La Tercera

Nicolás López: El rol de Imaginacción en la crisis del #Metoo

La consultora de Enrique Correa ha sido pieza fundamental en la estrategia comunicacional del director acusado de acoso sexual. ¿Cómo llegó ahí?

Ambos exitosos en el mundo de las cámaras, ambos acusados de abuso y acoso sexual. Nicolás Lopez y Herval Abreu habrían firmado su contrato con Imaginacción -la empresa de gestión de crisis de Enrique Correa- con días de diferencia. De hecho, ambos contratos están fechados el día 24 de abril, según una persona que conoció los documentos.

En la consultora aseguran que el director Nicolás López  llegó a solicitar ayuda después del reportaje sobre Herval Abreu de la Revista Sábado -publicada el 28 de abril-, en que un grupo de mujeres acusaba al director de “Soltera otra vez” de situaciones de acoso, abuso y violación. Sin embargo, personas involucradas en el caso precisan que en los primeros días de abril ambos cruzaron, por separado, los pasillos de la oficina de Enrique Correa en Providencia con la recomendación, hecha por la actriz Paz Bascuñán, de que él podría manejar una crisis que se avecinaba por una investigación periodística sobre el #MeToo nacional. De hecho, la actriz  -miembro de una familia acostumbrada a capear temporales políticos- o alguien de su entorno, se habría comunicado directamente con Correa. Cercanos a Bascuñán niegan completamente esta versión. La Tercera PM intentó comunicarse con la actriz desde ayer, pero no ha sido posible. Al cierre de esta edición, se esperaba que ella emitiera un comunicado sobre el caso de López, quien es socio de su esposo, Miguel Asensio.

Mientras la agenda pública estaba copada por las denuncias contra Abreu, el nombre de López ya figuraba en redes sociales como el próximo en cuestión, pero según Imaginacción -y la versión que dio el propio López a La Tercera- la razón para contratarlos fue otra: había descubierto, haciendo una revisión de sus entrevistas, que sus declaraciones a la prensa no eran adecuadas con los tiempos feministas y había decidido dar un vuelco, con un filme incluido, sobre el acoso sexual.

Esa es, al menos, la explicación oficial. Si alguien en la compañía donde se han armado las estrategias para enfrentar crisis como la de Soquimich, Juan Emilio Cheyre y donde se han asesorado a obispos, empresarios y autoridades en desgracia, creyó esta versión, es un misterio que ellos se niegan a dilucidar. Como sea, este caso puso en duda, quizás por vez primera, la capacidad de Correa y su equipo de leer los escenarios y enfrentar las crisis, al punto de que el vínculo con El Mercurio y La Tercera quedó deteriorado en este episodio.

Sobre la entrevista que publicó este medio el día 17 de junio -dos semanas antes que explotaran las denuncias en Sábado-, desde la compañía insisten en que en esa época no tenían antecedentes sobre denuncias contra López y que se trataba de una actividad promocional de su próxima película que aún no tenía financiamiento ni elenco ni guión y para la que se estaba contactando precisamente a las figuras, según Sábado, que lo denunciaron más tarde por tocaciones indebidas y actuaciones impropias. “No hubo mala fe”, afirman.

Lo concreto es que el martes 12 de junio una de las periodistas de Imaginacción llamó a La Tercera para ofrecer una entrevista con López. Proponía hablar sobre las dos películas que tenía en carpeta -una sobre la anorexia y otra sobre el abuso sexual- además del estreno de sus películas fuera de Chile. Horas después, se le consultó directamente a la periodista si esta oferta era parte de alguna estrategia comunicacional de López frente a  eventuales acusaciones, y si sabían que hubiese alguna denuncia, acusación, o investigación en su contra.
Imaginacción respondió a La Tercera que no había nada de eso. El jueves 14, este medio resolvió hacer la entrevista y hacerle las preguntas pertinentes respecto de presuntas acusaciones de acoso sexual. Esta se concretó el viernes 15 de junio en la mañana, por teléfono porque López estaba en México. En esa publicación, el periodista le consultó “¿hay hechos donde considera, con el tiempo, que se sobrepasó con algunas mujeres, sobre todo teniendo claro que en su rol como director estaba en una situación de poder?“, a lo que López respondió:No así como una situación puntual, no hay nada que tenga que ver con eso. Pero hay muchos tipos de chistes, cosas que uno ha dicho o veces que uno ha sido jote, y soy el primero en reconocer que he sido un imbécil miles de veces, como cualquier persona. Soy soltero, tengo 35 años, y me han tocado situaciones distintas, ninguna que pueda decir que sea grave o delictual, afortunadamente, pero sí me parecía que era un tema muy interesante a tratar”.

Ese mundo llamado farándula

En cuanto a la situación con la Revista Sábado, hoy sumó un nuevo episodio cuando, a través de una carta, la gerente de comunicación estratégica Claudia Miralles aseveró que no había realizado, como se señaló en la investigación, una ronda de consultas respecto de eventuales denuncias contra López Fernández.
Consultada por La Tercera PM, Miralles adujo:
-Mi equipo no ha realizado ninguna ronda de consultas periodísticas respecto del señor Nicolás López.
-¿Pero llamaron a El Mercurio preguntando por él?
-Eso es distinto, es una consulta específica.

Fuera de micrófono, en Imaginacción afirman que la aclaración era necesaria porque de otro modo quedaba la impresión de que ellos estaban exponiendo a López para que fuera indagado y ello, recalcan, no fue así.

En 20 años y con una promoción en que aseguran que han resuelto más de 600 crisis, Correa no se había topado directamente con clientes de la farándula, sí con acusaciones de abuso sexual, como la que sacudió al ex vicario de la solidaridad, Cristián Precht. El salto, admiten, ha sido más complejo de lo esperado y ha traído sólo críticas. En rigor, lo que ofrece la entidad es tratar de sortear lo mejor posible la catástrofe que se avecina y que, en tiempo de redes sociales, se asume inmanejable. Se hacen coaching para enfrentar a los medios y se realizan los contactos respectivos, pero “cuando un avión va cayéndose, que es lo que pasa con este tipo de clientes, se trata sólo de que la destrucción no sea completa”, resumen en la consultora.

Con Abreu, quien contrató a Mario Vargas, del estudio Vargas, Barruel y Borzutzky, la experiencia fue desastrosa. El director de TV se enfrentó a los periodistas con la convicción de que era parte de un reportaje coral. Su contrato con Imaginaccion siempre fue considerado como temporal, pero duró menos de lo esperado. Se cortó porque tras el inicio de la investigación por la Fiscalía Oriente, que también inició la acción por oficio en el caso de López, Abreu habría concluido que, con o sin Correa de su lado, su carrera ya no existía como tal.

Con López, Imaginacción aún sigue. En un principio, el creador de Sin Filtro acudía a las oficinas de la empresa. Luego de este sábado, las reuniones se han trasladado a su domicilio -donde acude un equipo de la consultora- o a la oficina de su abogada, Paula Vial, quien habría sido recomendada por la consultora y que era hasta hace un tiempo socia de Mario Vargas. Vial además ha enfrentado su propia crisis mediática por ser una feminista declarada defendiendo a un denunciado por acoso.

El video de este fin de semana de López, en que aseguraba lamentar sus conductas de “jote” que pudieron generar malas reacciones en sus colaboradoras, fue visado por Imaginacción. En este registro, no reconoce responsabilidad alguna, sino que habla de malas interpretaciones y se desliga de su productora Sobras. No está contemplado que realice entrevistas ni ninguna otra intervención por ahora.

Fuentes de Imaginacción, consultadas respecto de por qué aceptaron involucrarse en casos que se apartan del nicho de poder en que se han desenvuelto tradicionalmente, detallan que tiene que ver con los tiempos y con que este tipo de causas son las que marcarán los próximo años. Hay también un factor económico: Cheyre es ad honorem; acá se cobra y bastante. También precisan que de todos los casos en que les ha tocado trabajar, ninguno ha tenido un impacto tan transversal como el de Abreu y López. Los demás, comentan, impactaban en el universo político, esto trasciende desde la sobre mesa de domingo a iniciativas parlamentarias, pasando por los matinales.

El punto es que Imaginacción al parecer no ha pasado la prueba del espectáculo, aunque en la interna aseguran que mientras más se habla de la compañía, para bien o para mal, más clientes llegan.