Tercera PM
Presenta:

Cómo Piñera monitorea la crisis política que abre muerte de mapuche

Presidente Piñera en la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean). Foto: Agencia Uno.

Desde Singapur, el Mandatario ha estado monitoreando la situación y pidió una serie de antecedentes sobre lo ocurrido en La Araucanía.


Fue el propio ministro del Interior, Andrés Chadwick, el que le comunicó al Presidente Sebastián Piñera, quien se encuentra en Singapur, de la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca en la comuna de Ercilla, en la Región de La Araucanía, producto de un impacto de bala en medio de un operativo del denominado Comando Jungla de Carabineros.

La noticia, según fuentes de Palacio, fue informada al Mandatario apenas se supo en Santiago, alrededor de las 19.00 (6 de la mañana de Singapur). Las mismas fuentes reconocen que se encendieron las alarmas en el gobierno debido a las reacciones políticas que comenzó a generar el tema, el que se transformó en la principal preocupación del Presidente durante la gira y en el foco de la atención de la prensa.

Durante esta jornada, marcada por este hecho, el Mandatario tuvo dos actividades públicas junto a la comitiva de empresarios que lo acompaña, instancias donde en Presidencia advirtieron que Piñera no se referiría al tema, lo que finalmente se cumplió, ya que se retiró del lugar sin abordar la muerte del comunero.

Durante toda la mañana, en Presidencia mantuvieron el suspenso respecto a si el jefe de Estado realizaría un punto de prensa para abordar la situación. Poco antes del cierre de esta edición, finalmente descartaron que fuera a hablar frente a la prensa, y el jefe de Estado optó por utilizar su cuenta de Twitter para referirse al asunto. “Respecto a lamentable muerte de comunero Camilo Catrillanca: gobierno agotará medios para investigar la verdad de lo ocurrido, solicitando fiscal de dedicación exclusiva. Al mismo tiempo, ratificamos deber de Carabineros de perseguir delitos y su derecho a defenderse cuando son atacados”, escribió el Mandatario.

Previo a la escueta declaración del Presidente, fue el ministro del Interior, en su calidad de vicepresidente, quien abordó la materia. El jefe de gabinete, tal como se definió previamente, recalcó que los hechos corresponden a un delito común y que no tienen relación con el denominado conflicto mapuche.

En La Moneda reconocen que se optó por hacer hincapié en que no corresponde al conflicto mapuche debido a que la materia les preocupa: sobre todo, dicen las mismas fuentes, porque se pone en riesgo los “avances” alcanzados en el marco del acuerdo nacional en La Araucanía, uno de los temas en los que el Presidente Piñera ha puesto mayor énfasis durante su segunda administración.

En Palacio sostienen que la oposición está utilizando políticamente el tema, lo que implica un riesgo. Además, creen que el hecho de que Catrillanca sea hijo de un Lonko hace que la situación sea más delicada aún.

En medio de este escenario, altas fuentes de Palacio indicaron que el Mandatario pidió una serie de antecedentes sobre los hechos ocurridos en Ercilla.

Ayer en la noche, además, los ministros del comité político se mantuvieron en contacto para coordinar cómo enfrentar la muerte del comunero.  En esas conversaciones se decidió mantener el viaje a La Araucanía de la vocera de gobierno, Cecilia Pérez, quien tenía previamente la visita agendada a la zona. Fuentes del gobierno señalaron que apenas llegó a Temuco, Pérez se reunió con el Intendente Luis Mayol para conocer más del tema. Además agregaron que la vocera no modificará la agenda que tenía planificada ahí, que se reunirá con las autoridades de gobierno de la región y que también visitará un hospital oncológico.

El objetivo, añaden las mismas fuentes, es que la secretaria de Estado monitoree desde la zona el tema y vaya informando al Presidente y a Chadwick. Todo esto, mientras el Ejecutivo sigue atento a las reacciones de la oposición y cómo evoluciona la compleja situación.

 

 

Seguir leyendo