Tercera PM
Presenta:

Media hora de suspenso y sospechas: La dramática elección de Flores como presidente de la Cámara

Se deduce, entonces, que solamente un diputado de oposición no cumplió con el acuerdo en esa segunda votación, entregando un voto nulo. Además, del oficialismo, que tiene 72 diputados, habría 3 legisladores que habrían anulado su voto.


“Que test de esfuerzo ni que ocho y cuarto…estos últimos días han sido la mejor prueba de que mi corazón funciona bien”. Con esas palabras el diputado Iván Flores (DC) asumió a las 12.45 horas de este martes como el nuevo presidente de la Cámara de Diputados.

Sus palabras reflejaban la intensa jornada que precedió su asunción, luego de que pese a que hasta ayer la oposición tenía comprometidos 78 votos para ratificar a la carta DC, finalmente -en una primera votación secreta- solo 71 de ellos votaron por el parlamentario, dándole una sorpresiva ventaja a su contrincante de la UDI, Jaime Bellolio, quien logró 73 respaldos.

Así, al no haber contado ninguno de ellos con la mayoría absoluta de la sala -77 votos, con el pareo de las diputadas Marcela Sabat (RN) y Alejandra Sepúlveda (FRVS)-, el resultado forzó una inédita segunda vuelta entre ambos.

La inesperada ventaja del oficialismo generó momentos de profunda incertidumbre y nerviosismo entre las bancadas de la oposición, desde la DC al Frente Amplio, pues no se explicaban, de dónde podrían haberse fugado esos seis votos y menos, quién de los suyos habría dado su respaldo al parlamentario de Chile Vamos, sector que solo cuenta con 72 escaños en la Cámara Baja.

Inmediatamente luego de conocerse el resultado, los distintos sectores empezaron a elucubrar quiénes eran los diputados que en primera instancia incumplieron el acuerdo. Desde la DC, advertían que habrían sido los regionalistas quienes no habrían dado los votos, mientras que en el Frente Amplio dudaban de la misma bancada de la DC, en vista de la división interna que provocó la definición por el candidato Flores en desmedro del diputado del “ala progresista” del partido, Víctor Torres.

Asimismo, en el bloque dudaban de los votos de la diputada Pamela Jiles (PH) y Renato Garín (independiente), aunque la diputada humanista descartó haber votado por la derecha.

Desde la oposición admitían en ese momento que, de ratificarse el resultado de la primera votación, el hito se convertiría en una de las peores derrotas autoinfligidas de los últimos años.

Con todo, luego de una tensa media hora, el secretario de la Cámara procedió a contar nuevamente los votos. Ahora, la oposición solo necesitaba mayoría simple para hacerse de la presidencia de la mesa, lo que lograron con un amplio margen: Flores obtuvo 81, Bellolio 68 y hubo 4 votos nulos.

Se deduce, entonces, que solamente un diputado de oposición no cumplió con el acuerdo en esa segunda votación, entregando un voto nulo. Además, del oficialismo, que tiene 72 diputados, habría 3 legisladores que habrían anulado su voto.

Pero más allá de los números, desde la oposición celebraron el cumplimiento del pacto administrativo, lo que, además, les permitió quedarse con la primera vicepresidencia -Loreto Carvajal (PPD)- y la segunda en manos de Pepe Auth (Independiente cupo PR).

“Haremos los mayores esfuerzos por responder a la confianza depositada, a mis compañeros, a mis correligionarios y a la oposición”, dijo Flores al asumir su nuevo cargo.

Seguir leyendo