Presidente de los urgenciólogos: “El lugar ideal para que un paciente crítico sea tratado es una UPC, pero eso no está ocurriendo”

Luis Enberg, quien encabeza la Sociedad Chilena de Medicina de Urgencia, aborda el escenario que están viviendo estas unidades, donde están falleciendo más pacientes que en las áreas de enfermos críticos. También reconoce que los pacientes están llegando cada vez más graves. "Pese a que estamos sobrepasados, nosotros estamos haciendo el mayor esfuerzo para darle a cada persona el cuidado que necesita", sostiene.




El presidente de la Sociedad Chilena de Medicina de Urgencia (Sochimu), Luis Enberg, aborda en conversación con La Tercera PM la realidad que están mostrando las cifras: están falleciendo más personas con Covid-19 en las Urgencias que en las Unidades de Pacientes Críticos (UPC).

El médico plantea que pueden haber varias razones y una de ellas es el colapso de las camas críticas.

Además, advierte que los pacientes están llegando cada vez más graves, por lo que hace un llamado a no “aguantar” la consulta y utilizar las otras áreas, distintas de la Urgencia, que ofrece la red de salud.

Con todo, reconoce que los servicios de Urgencia son espacios finitos, que no se saca mucho reforzando con más médicos y que es difícil pedirle más esfuerzos a los facultativos que están dando su máximo rendimiento.

Por eso, plantea que la única solución es controlar la demanda y reitera el llamado a respetar las cuarentenas, el distanciamiento social, el uso de mascarillas y el lavado de manos.

¿Por qué están muriendo más pacientes en las Urgencias que en las Unidades de Paciente Crítico (UPC)?

Hay que tener en cuenta que a la Urgencia llega todo tipo de pacientes, leves, graves, de mediana complejidad y a la UCI le llega un paciente que ya se recibió en la Urgencia y fue estabilizado. Entonces la UCI muchas veces no alcanza a recibir los pacientes más graves porque nos llegan tan graves a nosotros que el paciente, lamentablemente a pesar de todos los esfuerzos, no logra llegar a una cama intensiva.

Los médicos dicen que en las últimas semanas los pacientes están llegando a la Urgencia cada vez más graves.

Así es.

¿A qué se debe? ¿Están aguantando ir a la Urgencia hasta en verdad estar graves?

Se debe al aumento de los contagios, se debe también a que la enfermedad está afectando en este momento a una zona de Santiago donde existe mayor comorbilidad, donde hay más hacinamiento y se debe también a que hay personas que se están aguantando. Es decir, pacientes que están consultando tardíamente ya que prefieren quedarse en la casa por el temor.

¿Pero eso no es algo lógico? El llamado ha sido no consultar para no saturar la red que ya está colapsado y solo acudir si es algo muy grave.

Esta es una enfermedad que se beneficia de la consulta precoz y eso es algo que hay que tener en la cabeza. Mientras yo identifique los síntomas de alarma y consulte lo antes posible, existe más beneficio. Por eso el llamado no es que la gente no consulte al médico. El llamado es a que lo haga, pero ocupando las distintos partes que tiene el sistema de salud, la Urgencia no es el único lugar. La red tiene una parte de menor complejidad, otra de mediana y una de mayor complejidad. Entonces el llamado es a que se consulte utilizando los niveles que ofrece el sistema de salud, es decir, consulta médica, consultorio e ir escalando a medida en que se vaya detectando que existe un mayor nivel de gravedad.

¿El aumento de la mortalidad en las Urgencias es porque ya no quedan camas en las UPC?

Esa puede ser una de las variables, pero no es la única. Porque si el virus contagia a una población que tiene de por sí más carga de otras enfermedades, existe mayor riesgo que la gente fallezca y haga una enfermedad más grave. El hecho de que las UCI estén al límite es un factor, pero no es el único. Pese a que estamos sobrepasados, nosotros estamos haciendo el mayor esfuerzo para darle a cada persona el cuidado que necesita.

Algunos médicos han dicho que el aumento de los fallecimientos por Covid en la Urgencia es porque son pacientes que no están recibiendo cuidados intensivos y lo que eso conlleva. Más personal, y todos dedicados en mayor proporción para ellos.

En las Urgencias públicas grandes el personal que trabaja es altamente capacitado. Incluso hay varias que tienen kinesiólogo terapista ventilatorio. Esa es como la Urgencia ideal. Hay otras que son de menor complejidad que no tienen todos los recursos, no tienen el ideal, pero a pesar de eso los pacientes están recibiendo el cuidado necesario. Si uno estableciera un mínimo, si dijera “este es el piso y de ahí para arriba se puede hacer”, las personas lo están recibiendo en la gran mayoría de los lugares. Están recibiendo el cuidado que se merecen y necesitan. Obviamente, en situación de pandemia, como los sistemas no están hechos para enfrentar esas situaciones, van a existir algunos casos en que puede que no lleguemos 100% al mejor de los cuidados.

Pero, a pesar de que un médico de Urgencias haga lo mejor que puede con un paciente crítico, es imposible comparar los cuidados que hay en esa unidad respecto de la que podría tener en una UPC.

Depende de la Urgencia. Esa respuesta no es absoluta. El espacio físico puede ser lo distinto. ¿Es el ideal? Claro que no lo es, en esto estamos de acuerdo. El ideal es que un paciente que tiene una patología crítica sea tratado en una unidad de paciente crítico. La Urgencia es una unidad transitoria que permite a un paciente grave recibirlo, estabilizarlo y derivarlo a la unidad que corresponde. No puedo decir lo contrario, el lugar ideal para que un paciente crítico sea tratado es una UPC, pero eso está ocurriendo debido a la pandemia y esa es la razón por la cual el Minsal está transformando camas en camas críticas. Lo ideal es que la Urgencia sea una unidad de paso, no una unidad para que el paciente se quede y haga la hospitalización completa.

¿Han aumentado los casos en que en los servicios de Urgencia han tenido que limitar el esfuerzo terapéutico?

La palabra no es limitación, es adecuación. Uno tiene que adecuar el esfuerzo terapéutico. A los médicos nos forman no para limitar el esfuerzo terapéutico, sino que adecuarlos para las necesidades del paciente. Y también a los deseos del pacientes, porque uno de 90 años, postrado, puede haber dejado establecido que de pasarle algo, quiere llegar hasta ahí no más. Los pacientes se evalúan caso a caso y se analiza si el tratamiento es adecuado. En otras palabras, se busca que el tratamiento provoque más beneficios que riesgo, más beneficios que daño. La autoridad sanitaria, los médicos, todos, estamos haciendo el esfuerzo para no tener que llegar a esas situaciones.

Si ya estamos en esta situación, ¿cómo se vienen las próximas semanas?

Más que eso, me gustaría darle las gracias a todos los médicos de Urgencia porque de verdad, y voy a decir un chilenismo, se están sacando la cresta. Y hay que seguir dándole. Pero hay que volver a pedirle a las personas que por favor respeten la cuarentena, el distanciamiento físico, que usen mascarilla, porque ya llegamos al momento en que no sacamos nada con aumentar la oferta si es que no disminuye la demanda y eso implica entender que hay que quedarse en la casa. Yo creo que pedirle más a los médicos o a los trabajadores de la salud, no sé si se puede. Estamos viendo incluso gente que ha tenido actitudes súper heroicas. De no parar de trabajar, ponerle todo el día el hombro, algo que es súper agotador.

¿Serviría reforzar las Urgencias con más médicos?

Es que las Urgencias son espacios limitados. Por dar un ejemplo, si yo tengo un espacio para atender a diez pacientes, no puedo poner 20 médicos porque voy a estar redundando en ese elemento. Por eso repito, lo importante es controlar la demanda. Es la única forma de que nosotros podamos contener esta ola de pacientes.

Comenta