El portazo del Congreso a Alessandri: Parlamentarios se resisten a convertir su estacionamiento en una plaza

FachadaCongresoWEB

El alcalde de Santiago quiere una plaza de Bolsillo en el terreno que hoy ocupan los parlamentarios como estacionamiento. Acusa que el valioso paño ubicado en calle Morandé está subutilizado y que los congresistas pueden pagar por transitar en auto hasta el centro.


Desde hace un tiempo el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, quiere ampliar los espacios verdes del centro de la capital. Y en esa idea empezó a mirar con atención el paño de 1.200 metros cuadrados que se emplaza en la esquina de las calles  Morandé y Catedral, y que actualmente ocupa el Congreso Nacional como playa de estacionamientos. Alessandri lo imaginó como una "plaza de bolsillo" con food trucks y  huertos comunitarios. Y así se lo planteó a las máximas autoridades del Senado, el socialista Carlos Montes y a su par de la Cámara de Diputados, Maya Fernández. La respuesta, hasta ahora, es "no".

El edil de Santiago primero tanteó terreno en entrevista personales con cada uno de los incumbentes y después formalizó su propuesta a través de una carta, la que fue respondida con una negativa.

El terreno ubicado frente a la puerta de Morandé 440, pertenece a Bienes Nacionales y está entregado en comodato al Congreso Nacional.  Siempre se ha proyectado construir ahí un edificio de oficinas, pero hasta ahora no ha habido presupuesto para concretar ese anhelo.

Alessandri planteó a los parlamentarios que entreguen el terreno mientras no tengan dinero para construir. La idea inicial era bautizar el espacio como "Congreso Nacional", pero luego pensó en hacerle un homenaje al ex senador Gabriel Valdés, nombrando la plaza como "El Conde".  La idea expresada por el alcalde a los parlamentarios es que trasladen sus autos al estacionamiento pagado que está frente los Tribunales de Justicia, en calle Compañía. Cree viable, incluso, hacer un subterráneo para conectar ese espacio con el edificio del ex Congreso.

Alessandri: "Los parlamentarios no se van a desangrar"

Alessandri dice a La Tercera PM que el argumento que más pesa en contra, es la inviabilidad económica planteada por los parlamentarios. Entregar voluntariamente ese paño para convertirlo en una plaza implica un desembolso que los parlamentarios hoy no tienen necesidad de hacer, pero que el alcalde cree que pueden.

"Esto solo tiene que ver con la voluntad del Congreso. Hoy hay un estacionamiento tapado con planchas de zinc, que tiene unas casuchas de madera. No hay ningún aporte al centro de Santiago (...) El contraste entre el edificio de la Corte Suprema es abismal", asegura.

El edil añade que "el uso que le está dando el Congreso a ese sitio de 1.200 metros no se condice con lo que queremos para Santiago. Es un uso exclusivo para sus autos que no aporta nada a la ciudad. Los senadores y diputados tienen dentro de sus dietas tienen un ítem para automóviles. Dentro de eso podría agregar esto. No se van a desangrar si tienen un ítem de gasto automotriz en sus asignaciones".

[caption id="attachment_237952" align="alignnone" width="407"]

El estacionamiento de Morandé es de exclusivo uso del Congreso.[/caption]

Hasta el cierre de esta edición el presidente del Senado, Carlos Montes, se abstuvo de responder el emplazamiento del alcalde de Santiago. En su entorno aseguran que, si bien el tema de la entrega fue planteado por Alessandri, aun resta que éste entregue una propuesta formal al Congreso.

En la Cámara de Diputados, sin embargo, coinciden en que no hay piso para la entrega gratuita del paño que ocupa el estacionamiento de senadores y diputados.

El ajuste de las asignaciones parlamentarias es un tema sensible para los parlamentarios. Recientemente ambas Cámaras pidieron al Consejo de Asignaciones Parlamentarias explorar la viabilidad de redistribuir fondos para el pago de estacionamientos en sus distritos, pero esta opción fue descartada y solo se permitirá el pago de los estacionamientos que tienen los parlamentarios en el aeropuerto.

El alcalde Alessandri también le pidió a Maya Fernández, en su calidad de máxima autoridad de la Cámara, que acceda a abrir a la comunidad los jardines del edificio patrimonial que da a calle Bandera, a lo que tampoco ha recibido respuesta. El edil dice que seguirá insistiendo en eso y en su plaza de Bolsillo.

Comenta