Pepe Auth: "Me cuesta imaginar que Cubillos termine su ministerio junto con el Presidente Piñera"

El diputado independiente que estuvo en la polémica por rechazar la acusación constitucional contra la titular del Mineduc sostiene además que algunos partidos cooperan más que otros en el 'empequeñecimiento' de la oposición. "Si la DC sigue al PC o al PS, obviamente no habrá alianza entre la izquierda y el centro, por lo tanto, no construirán mayoría", dice,.




Fue uno de los votos que terminó por sellar la victoria de la ministra de Educación, Marcela Cubillos, frente a la acusación constitucional que impulsó la oposición en su contra. Tras esto, algunos diputados del sector le pidieron al independiente y miembro de la bancada radical, Pepe Auth, que renunciar al cargo que ocupa en la mesa de la Cámara Baja.

En esta entrevista, el expresidente del PPD vuelve a ratificar que no renunciará a su cargo y defiende su votación a favor de Cubillos. "Yo actúo desde el lugar en el que estoy en la política, que es la centroizquierda", afirma.

Además, descarta que el hecho que su hija trabaje en el gobierno haya influido en su votación. "Soy contrario a la idea de que parientes de autoridades trabajen en cargos de confianza en el gobierno, en ninguna entidad pública en cargos de confianza, y que solo puedan participar si ganan concursos públicos, abiertos o a través del sistema de alta dirección público que es lo que hecho mi hija".

Tras la votación de la acusación constitucional los ojos de la oposición se han puesto sobre usted, luego de que como sector no lograran articular todos los votos para que el libelo siguiera su camino hacia el Senado. ¿Cómo quedaron las relaciones al interior de la oposición después de este resultado?

En distintas ocasiones anteriores ha habido una dramatización, exagerada a mi juicio, cuando parte de la oposición vota distinto. A veces hacia la Democracia Cristiana, a veces independientes, a veces radicales, pero a la semana siguiente se celebra la unidad detrás de algún proyecto de ley. Lo que está ocurriendo es que muchos no asumen que terminó el binominal y que la unidad monolítica de la A a la Z es imposible e ilusoria, tienen que asumir que la unidad se construye respetando las diferencias en algunas materias, valorando el acuerdo en otras, o construyendo acuerdos que nos muevan a todos desde nuestras posiciones iniciales en aras de un acuerdo, pero la lógico de la imposición tiene que dar paso a la lógica del debate, del diálogo, del convencimiento y de la aceptación de la diferencia, sino entendemos eso y no asumimos el cambio que representó el fin del binominal, vamos a asegurar la continuidad de la derecha en el gobierno.

¿Si los que lo critican siguen con esta "lógica de la imposición", como dice, en un futuro próximo se va a poder lograr pactos electorales o alianzas políticas?

Esa actitud lo único que consigue es achicar a la oposición, en lugar de hacerla crecer, en lugar de ampliarla, que es lo que uno tiene que hacer cuando busca convencer a la mayoría de los chilenos de que es una alternativa adecuada para gobernar.

¿Y esta actitud la están teniendo quiénes? ¿El Frente Amplio, el Partido Socialista o todos los acusadores?

No son (actitudes) institucionales, aunque algunos partidos cooperan más que otros en el 'empequeñecimiento' de la oposición, que no entienden que, por ejemplo, partidos que le exigen a la DC que tome las banderas del PC o del PS, cuando la DC tiene valor que está en su posición. Si la DC sigue al PC o al PS, obviamente no habrá alianza entre la izquierda y el centro, por lo tanto, no construirán mayoría. La construcción de mayoría supone la aceptación y la valoración de la diferencia, que cada uno desarrolle al máximo su potencialidad para captar su espacio en la sociedad chilena y, a partir de eso, construir diálogos y acuerdos que permitan ser mayoría, de otra manera cada uno quedará contento con su parcela, pero no llegaremos a gobernar de nuevo el país.

El Partido Radical, donde usted es miembro de la bancada, ayer en el almuerzo decidieron no pedirle la renuncia a la mesa directiva, sino que lo emplazaron a definir su domicilio político. ¿Es justo que lo culpen?

Yo no acepto ningún emplazamiento, no es la hora de los emplazamientos, es la hora del diálogo y del debate. Y yo soy diputado de oposición, he votado en contra de todo aquello que me ha parecido que no es beneficioso para el país. Voté en contra de la reintegración tributaria, la DC votó a favor, pero eso no la convierte en un partido de gobierno, votamos en contra de Admisión Justa y ahí estuvimos todos de acuerdo, pero hay ámbitos donde vamos a estar de acuerdo todos incluso con el gobierno, hay ámbitos donde vamos a tener desacuerdos nosotros, hay ámbitos donde nosotros vamos a estar de acuerdo para rechazar ideas del gobierno. Yo actúo desde el lugar en que estoy en la política, que es la centroizquierda, orgullosamente reformista, gradualista, que quiere cambios democráticos que articulen bien gobernabilidad y seguridad para los ciudadanos y eso me hace distinto a algunas opciones política y semejantes a otras, pero yo no acepto ningún emplazamiento. Yo tengo mi lugar y mis convicciones bien definidas y no creo que en la destitución de una ministra se juegue la posición que uno tiene en el tablero político. Porque lo que está en juego en una acusación constitucional no es si estás en contra o favor del gobierno, si los diputados son serios lo que está en juego es la pertinencia legal de las acusaciones, la proporcionalidad de la pena que se asigna a las irregularidades cometidas y el impacto político que uno analiza de cuál habría sido el resultado de la destitución, que para mí habría sido un resultado político peor porque la habríamos regalado a la derecha y al gobierno una heroína quemada en la hoguera por una oposición intransigente. Una mártir.

¿Y no comparte que ella sí salió fortalecida con su victoria en la Cámara?

No, ella no salió fortalecida, porque los que votamos en contra de la acusación, todos sin excepción declaramos que a ella la considerábamos una mala ministra, la más guerrera ideologizada y politizada de las ministras de Educación que hemos tenido, pero no era el juicio a la calidad de su ministerio, que por lo demás le sirve poco al Presidente Piñera para ampliar su base de apoyo, no es la persona indicada para buscar acuerdos que permitan hacer progresar sus proyectos de ley y me cuesta imaginar que va a terminar su ministerio junto con el Presidente Piñera.

Algunos en la oposición lo han criticado porque ha votado muchas veces con la derecha...

¿Pero no les preguntan a ellos cuántas veces han votado con la derecha? El 70% de los proyectos es votado por todos, derecha, centro e izquierda, por lo tanto, todos votamos con la derecha en ocasiones. Una vez un diputado del PC, que se equivocó en su votación, le preguntaron por qué había votado en contra y no había cómo explicarlo porque todos habíamos votado a favor y él se había equivocado, pero su respuesta fue 'porque vi a los de la UDI votando a favor'. Yo nunca le voy a dar esa explicación a mis electores. Yo voto a favor de aquello de lo que me formo convicción, es favorable o hace avanzar las cosas en la dirección correcta, trato de mejorar aquellos proyectos bien intencionados, pero con errores o equivocaciones y voto en contra de aquello de lo que me convenzo es malo para el país. Eso debiera ser la actitud de todo diputado.

¿Cómo ve que el jefe de bancada de su expartido el PPD también le haya pedido la renuncia?

Al principio pensé que era el partido y lo tuitié, pero me equivoqué, porque después vinieron a decirme colegas del PPD, lo mismo me ocurrió con colegas del PS, que me dijeron que no era una solicitud de la bancada, sino que era una solicitud individual y que tampoco era una solicitud del partido. Ni el PPD ni el PS están pidiendo mi salida de la vicepresidencia de la Cámara ni planteando que van a pedir la censura ni mucho menos. Eso me aclararon varios diputados de ambos partidos, lo mismo de RD su jefe de bancada y Gabriel Boric de Convergencia Social.

Una de las cosas que también circuló el mismo martes es que su hija trabaja en el ministerio de Energía. ¿Eso lo influyó a votar a favor de la ministra?

Cómo se te ocurre, eso entonces me determinaría el voto en todas las cuestiones relevantes. O sea, habría votado a favor de la reintegración tributaria junto a la DC, pero yo me convencí de que era mala y voté en contra. Yo soy contrario a la idea de que parientes de autoridades trabajen en cargos de confianza en el gobierno, en ninguna entidad pública en cargos de confianza, y que solo puedan participar si ganan concursos públicos, abiertos o a través del sistema de alta dirección público que es lo que hecho mi hija, que es una profesional, psicóloga de más de diez años de experiencia, que ha trabajado en distintos rangos públicos hace más de una década y que nunca ha tenido el apoyo de su padre para conseguir el empleo porque tiene méritos de sobra y jamás ha tenido un salario desproporcionado a su currículo y a su función.

Comenta