Programas cancelados, rostros que desaparecieron: Cómo la TV local cambió a un año del 18-O

Tras el 18 de octubre de 2019, la televisión chilena enfrentó algunos de los momentos más críticos de los últimos años, con cambios en sus rostros principales, sus líneas editoriales, tonos y temáticas, que generaron un antes y un después en la pantalla nacional. Hubo figuras que no volvieron a tener cabida y el protagonismo se lo tomaron alcaldes y periodistas.




La televisión fue uno más de los espacios que mutaron a partir del estallido social. Desde el 18 de octubre de 2019 la pantalla chica mostró cambios en varios niveles, desde el enfoque de sus programas hasta sus figuras.

Con ello, analiza el director de la Escuela de Publicidad de la UDP, Cristián Leporati, “en general las empresas están buscando cómo conectar con la gente: cómo conectar con los clientes, y en el caso de la TV cómo conectar con las audiencias. Y es importante ese cambio porque si se hubieran mantenido los mismos rostros de siempre, los mismos animadores, sumado también a los mismos invitados, no habrían tenido la sintonía fina que les exigió, porque fue una exigencia vox populi de entre el 18 de octubre y diciembre del año pasado. Fue la forma en que la TV chilena intentó buscar una conexión con las personas”.

Los rostros “clase A” que salieron de la tv

Un par de semanas después del 18 de octubre el animador Ignacio Gutiérrez anunció su salida del matinal Buenos días a todos de TVN a través de redes sociales. Allí comentó que prefería “apostar por mi productora, donde hacemos contenidos de servicio social”, escribió en Instagram.

En diciembre, no obstante, Gutiérrez volvió al programa tras una nueva conversación con los ejecutivos del canal, para hacer dupla con María Luisa Godoy luego que el animador Cristián Sánchez resolviera dejar el programa. “Yo sé que hay varios trabajos complicados, pero hacer un programa 24/7 obviamente que tiene un efecto en el equipo”, dijo Sánchez en su emotiva despedida en pantalla.

También decidió dejar la TV Karla Constant, conductora hasta diciembre de 2019 del matinal Mucho Gusto de Mega. Sobre su renuncia, la animadora expresó que a partir del estallido social buscaba nuevos rumbos profesionales, y “hacer cosas que tengan más conexión con lo social dentro de un abanico de posibilidades”, comentó a LUN por entonces. Constant, sin embargo, volverá en noviembre próximo al matinal de Mega como reemplazo en las vacaciones de sus animadores oficiales.

Karla Constant en Mucho Gusto, de Mega.

Martín Cárcamo también se alejó del matinal Bienvenidos en diciembre del año pasado, tras ocho años a la cabeza del programa junto a Tonka Tomicic. La explicación que dio para su partida era un nuevo proyecto televisivo: la versión chilena del programa argentino Bailando por un sueño, cuyo desarrollo hacía incompatible su trabajo en el matinal de Canal 13, expresó él mismo. Dicho programa finalmente fue cancelado por la pandemia.

Pero su distanciamiento del programa se daba tras una complicada temporada para Bienvenidos post estallido social. Un cambio en el enfoque del programa, donde por ejemplo el periodista Polo Ramírez cobró más protagonismo; desencuentros en pantalla con algunos invitados, como la polémica entre Tomicic con Hermógenes Pérez de Arce, o Cárcamo con Juan Cristóbal Guarello; y ciertas tensiones en pantalla entre sus animadores, como ocurrió cuando se debatía sobre el alza del sueldo mínimo, y Cárcamo bromeó con el patrimonio de su compañera, que aseguró era mucho mayor que el suyo.

“Cuando cambias el contenido de la TV, cambias su estructura programática, cambias también sus voceros, sus rostros. No es poco”, analiza el académico Cristián Leporati.

Sobre el ítem “rostros de TV”, el periodista y crítico de televisión, Rodrigo Munizaga, reflexiona: “Los rostros de noticias tomaron la primera línea: Gonzalo Ramírez, Soledad Onetto, Montserrat Álvarez, Amaro Gómez-Pablos. De ellos, solo Montserrat ha demostrado preparación para conducir un matinal sin perder su seriedad y se nota informada. El resto, siendo sinceros, han dado bote o han sido intrascendentes. Es una lástima que Martín Cárcamo haya quedado fuera, afectó negativamente al matinal del 13”.

Cristián Sánchez en Buenos días a todos de TVN.

Recambio de panelistas: los que sacaron y los que se fueron

Una de las primeras panelistas que decidió salir de pantalla fue Marcela Vacarezza, parte del programa Buenos días a todos, de TVN. “Les planteé que los interlocutores válidos para estar en el programa en este momento son otros. Desde mi punto de vista, los matinales hoy requieren a los conductores, periodistas y otros actores sociales. Hay otras personas a las que la gente quiere escuchar”, explicó Vacarezza por entonces.

Al mismo tiempo, el matinal de TVN prescindió de figuras como el abogado Daniel Stingo, quien en los días posteriores al estallido protagonizó algunas discusiones con la diputada Marcela Sabat y el ex ministro Nicolás Monckeberg, dando cuenta de un perfil más confrontacional. “Me dijeron que venía un nuevo formato, que los ejecutivos de arriba, de dirección de programación, estaban viendo un nuevo formato, más periodístico, y que mi participación disminuía considerablemente. Les dije que no, que este cambio de circunstancias en este contexto histórico, no me resultaba conveniente”, expresó Stingo por entonces a La Tercera.

El periodista Mauricio Jürgensen también salió del matinal Bienvenidos en noviembre de 2019. “Todo lo que ha pasado en el país me ha hecho reflexionar y ver dónde puedo ser un mejor aporte”, explicó el periodista sobre su partida.

Mauricio Jürgensen en su despedida de Bienvenidos.

Rostros non gratos

Con la reestructuración del matinal Mucho Gusto de Mega se dio todo un reordenamiento de los panelistas, que hasta entonces repletaban la pantalla. Las salidas más relevantes fueron las de Patricia Maldonado y Karol Lucero, quienes hasta antes de la crisis social tenían un importante lugar en el programa, pero que post estallido despertaron cierta animadversión del público.

En el caso de Lucero, por ejemplo, se volvió recurrente en las mismas manifestaciones lanzar insultos contra el ex animador de Yingo.

El canal aseguraba por entonces que solo se trataba de una situación transitoria, pues “el enfoque por estos días ha sido más informativo y en el caso de Mucho gusto se adecuó a los tiempos de hoy. En ese sentido, se ha modificado momentáneamente el panel, no han estado más que los animadores y periodistas que interactúan con los invitados, analistas y políticos”.

En noviembre de 2019 se informó finalmente que Lucero no renovó contrato con la estación. En el caso de Maldonado, esta sigue con contrato con Mega, pero aún fuera de pantalla.

Roberto Cox y Macarena Pizarro.

Otro afectado fue el periodista Roberto Cox. Casi dos meses antes del estallido social, el reportero daba un salto en su carrera y debutaba como conductor del noticiero central de CHV junto a Macarena Pizarro. Pero tras un episodio vivido en Plaza Ñuñoa el 19 de octubre, donde fue insultado durante un reporteo en las manifestaciones, generó que Cox saliera de la conducción del central, y fuera enviado a cubrir las elecciones presidenciales en Argentina. Su rol fue reemplazado por Daniel Matamala.

El incidente en Plaza Ñuñoa hizo que el canal se replanteara su papel en el noticiero de las 21 horas, luego de ser una de las principales cartas del informativo para ese año.

“En un proceso de cambio como el que vive el país, claramente necesitas un producto, un contenido televisivo que una más bien y que no distorsione ni separe”, reflexiona Leporati sobre este tipo de figuras.

Programas reformulados, postergados y cancelados

El estallido llevó a la TV a reordenarse: la prioridad fue la información, quedando en segundo plano otros géneros de corte más frívolo. También impactó en esto una baja en los ingresos por concepto de publicidad a raíz de la crisis económica.

El foco estuvo puesto por ende en los departamentos de prensa, que coparon las transmisiones en los primeros días. Y aunque su presencia se fue reduciendo poco a poco, mantienen una extensión que pre estallido no existía.

Justamente para el crítico de TV, Rodrigo Munizaga, “donde sí hubo un cambio importante es en los noticiarios: se volvieron más investigativos, más imprescindibles, más didácticos. No es algo rotundo, pero hace 13 meses los informativos eran una vergüenza, parecían matinales, y hoy volvieron a dar lo de antes: noticias”.

ahora noticias
Los periodistas Soledad Onetto y José Luis Repenning, de Mega.

En el caso de los matinales, estos vivieron cambios profundos, modificando su esquema completo a raíz de la contingencia. Desaparecieron los segmentos de farándula, los espacios extensos donde se referían a la vida personal de sus panelistas, sacaron los bloques de cocina y las secciones de moda donde existían.

“La contingencia pasó a ser parte no solo de los noticiarios sino también pasó a ser parte del contenido más amplio en términos horarios de la tv”, comenta Leporati.

Por el contrario, todo lo que no respondiera a “lo informativo” fue quedando fuera de pantalla.

Entre las víctimas de esto estuvo el estelar Atrevidas, de Canal 13, que sería conducido por Tonka Tomicic, Raquel Argandoña y Francisca García-Huidobro. “Las parrillas programáticas de los canales responden a los intereses de las audiencias y naturalmente a la contingencia”, expresó Canal 13 por entonces. La señal explicó además que el proyecto se desplazaba para 2020, pero de acuerdo a trascendidos, el programa estaría descartado.

También salieron de pantalla espacios como Intrusos (La Red), el que fuera el último programa cien por ciento de farándula en la TV local; el late de TVN No culpes a la noche, y el matutino Viva la pipol (CHV), que salió para dejar todo el espacio matinal a Contigo en la mañana.

Una de las cancelaciones más comentadas fue la de la Gala del Festival de Viña, evento que desde 2011 se alzaba como uno de los programas más vistos de la Tv local. Y aunque en un primer momento se replanteó a partir de la crisis social como un evento sin alfombra roja, a puertas cerradas y con un foco social -en apoyo a las pymes afectadas por el estallido-, se descartó finalmente su realización como un gesto de “sobriedad” por el contexto del país, expresaron desde la producción en ese entonces.

Nuevos invitados y alcaldes matinales

Con el giro de los programas llegó también un nuevo tipo de invitados. Así, si la presencia del alcalde Joaquín Lavin y el ex ministro Francisco Vidal era casi anecdótica en el matinal Bienvenidos pre estallido, post movimiento social alcaldes, parlamentarios y ministros se volvieron invitados estables en los matinales de la TV local.

La TV también abrió espacio a representantes del mundo social, como emprendedores afectados por la crisis -que se vieron tanto en matinales como en espacios nocturnos-, y en móviles en vivo de programas matutinos se dio cabida a ciudadanos que expresaron duramente sus opiniones sobre la contingencia, y también sobre el mismo rol de la televisión en el estallido.

“La televisión cambió post estallido y luego con la pandemia, pero en el último tiempo todo ha vuelto a ser lo de antes”, considera Munizaga. “Un ejemplo que delata esto: el alcalde Lavín, el hoy precandidato presidencial Francisco Vidal, y la ex ministra Cubillos, durante meses hablando de temas ‘serios’, y hace poco se les vio disfrazados haciendo un sketch (en el matinal Bienvenidos). Ese momento es la fotografía más fiel de que los matinales y la TV cambiaron por un rato y luego volvieron a ser los mismos de antes. En eso tienen culpa la gente de TV, los invitados que se prestan para eso y el público que los ve”, concluye el crítico.

“La tv es claramente un espejo de lo que pasa en el país", añade Leporati por su parte, "y va a ir evolucionando en la medida en que evolucionen las audiencias. La tv se va a ir adaptando. Y en la medida que no logre esa conexión quedará afuera, y a través de lo que más le duele a la tv que es el rating”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.