Los oficios de Interior a las policías y la apuesta por reforzar estrategia en DD.HH.

El ministro Blumel se reunió hoy con el director Human Rights Watch, José Miguel Vivanco.

A través de 15 documentos -diez enviados a Carabineros, dos a la PDI y tres al INDH-, la cartera liderada por Gonzalo Blumel ordenó informar sobre funcionarios y personas lesionadas durante las movilizaciones. Además, el ministro ha sostenido una serie reuniones con organismos de DD.HH. para tratar este tema.




Desde el 22 de octubre, cuatro días después de que estallara la crisis social y que el Presidente Piñera decretara estado de emergencia, el Ministerio del Interior comenzó a enviar oficios con instrucciones a las policías, y otros al Instituto de Derechos Humanos (INDH).

Según un documento de la cartera, desde ese día, cuando aún estaba a la cabeza Andrés Chadwick, hasta hoy, con Gonzalo Blumel liderando el ministerio, se han enviado 15 oficios: 10 a Carabineros, dos a la PDI y tres al Instituno Nacional de Derechos Humanos (INDH).

Estos documentos, según explican en Interior, buscan reforzar la instrucción en materia de cumplimiento de protocolos en relación al uso de la fuerza para garantizar el respeto a los derechos humanos.

También han sido para informar el plan de monitoreo de la actuación de las fuerzas policiales encabezada por la Dirección de Derechos Humanos de Carabineros, para lo cual se dispusieron -según informaron- 250 instructores con certificación en DD.HH. de la misma institución- para verificar en terreno el cumplimiento de los protocolos sobre mantenimiento del orden público.

En el texto, al que tuvo acceso La Tercera PM, se destacan "medidas adoptadas para fortalecer el adecuado cumplimiento del orden público y derechos humanos" y se enumera una serie de acciones impulsadas por Interior y que ha implementado Carabineros. Entre ellas, los sumarios administrativos que ha hecho la institución por cada denuncia o querella presentada por el INDH, recalcando que los uniformados sumariados están sin funciones operativas en la calle, sino que solo administrativas.

El documento destaca, además, las nuevas instrucciones relativas al uso de la escopeta antidisturbios en el mantenimiento del orden público, la que ha sido muy cuestionada, debido a lo más de 200 casos de personas con daños oculares. "Se impartió Instrucción del director Nacional de Orden y Seguridad de Carabineros, con la finalidad de reafirmar el cumplimiento de los principios de legalidad, racionalidad, proporcionalidad y responsabilidad", dice el texto, haciendo alusión a que ahora, las escopetas antidisturbios se utilizarán ante el riesgo de vida para carabineros o civiles.

También se destaca la invitación a delegaciones policiales extranjeras para trabajar en la mejor aplicación de los protocolos de actuación.

Reforzar estrategia

Estas acciones adoptadas por el gobierno se han dado en un escenario que han sido cuestionados por las múltiples denuncias por violaciones a los derechos humanos en contra de uniformados.

Según el último balance del INDH, se han presentado 384 acciones judiciales, de ellas, seis querellas por homicidio, siete por homicidio frustrado, 66 por violencia sexual, 273 querellas por torturas y tratos crueles y 13 querellas por lesiones.

Los casos, incluso, han llevado a que el propio gobierno llamara a la alta comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, quien envió un equipo a Chile para monitorear en terreno el tema y cuyo informe final debería estar a la brevedad.

Además, generó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitara al gobierno poder realizar una visita, la que se encuentra en pleno desarrollo.

En este escenario, es que La Moneda ha reforzado su estrategia para enfrentar los cuestionamientos, mostrando las medidas y acciones que han estado encabezando, y así dar una señal de transparencia para la entrega de información y compromiso con los DD.HH. De hecho, Blumel se reunió ayer con el director del INDH, Sergio Micco, y hoy con el director Human Rights Watch, José Miguel Vivanco.

Ambas citas, según afirman en Interior, fueron solicitadas por Blumel y tienen el objetivo de "ser proactivos y transparentes" en relación a las medidas adoptadas por el gobierno en materia de derechos humanos.

En el gobierno cuentan que el ministro del Interior ya ha concurrido en tres ocasiones a citaciones al Congreso para entregar "de forma trasparente toda la información" que manejan, ya sea por los casos de disturbios o por las denuncias por vulneraciones a los derechos fundamentales. Y agregan que ha sostenido una serie de encuentros con distintas organizaciones para ir transparentando la información.

Comenta