Mascarilla obligatoria para resfriados y denuncia de sospechosos: Congreso inicia desescalada de medidas por covid

El presidente del Senado, Álvaro Elizalde, y su par de la Cámara, Raúl Soto, en el salón de Honor del Congreso en Valparaíso.

Tras las nuevas disposiciones del Ministerio de Salud, en el Poder Legislativo levantarán algunas restricciones, como el uso general de la protección facial y solo se exigirá en algunas circunstancias. Además, se permitirá el ingreso de un mayor número de invitados, asesores y funcionarios. Pese al relajamiento de medidas, la Cámara igualmente impedirá la entrada de quienes estén con covid positivo. El Senado, en tanto, no precisa prohibiciones de ingreso en su nueva circular.


Después de más de dos años de restricciones sanitarias, los diputados y senadores volverán a verse las caras descubiertas.

Este sábado 1° de octubre, por resolución del Ministerio de Salud, tras decretarse que el país entraba en fase de Apertura, comenzaron a levantarse algunas restricciones, como el uso obligatorio de la mascarilla.

El Parlamento, sin embargo, ya había vuelto a la presencialidad en octubre del año pasado, y solo se permitía que algunos legisladores pudieran conectarse telemáticamente para las sesiones de comisiones legislativas, pero no para discusiones en la sala.

Ahora, en la Cámara de Diputadas y Diputados, la nueva desescalada comenzará a notarse este lunes en la tarde con motivo de una nueva sesión de Sala, tras un acuerdo que se adoptó el miércoles de la semana pasada por los jefes de bancadas.

El uso de mascarilla será voluntario para quienes no presenten ningún síntoma asociado a covid, resfríos y similares. Quienes presenten algún síntoma deberán usar mascarilla mientras no se efectúen el testeo correspondiente. En la misma situación estarán quienes sean considerados alerta de esa enfermedad”, dice la última resolución.

Según explica el secretario de la Cámara, Miguel Landeros, ello implica que será obligatoria la mascarilla para personas que muestren síntomas de un resfrío, por ejemplo, independiente de que la protección facial sea voluntaria para el resto de los diputados, funcionarios, asesores, invitados o personal externo como periodistas.

En todo caso, las personas que sean declaradas con covid-19 deberán efectuar su cuarentena y “estarán impedidas de ingresar al edificio por ese lapso”.

No habrá control de temperatura al ingreso, por lo que las autoridades de la Cámara llaman a actuar con responsabilidad. Solo a las personas externas a la corporación se les solicitará una declaración previa.

El número de visitantes a la Cámara también aumentará y ya no habrá las mismas restricciones de aforo. Los asesores de diputados, hasta la semana pasada limitados a un par de cupos por legislador, también podrán retornar al trabajo presencial.

No obstante, por este mes, se mantendrán las limitaciones para la presencia en las tribunas de la Sala y las visitas de delegaciones se reanudarán a partir del 15 de octubre solo los jueves y viernes (días en que no hay trabajo legislativo).

Adicionalmente, el viernes pasado, las autoridades de la Cámara ordenaron retirar todas las micas de protección que se habían instalado en los pupitres de diputados con el fin de brindarles una mayor aislación.

Senado: reporte obligatorio de casos sospechosos

En el caso del Senado, las nuevas instrucciones del secretario de la corporación, Raúl Guzmán, se ajustan básicamente al nuevo protocolo emanado del Ministerio de Salud. Las mascarillas serán voluntarias, pero la misma institución facilitará implementos a sus funcionarios en caso de que deseen usarlos. En todo caso, fija como obligatorio el uso de la mascarilla a quienes concurran al policlínico, ubicado en el primer piso del edificio institucional en Valparaíso.

A diferencia de la Cámara, el Senado mantendrá el control obligatorio de temperatura al ingreso a funcionarios y visitas.

Quienes trabajan en el Senado, además, están obligados a reportar casos sospechosos. Para despejar dudas se mantendrán los testeos rápidos en el mismo policlínico de Valparaíso y en la sede de Santiago del Congreso.

“Las y los integrantes de la corporación están obligados a reportar inmediatamente”, dice el escrito interno, al referirse a “los casos sospechosos y/o confirmados”.

Respecto de los aforos, el Senado no adoptará restricciones, pero recomienda mantener la distancia social en las sesiones.

Sin embargo, la circular emitida por el secretario de la Cámara Alta no precisa si se prohibirá el ingreso de una persona declarada con covid, como sí lo acordaron los diputados.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Quay Quarter Tower, un edificio de 59 pisos, fue construido sobre otro edificio de la década de los 70, manteniendo el 90% del núcleo y un 65% de la estructura.