de las calles y la instalación de áreas verdes. Además inauguró la primera Oficina de Asuntos Religiosos, instauró el día del pastor evangélico y tras el terremoto del 2010 el municipio destinó recursos para la reparación de templos e iglesias que resultaron destruidas.

Ante este despliegue, la izquierda local mira con preocupación la relación que la derecha ha construido con el mundo cristiano. Desde el PC reconocen que no han logrado una aproximación con el pueblo evangélico como la que ha realizado el movimiento de Kast, pero que aseguran que están conscientes del peso que tienen como electores.

Una de las experiencias que siguen con atención es la del ex candidato a alcalde por Curanilahue, Leonidas Peña, quien en los comicios de 2016 disputó voto a voto con Luis Alberto Gengnagel Gutiérrez, quien se convirtió en jefe comunal. El PC reconoce que Peña logró un buen desempeño debido a los vínculos que estableció con lo vecinos cristianos que también tienen una fuerte presencia en esa zona.

El pasado 6 de noviembre, tres días antes de que la concejala emitiera polémicos dichos contra la identidad de género de la actriz Daniela Vega, lo que volvió a centrar la atención en la comuna, el municipio celebró a lo grande el Día de las Iglesias Evangélicas izando la bandera cristiana en el frontis del edificio en medio de los aplausos del alcalde Boris Chamorro (MAS), la diputada Francesca Muñoz y los pastores y autoridades eclesiásticas invitadas a este evento.

Comenta