Otra secuela del caso Catrillanca: Gobierno postergará envío de reforma constitucional indígena


El lunes 17 de diciembre fue el último encuentro de trabajo del ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, con la comisión de legislación de la Conadi en el Palacio de La Moneda.

La cita apuntaba a avanzar en la agenda legislativa del gobierno con los pueblos indígenas. Esa fue la ocasión que el ministro Moreno eligió también para socializar entre el equipo técnico una decisión estratégica del Ejecutivo: la postergación del proyecto de ley que reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas.

Fue el propio Presidente Sebastián Piñera quien, en el marco del anuncio del Acuerdo Nacional por el Desarrollo y la Paz en la Araucanía el 24 de septiembre, aseguró que el envío de la iniciativa entre varias otras medidas para el fomento de la inversión en la zona.

Los plazos se estaban cumpliendo conforme a la hoja de ruta fijada por el gobierno. De hecho, el 7 de noviembre el propio ministro Moreno refrendó que la iniciativa se enviaría al Congreso antes de fin de año. Pero el asesinato del comunero Camilo Catrillanca, ocurrido siete días después trastocó  la agenda.

Las posibilidades de alcanzar un acuerdo político con la oposición bajaron ostensiblemente en medio de la interpelación del ministro del Interior, Andrés Chadwick y del descabezamiento del alto mando de Carabineros productos de las mentiras de los funcionarios involucrados en el caso.

Fueron los propios personeros de la oposición Francisco Huenchumilla (DC) y Jaime Quintana (PPD), entre otros, quienes se acercaron al ministro Moreno para advertirle que el ambiente estaba demasiado crispado con las comunidades mapuches como para que hubiera una buena recepción a la iniciativa que ya se está redactando.

“Este no es un problema de la oposición y el gobierno, es un problema del Estado con los pueblos mapuches. Lo primero que se tiene que hacer es hablar de todo esto con el mundo mapuche. Tiene que haber participación del mundo civil y mundo mapuche. Después de la muerte de Camilo se ha formado a grupo amplio que representa a Temucuicui, ellos hoy también deben tener participación en ese proceso”, advierte el senador Huenchumilla.

La sesión especial que el Senado realizó el 12 de diciembre para analizar el caso Catrillanca fue también la oportunidad para que los senadores le insistieran al ministro Moreno sobre la conveniencia de extender el periodo de diálogo respecto a la reforma constitucional.

“El ministro Moreno sabe de nuestra disposición y de los contenidos de nuestra propuesta que se basa en un diálogo sin exclusiones y sin condiciones. El gobierno no puede imponer ni la agenda, ni los interlocutores, ni los tiempos. Por eso valoro la decisión del ministro Moreno de acoger nuestra idea de poner una pausa a la implementación de la agenda indígena”, sostiene el senador Quintana.

Discrepancia por los escaños reservados

Según el senador Huenchumilla, el gobierno cometería un grave error si se adelanta con una propuesta sin consenso previo. Añade que para las comunidades hay dos demandas clave que pueden definir si se llega a acuerdo: la autodeterminación y  los escaños reservados. Asegura que ambos puntos tienen tanta o más relevancia para las comunidades que la plurinacionalidad.

El gobierno, en tanto, considera que la representatividad indígena se debe abordar con una ley cuotas. “Eso no va a ser aceptado por el mundo mapuche”, insiste el senador DC.

Desde el gobierno sostienen que la agenda indígena que se está trabajando está acorde a los siete acuerdos alcanzados en el proceso de consulta indígena que culminó el noviembre de 2017, durante la administración de Michelle Bachelet. Recalcan que entre esos acuerdo no hay mención a escaños reservados ni a la plurinacionalidad.

Los siete puntos de acuerdos alcanzados en el proceso de consulta previo consideran: Reconocimiento de la pre-existencia de los Pueblos Indígenas que habitan en el territorio; reconocimiento del derecho de los Pueblos Indígenas a conservar, fortalecer y desarrollar su historia, identidad, cultura, idiomas, instituciones y tradiciones propias; deber del Estado de preservar la diversidad cultural del país; reconocimiento y protección de los derechos culturales y lingüísticos de los Pueblos Indígenas, su patrimonio cultural, material e inmaterial; principio de igualdad y no discriminación; interpretación de la Nueva Constitución; libre Determinación; los pueblos indígenas tendrán derecho a la libre determinación. En virtud de ese derecho determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural.

 

Seguir leyendo