La hora de Venezuela frente a la OEA

Imagen 20180604-636637291140630730

Apertura de la 48° Asamblea General de la OEA en la sede del organismo, ayer en Washington D.C.

En la jornada de hoy se votará un pedido liderado por Washington para suspender a Caracas del organismo.




Pese a no ser parte del temario central la 48° sesión de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), la crisis de Venezuela se tomó la agenda y a pedido de un proyecto de resolución liderado por Washington hoy se discutirá su posible suspensión del bloque, que necesita del apoyo de 24 de los 34 miembros del organismo.

Fue tras la realización de las cuestionadas elecciones del pasado 20 de mayo en Venezuela, que la administración de Donald Trump amenazó con redoblar las presiones sobre el gobierno de Nicolás Maduro y su controvertido triunfo que lo mantendrá en el poder hasta 2025.

Así, la propuesta de suspender a Caracas del bloque ganó más fuerza el lunes luego de que Chile, Argentina, Brasil, Canadá, México y Perú, presentaran un documento en conjunto con EE.UU. sobre la situación que viven los venezolanos y que en 10 puntos exige el retorno del orden democrático en ese país.

En el borrador, al que tuvo acceso La Tercera PM y que será debatido en la OEA, los miembros declaran como "ilegítimo" el proceso electoral realizado en mayo por no haber contado con "los estándares internacionales, por no haber llamado a la participación de todos los sectores políticos y por haber sido llevado a cabo sin las garantías para un proceso, libre, transparente y democrático". Además, se urge la necesidad de permitir ayuda humanitaria, incluyendo medicinas para "prevenir el agravamiento de la crisis humanitaria y de salud pública, particularmente en la reaparición de enfermedades como la malaria y la difteria".

Con todo, el último punto representa la medida clave solicitada por el grupo que insta a la aplicación "en estricta conformidad" del espíritu de la Carta Democrática Interamericana "para la preservación y defensa de la democracia previsto en sus artículos 20 y 21". Lo anterior, en concreto puede derivar en la suspensión de la participación de un Estado miembro por la alteración del orden constitucional que afecte gravemente a su orden democrático.

Sin embargo, desde Venezuela desestimaron todo tipo de acusaciones y ataques realizados por EE.UU y los países que buscan sacarlo de la OEA. El canciller Jorge Arreaza respondió al secretario de Estado, Mike Pompeo, que aseguró que la suspensión es necesaria para enviar un "mensaje" al mandatario venezolano. Arreaza calificó la movida como "extraña, desesperada, irónica" y agregó que no los pueden echar porque ya presentaron su renuncia en abril de 2017.

Por su parte, el mismo Maduro no tardó en señalar que hay una "campaña de chantaje" de EE.UU. en la OEA y señaló que cuando Venezuela deje el organismo, se declarará día festivo. "Ese día vamos a hacer una fiesta nacional", advirtió.

Comenta