Más de 6 mil carabineros cuidando exámenes y la imprenta: Gobierno busca evitar que se repita desastre de enero en Prueba de Transición

Los uniformados deberán resguardar la realización del examen, a realizarse entre el 4 y 8 de enero de 2021. Los facsímiles ya están custodiados por la policía y se dispuso la prohibición de ingreso de celulares. Subsecretario Galli señaló que "ha sido un año complejo para los estudiantes y no queremos agregarle un estrés o distracción con algún evento de orden público".




Fue el inicio de un año complejo. Para el 6 y 7 de enero de este año estaba agendada la realización de la última Prueba de Selección Universitaria (PSU). Sin embargo, diversos llamados a boicotear el proceso terminaron desatando el bochorno: facsímeles quemados, desórdenes y la filtración de uno de los exámenes frustraron la rendición pacífica de la prueba.

Es por eso que el gobierno activó desde hace un mes un trabajo con Carabineros para asegurar el éxito del proceso, con un plan de seguridad que va desde la custodia de la imprenta donde se imprimieron los facsímiles, hasta la creación de anillos de seguridad en las afueras de los casi 600 recintos donde se rendirá el examen “Transición 2020-2021″.

Carabineros elaboró una Plana Mayor, la que ha estado en coordinación con el subsecetario del Interior, Juan Francisco Galli. La autoridad es uno de los representantes de La Moneda que lidera el plan, donde el DEMRE no tendrá un rol tan protagónico como el año pasado.

Es más, fuentes policiales y de gobierno aseguran que, por lo mimos, ahora el rol de Carabineros será más activo que el proceso anterior. En esa ocasión, señalaron, el DEMRE estuvo la intención de no darle una connotación policial al proceso.

A partir de eso, Interior y Carabineros iniciaron reuniones, también con el Ministerio de Educación, para planificar los servicios, que contarán con cerca de 6 mil uniformados a nivel nacional, repartidos en las inmediaciones de casi 600 establecimientos educacionales, y también en las imprentas donde se confeccionan los facsímiles.

Estos funcionarios, ademas, estarán en cargados de asegurar el traslado de la prueba a los locales; disponer de anillos de seguridad, y también de tener dos puntos fijos que controlarán el acceso al lugar de rendición del examen.

El control tendrá dos objetivos: fiscalizar la temperatura por el Covid-19 y también verificar que la persona que ingresa al recinto lo haga sin celular y que esté debidamente inscrito para dar la prueba.

El subsecretario Galli explicó a La Tercera PM que “hace un buen tiempo se formó un equipo de trabajo con Carabineros, el Ministerio de Educación y el DEMRE para compartir las lecciones aprendidas del proceso de la PSU anterior. Este es un contexto distinto, y ya hay medidas de seguridad en distintas fases: en la imprenta y en los lugares aledaños a los colegios”. Agregó que hay otras medidas que buscan asegurar el éxito de la rendición de la prueba que van más allá de lo policial, como el aumento de locales para evitar aglomeraciones.

Galli sostuvo que “lo que nos toca es el resguardo de los lugares de acopio de la prueba y además un adecuado resguardo de los locales donde se rendirá, y eso tomando en consideración, que si bien ha sido un año complejo para los estudiantes no queremos someterlos a estrés o distracción de algún evento de orden público”.

Sin embargo, en el gobierno también hay preocupación por los llamados que han ido surgiendo para un nuevo boicot. Ayer, de hecho, un grupo de personas se tomó las dependencias del DEMRE, en Ñuñoa. En este sentido, Carabineros también está analizando a estos grupos y efectuando análisis de riesgo de los locales de rendición de la prueba.

“Lamentablemente, hay un grupo muy minoritario que se ha mostrado muy agitador, donde han participado dirigentes secundarios que han manifestado en contra de la prueba y además han tomado acciones bastante agresivas como lo fue la toma del DEMRE. Estamos tomando medidas para evitar desordenes públicos”, indicó Galli.

Es más, los organizadores del proceso, y también Carabineros, ya cuentan con información de que el vocero de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces), Víctor Chanfreau, está inscrito para rendir el examen. Este joven el año pasado fue querellado por parte de Interior por el boicot a la PSU.

En tanto, hoy, en el Palacio de Tribunales, apoderados y profesores de distintas comunidades educativas presentaron un recurso de protección ante los llamados a “boicot” de la prueba por parte de los dirigentes de la Aces. La acción judicial deberá zanjar esta tramitación durante los próximos días.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.