Tercera PM
Presenta:

Los dos miembros de la justicia electoral de Bolivia que dijeron “no” a Evo

El vicepresidente y la vocal del Tribunal Supremo Electoral que votaron contra la habilitación de la candidatura del mandatario dijeron que habían recibido amenazas, pero descartaron renunciar a sus cargos.


A pesar del resultado del referendo del 21 de febrero de 2016, en que el 51,3% de los bolivianos rechazó una modificación constitucional para una tercera reelección del mandatario Evo Morales, anoche los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) anunciaron por cuatro votos a favor y dos en contra la habilitación de la candidatura del mandatario y del vicepresidente Álvaro García Linera a las elecciones primarias y generales de 2019.

Los votos contrarios a la habilitación del binomio único del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) corrieron por cuenta de la vocal Dunia Sandoval y el vicepresidente del TSE, Antonio Costas. En declaraciones a la red Bolivisión, Sandoval justificó así su votación: “He presentado mi voto disidente porque he sido parte de la administración del referendo constitucional de 2016, que entra en confrontación con el fallo del Tribunal (Constitucional Plurinacional). Jurídicamente las dos normas se contradicen. Pero en conciencia respeto que el pueblo delibera y gobierna. La soberanía reside en el pueblo”.

En una entrevista con el canal Unitel, Sandoval sostuvo que el TSE ha recibido amenazas de autoridades del Ejecutivo, del Legislativo y de dirigentes de partidos del oficialismo y opositores, pero descartó renunciar como lo habían hecho semanas atrás algunos vocales.

Fue la propia Sandoval quien confirmó que su colega Costas emitió el otro voto disidente. En entrevista con radio Erbol, el vicepresidente del TSE explicó que su disidencia a la habilitación de Evo Morales se fundamenta en el razonamiento de que el resultado del referendo del 2016 sigue vigente y era vinculante al proceso electoral vigente. Explicó que había una “colisión normativa”, en la chocaban por un lado el referendo, que ratificó el artículo 168 de la Constitución y por su efecto impediría la habilitación de Morales, y por otro lado la sentencia 084/2017 del Tribunal Constitucional Plurinacional por la cual se levanta las restricciones a la candidatura por cantidad de reelecciones.

Costas aseveró que no ha considerado renunciar. “Tengo un mandato que es administrar los procesos de manera transparente, de manera eficiente, de manera confiable para que el ciudadano, el día de mañana también, a mí no diga: ‘Usted por cobarde se fue cuando debía estar cuidando ahí que mi voto’”, afirmó.

El TSE sorprendió al anunciar su determinación la noche del martes, ya que los opositores la esperaban para el próximo sábado. Costas explicó que el plazo era “hasta el 8” y que no existía un interés de acelerar. Aseveró que el informe al respecto ya estaba listo el lunes y que no había razones para postergar más la decisión.

La decisión del TSE se dio a conocer en medio de presiones de la oposición para hacer respetar los resultados del referendo del 21-F. Se espera que tres caravanas de plataformas ciudadanas arriben el viernes a La Paz para una vigilia convocada contra la candidatura de Evo Morales. Además, hay programado un paro para mañana en Santa Cruz.

Seguir leyendo