Los ganadores y perdedores de la Cumbre del G20

FOTO: EFE

Mauricio Macri, Donald Trump y Xi Jinping se coronan como triunfadores del encuentro en Argentina, mientras que Vladimir Putin, Mohamed Bin Salman y Angela Merkel tuvieron una participación más deslucida.


Se terminó el G20 y tras el encuentro de dos días en Buenos Aires inevitable el recuento de los líderes que resultaron “ganadores” y “perdedores”.

“Nunca hubo tanta atención del mundo para Argentina como ahora”, dijo Mauricio Macri, uno de los grandes ganadores del evento, en su primera conferencia de prensa hoy en la Casa Rosada después de un fin de semana histórico. Su rol como anfitrión en medio de un complejo escenario en materia internacional -la guerra comercial entre EE.UU. y China que se robó gran parte del foco- y con un país en crisis, llevó al titular de Cambiemos a sacar cuentas alegres tras la presentación de un documento común por parte de los jefes de gobierno y el respaldo conseguido sobre su gestión en las 17 bilaterales que sostuvo en el marco del G20.

Los rostros de los funcionarios del gobierno argentino denotaban especial alivio y satisfacción luego de un impecable desplante, incluso en materia de seguridad, tras el caos provocado tras la final de River-Boca.

Otro de los que se ubica al tope de la lista de ganadores es el Presidente de EE.UU., Donald Trump. Además de acaparar gran parte de la atención durante el encuentro, el mandatario estadounidense impuso su agenda personal en todo momento. Sin embargo, su mayor triunfo radica en la capacidad de imponer sus diferencias en el documento oficial en materia de cambio climático, pese a los consensos y la tregua comercial pactada con su par Xi Jinping finalizado el evento.

FOTO: EFE

Lo último, transforma inmediatamente al Presidente chino en otro de los vencedores del G20, considerando su capacidad de capitalizar el viaje a Buenos Aires en materia de cooperación y acercamiento con la región. Xi no solo pactó con EE.UU. en materia de comercio, sino que también pudo ahondar sus lazos con otros mandatarios y conseguir varios acuerdos que permiten a China ampliar su influencia en América Latina.

En el otro lado de la balanza, figura el Presidente ruso Vladimir Putin, quien recibió un desaire de parte de Trump, tras su decisión de cancelar su cara a cara producto del conflicto con Ucrania. Esa disputa despertó varias críticas contra el Kremlin durante el fin de semana. Pero la imagen que generó mayores cuestionamientos sobre Putin fue su efusivo saludo con el príncipe heredero saudita, Mohammed bin Salman, quien también podría figurar entre los “perdedores” ya que varios lo evitaron tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi. Eso sí, algunos analistas sostienen que las bilaterales que mantuvo con varios gobernantes, le permitieron “blaquear” su imagen.

FOTO: REUTERS

El retraso de Angela Merkel en su arribo a la cumbre producto de una falla en su avión, dejó en un segundo plano su rol como líder en la cumbre. Es más, considerado su debilitada imagen y próxima salida de la política, la canciller alemana perdió una gran oportunidad para defender su legado conciliador frente a la comunidad internacional. Para Michel Temer y Enrique Peña Nieto, el evento no fue más que una pausa en sus respectivas agendas considerando los cambios de gobierno en  Brasil y México.

Finalmente, Emmanuel Macron y Theresa May vieron empañada su intervenciones en el G20. El primero con las protestas de los “chalecos amarillos”, ya que tuvo que salir a dar explicaciones sobre la crisis interna que enfrenta Francia. Además, el traspié ocurrido durante su arribo a Buenos Aires, lo dejó como fuente de burlas. En cuanto a la premier británica, y la compleja situación que enfrenta en las negociaciones para alcanzar el Brexit, no consiguió un espacio relevante en la agenda, más que por su histórica visita a Argentina tras la Guerra de las Malvinas.

 

FOTO: REUTERS

Seguir leyendo