Tercera PM
Presenta:

Las duras críticas a Trump tras cita con Putin

US President Donald Trump and Russia's President Vladimir Putin (R) arrive for a joint press conference after a meeting at the Presidential Palace in Helsinki, on July 16, 2018. / AFP / Brendan Smialowski FINLAND-US-RUSSIA-POLITICS-DIPLOMACY-SUMMIT

En la reunión en Helsinki, el Presidente de Estados Unidos puso en duda las conclusiones de los servicios de espionaje estadounidenses, que aseguran que el Kremlin interfirió en las elecciones presidenciales de 2016 para beneficiarlo.


 

 

El Presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó hoy que su controvertido encuentro con su homólogo ruso, Vladimir Putin, fue “incluso mejor” que su “gran reunión” en Bruselas en la cumbre anual de la OTAN, en la que exigió mayor gasto en defensa por parte de sus aliados.

“Tristemente, no ha sido reportado de esa manera -las Noticias Falsas se están volviendo locas-“, dijo en Twitter en su habitual cuestionamientos a los medios de comunicación críticos con su gestión. Las declaraciones del mandatario hacen referencias a la ola de críticas que ha recibido tras su encuentro con Putin. Allí, Trump puso en duda las conclusiones de los servicios de espionaje estadounidenses, que aseguran que el Kremlin interfirió en las elecciones presidenciales de 2016 para beneficiarlo y perjudicar a su rival demócrata, Hillary Clinton.

“Si trabajas para Trump renuncia ahora”, así se titulaba la columna del lunes de la subeditora de opinión del diario The Washington Post, Ruth Marcus. “Renuncia ahora. Salva tu alma. Salva tu honor, tal como está. Salva tu reputación, tal como se encuentra. Rusia atacó nuestra democracia. Trump ha demostrado varias veces y lo hizo nuevamente con el Presidente ruso, Vladimir Putin en Helsinki no le importa y no defenderá su país”, escribió.

En su editorial, el diario The New York Times señala que sigue siendo “un misterio por qué el Presidente, a diferencia de cualquiera de sus predecesores republicanos o demócratas, no está dispuesto a desafiar la perfidia rusa”. “No tiene problemas en ejercer su autoridad cuando está en compañía de los aliados europeos de Estados Unidos, atacándolos como vagos y a la Unión Europea (tratándola) como ‘enemiga’ o cuando critica severamente a los medios como ‘enemigos de la gente’. Ponlo al lado de Putin y otros dictadores y se vuelve maleable”, añade.

John Brennan, ex director de la CIA (2013-2017) acusó a Trump de traición. “La actuación de Donald Trump en la rueda de prensa de Helsinki excede los delitos graves y faltas. No ha sido menos que traición. No solo los comentarios de Trump fueron estúpidos, sino que está completamente en el bolsillo de Putin. Patriotas republicanos, ¿dónde están?”, escribió en su cuenta en Twitter.

Jamelle Bouie, de Slate, afirmó: “Obama nunca hizo nada remotamente tan condenatorio como la defensa inexplicable de Trump a Vladimir Putin el lunes, cuando el Presidente en ejercicio se puso del lado público con su contraparte ruso sobre los hallazgos de la inteligencia estadounidense”.

De acuerdo con Michelle Goldberg, del New York Times, “no importa cuán bajas hayan sido sus expectativas para la cumbre entre Donald Trump y Vladimir Putin el lunes, fue difícil no dejarse sorprender por la actuación servil y aduladora del Presidente estadounidense”.

Matt Viser, del Boston Globe, fue más allá al apuntar que “la conferencia de prensa de 45 minutos brindó la culminación de un viaje al extranjero que rehace la política exterior estadounidense, con la Unión Europea ahora apodada por Trump como un enemigo y Rusia como un amigo. Hasta el lunes, Rusia era un adversario estadounidense”.

Para el columnista del diario británico The Guardian, Michael H. Fuchs, “de Europa a Asia, Trump está destruyendo las alianzas con las democracias, al mismo tiempo que se está haciendo amigo con líderes autoritarios. Él envía señales a nuestros aliados de que ellos no pueden confiar en Estados Unidos. Trump dejó claro que es lo que piensa cuando llamó a la Unión Europea de ‘enemigo’ esta semana y a Putin de ‘buen competidor”.

Al mismo tiempo, Thomas Friedman, del New York Times, concluyó: “Todo lo que sucedió en Helsinki refuerza esta conclusión: mis ciudadanos estadounidenses, estamos en problemas y tenemos que tomar algunas decisiones importantes. Este fue un momento histórico para la historia de Estados Unidos”.

Seguir leyendo