Los otros ataques que dañaron al Metro tras la quema de estaciones

Protestas en el Metro

AgenciaUno

Robo de chalecos antibalas, bastones retráctiles y rayados en trenes que estaban en instalaciones cerradas, son parte de los hechos denunciados por la empresa




Las 10 estaciones del Metro totalmente destruidas producto de incendios intencionales y los daños provocados a otras 69 paradas del tren subterráneo, no han sido los únicos hechos que preocupan en la empresa de transporte. Desde el 18 de octubre, fecha en que ocurrieron los incidentes más graves y que llevaron al gobierno a decretar un Estado de Emergencia, la firma ha hecho frente a nuevos ataques a manos de desconocidos.

La Tercera PM analizó las causas que Metro ha denunciado ante la justicia, en las cuales fue víctima de delito que van desde rayados de trenes hasta el robo de chalecos antibalas y radios de comunicación, tras el ingreso de desconocidos a sus estaciones.

Fue el 21 de octubre pasado, a pocos días de los incendios que dañaron a la red, que una turba ingresó nuevamente a una parada del Metro. Se trataba de la estación Del Sol, en Línea 5, ubicada en Av. Pajaritos con Américo Vespucio, en Maipú.

Allí, según una querella de la empresa, desconocidos forzaron los accesos e ingresaron al "Centro de Preparación de Servicio de Seguridad", donde sustrajeron "50 credenciales de vigilancia privada, 32 quipos de radios, 50 chalecos antibalas, 36 esposas de seguridad, 50 bastones de madera, 50 bastones retráctil, 50 fornituras con su funda para revólver 50 quepis, 50 pares de uniformes (pantalón, camisas, chaqueta, zapatos), dos computadores marca Olidata y un Proyector marca Olidata".

Este no fue el único incidente posterior a los incendios que hoy mantienen a dos personas –un adulto y un menor de 16 años- bajo investigación de la fiscalía. El 23 de octubre otro ataque afectó a Metro. Esta vez se trataba de cinco personas ingresaron a la estación de Línea 4 Rojas Magallanes, en La Florida, la cual está cerrada al público.

Según la denuncia de la empresa, los cinco imputados "irrumpieron por vía no destinada al efecto, y son visualizados por el operador de cámaras de seguridad de Metro efectuando daños consistentes en rayados tipo grafitti, con pintura spray, en el tren Nº 415".

Los daños fueron avaluados en $ 2 millones. Tras ser formalizados en el 14° Juzgado de Garantía de Santiago, la jueza Andrea Osorio dejó en libertad a los formalizados pero con la "prohibición de ingresar a toda la Red Metro". Otro ataque con rayados ocurrió tres días después, el 26 de octubre, en la estación San José de la Estrella, en la Línea 4. Esta vez hubo dos detenidos por el delito de daños y el avalúo de la empresa se fijó en $ 200 mil.

Consultados al respecto, desde la empresa Metro aseguran que no solo las estaciones y las vías han sido blanco de los ataques. También los ascensores, pantallas de información e instalaciones en general. Además, la firma asegura que a raíz de los ataques ocurridos desde el 18 de octubre a la fecha, se ha presentado "34 querellas, de las cuales 20 corresponden a personas identificadas o detenidas en flagrancia. Asimismo, ha presentado 19 acciones legales contra quienes resulten responsables, 14 de las cuales corresponden a los delitos de incendio de 25 estaciones".

Para evitar que nuevos incidentes afecten a las estaciones de la red que se encuentran cerradas, Metro "han clausurado cierres perimetrales y los accesos en las estaciones dañadas e incendiadas que no están en operación y han estado reforzando los portones del resto de la red, con el fin de resguardar la seguridad de las instalaciones". Asimismo, la entidad pidió a Carabineros un "refuerzo" para resguardar las estaciones y redistribuyó a su personal de seguridad para generar mayor presencia en distintos tramos de las líneas.

Comenta