"Ser el partido de la clase media" y "no van a lograr quebrarnos": la arenga de los ministros en masivo encuentro UDI

UDI tecnicos y profesionales_-27

En la sede del Congreso en Santiago y con unos 500 participantes, la colectividad fundó ayer un nuevo estamento partidario, ocasión en la que los miembros del gabinete que militan o que están ligados al gremialismo hicieron varios llamados a los dirigentes y a profesionales y técnicos. Los secretarios de Estado, además, relataron sus experiencias y las lecciones que han aprendido en su paso por la UDI.




El silencio era sepulcral cuando el ministro del Interior e histórico militante de la UDI, Andrés Chadwick, comenzó a hablarles a los cerca de 500 asistentes que participaron ayer del lanzamiento de la nueva Red de Profesionales y Técnicos de la colectividad, cuyo objetivo -dicen en la tienda- es "generar un espacio programático interno y permanente, que oriente una discusión interna de políticas públicas e insumos para la decisión política".

En el Salón de Honor del Congreso Nacional en Santiago, la voz baja con que Chadwick recordaba sus primeros años en la sede de calle Suecia se oía con claridad. Acompañado en la testera por sus pares UDI en el gabinete, Isabel Plá (Mujer y Equidad de Género), Hernán Larraín (Justicia) y Felipe Ward (Bienes Nacionales), además de la ministra de Educación y exmilitante de ese partido, Marcela Cubillos, y el jefe de la bancada de diputados, Javier Macaya, el titular de Interior instó a los participantes del encuentro a "comprometerse".

"Las ideas valen cuando van acompañadas de los compromisos, de los testimonios, de la vida que uno está entregando. Yo no voy a convencer a nadie si yo no creo, no coy a convencer a nadie si no estoy comprometido. Puedo tener la mejor idea del mundo, pero si no soy capaz de conquistar el corazón y el espíritu de alguien, va a quedar solo como una buena idea. Y la UDI no es una muy buena idea, es un camino de servicio al país", planteó.

Y para explicar cómo la rama profesional y técnica puede convertirse en un apoyo para las decisiones políticas, Chadwick emplazó a los presentes a transformar a la UDI en el "partido de la clase media". Describiendo como principios y valores de ese sector "el esfuerzo, el mérito, las oportunidades, la necesidad de la libertad, de decidir por uno y no por otro, lo que la Marcela (Cubillos) tan bien ha hecho levantando su voz en materia de educación", aseguró que "ese mundo de la clase media responde a nuestros valores, a nuestros principios".

"Dejemos de lado la caricatura de que somos o hablamos por los intereses de los poderosos o de los que tienen más. ¡No! Hablamos porque defendemos, porque somos parte, porque estamos enraizados y porque nos representan los principios y valores de la clase media. Y cuando eso se produce, hay futuro en política, hay futuro en el mundo de las ideas, hay futuro como partido", afirmó Chadwick, haciendo un llamado a que "contribuyamos a generar los espacios en que nos preparemos como partido a ser el partido de la clase media chilena, y ahí podríamos estar haciendo un aporte gigantesco; que al fracaso de la igualdad de la izquierda nosotros propongamos el futuro de la integración social que tiene que representar la UDI hacia adelante".

"Los politécnicos"

Minutos antes de la intervención de Chadwick, la ministra Plá había hecho lo propio para convocar a los miembros de la nueva red UDI a participar del servicio público.

En su alocución, la secretaria de Estado comparó su experiencia en el primer gobierno de Sebastián Piñera -donde ejerció como asesora en la Segpres- con su visión de la administración actual. Y, por medio de una anécdota, relevó la importancia de compatibilizar las competencias técnicas con la política, tema que copó gran parte de los primeros meses del primer paso de Piñera por La Moneda.

Según recordó la titular del Ministerio de la Mujer, "nosotros teníamos un grupo de WhatsApp con el subsecretario Claudio Alvarado, con el actual ministro Gonzalo Blumel y con otros profesionales de la Segpres, que se llamaba 'Los Politécnicos'. Y nos reíamos mucho del WhatsApp -los políticos y los técnicos-, y era como una risa nerviosa, porque en ese primer gobierno a los que veníamos del mundo de la política nos miraban un poco con distancia, con desconfianza, y a los técnicos nosotros también los mirábamos con desconfianza. Y en la mitad del gobierno, ya cuando era el año 2012, 2013, nos dimos cuenta los dos grupos que nos necesitábamos mutuamente".

Así, Plá destacó que "la política sin competencias técnicas, sin calidad, no es una buena política, es populismo, de manera tal que hay dos enormes grupos en el mundo público y en el mundo de la política que nos necesitamos mutuamente para de verdad servir al país con calidad y con progreso: el mundo de las competencias técnicas, de los contenidos, y el mundo de los liderazgos políticos". De hecho, subrayó que "los gobiernos de la Concertación, durante 20 años, lo comprendieron con especial talento y por eso gobernaron 20 años".

En este mismo sentido, el ministro Larraín planteó a los asistentes que "hoy día, como la democracia depende del voto popular, la facilidad para poder enfrentar las elecciones a través de promesas demagógicas es regalada, y el populismo, por lo tanto, tiene muchas ventajas". Por ello, el ministro sostuvo que "tenemos que distinguirnos porque somos capaces de dar respuestas efectivas que resuelvan los problemas de la gente, respuestas de verdad, y esas no salen de la pura imaginación ni de los buenos sentimientos, tienen hoy día una raigambre profesional y técnica".

"Enfrentar la política sin miedo"

Cubillos, en tanto, remarcó como una de las lecciones "grabada a fuego" por su formación en la UDI -partido en el que militó desde sus años de enseñanza media y al que renunció en 2013 para apoyar la candidatura presidencial de su marido, Andrés Allamand (RN)- es "el carácter y coraje para defender nuestras ideas".

"Nos impregnaron a todos -y creo que es el sello que sigue presente- carácter", dijo la titular de Educación.  Y añadió: "Es imposible que podamos defender nuestras ideas si no es con carácter, porque siempre que defendamos nuestras ideas va a haber alguien interesado en quebrarnos. Y creo que es muy importante que cualquiera sepa de entrada que no van a lograr quebrarnos cuando defendemos nuestras ideas".

En este sentido, la secretaria de Estado aseguró que "es imposible defender las ideas que tenemos con miedo, y aprendí de muy joven, en este partido, con un ADN muy marcado que tiene la UDI, que el miedo es incompatible con la política. Y es el miedo a defender ideas que a veces sean impopulares, es el miedo a veces a estar en minoría, es el miedo a los ataques personales, el miedo a las críticas, el miedo a las encuestas, el miedo a la incomodidad, el miedo a una situación que se pueda tornar compleja. Con miedo es imposible defender nuestras ideas y es imposible ejercer un liderazgo. Y creo que aprendimos del mejor a estar en política sin miedo", concluyó. Esto último, en referencia a Jaime Guzmán.

Como estas, por más de dos horas, los distintos secretarios de Estado recordaron experiencias y entregaron sus "recetas" para convocar a la nueva red a formar parte del aparato público, idea que fue complementada por la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, quien explicó que "queremos repetir esto en cada una de las regiones, donde los profesionales, quienes han tenido mayores y mejores oportunidades en la vida, nos ayuden a generar partido, a traspasar conocimiento, a formar más militantes, a explicarles a otros por qué estamos en este partido y no estamos en otro. Eso es lo que queremos hacer, que nos ayuden a generar programas de gobierno, ideas que sean propias nuestras y que podamos hacerlas llegar a los gobiernos regionales, al Parlamento, al gobierno central".

Comenta