“Que quede como señal”: la sentida reivindicación de Elizalde al Senado tras reponer fondos para museos de DD.HH. rechazados por la Cámara

El titular de la Cámara Alta aprovechó de enviar un recado a "quienes han sido muy críticos con la labor del Senado e incluso plantearon en algún momento que este fuera un sistema unicameral". "En este Senado, la votación de estos temas y el debate se hizo con altura”, dijo.


“Sólo quiero señalar... Voy a hacer un comentario corporativo”, dijo el presidente del Senado, Álvaro Elizalde (PS), al dar por aprobada la partida del Ministerio de las Culturas, en medio del debate presupuestario.

Luego de que la Cámara de Diputadas y Diputados rechazara los fondos del Servicio Nacional de Patrimonio, entidad de la que dependen diversos museos históricos, entre ellos fundaciones de derechos humanos y de memoria a víctimas a la dictadura, como también organizaciones que recuerdan el legado de los expresidentes Salvador Allende, Eduardo Frei Montalva y Patricio Aylwin, los senadores en forma casi unánime acordaron reponer estos montos.

“Sobre todo en la votación anterior, que fue casi unánime, salvo una excepción, quiero señalar... que quede como señal respecto de quienes han sido muy críticos con la labor del Senado e incluso plantearon en algún momento que este fuera un sistema unicameral, que, en este Senado, la votación de estos temas y el debate se hizo con altura. Por eso, quiero felicitar a todos los colegas, independiente de su punto de vista, dado que lamentablemente la Cámara de Diputados no había aprobado estas partidas”, dijo Elizalde, generando un aplauso transversal en la Sala.

Con sus palabras el titular del Senado quiso marcar un claro contraste con el clima que vive la Cámara Baja, donde las bancadas de gobierno y oposición siguen enfrentadas por tomar el control de la corporación. De hecho, esta semana se aprobaron censuras en algunas comisiones y se presentaron otras solicitudes de destitución.

Ese ambiente polarizado en la Cámara, que se acentuó en la carrera para elegir un nuevo presidente de la institución, tuvo como principal coletazo la caída de la postulación de la diputada comunista Karol Cariola, debido al veto de bancadas de derecha, de la DC, del PDG y algunos independientes, y el posterior ascenso del liberal Vlado Mirosevic.

El clima confrontacional volvió a manifestarse la semana pasada, durante la discusión de la Ley del Presupuesto 2023, ya que los diputados de derecha, en alianza con otras fuerzas no alineadas, lograron rechazar partidas relacionadas con planes de derechos humanos, entre ellos, los fondos para los museos de memoria y los aportes al Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH).

Lo curioso fue que los diputados DC se plegaron a la derecha en esa arremetida, que afectaba a las fundaciones de Aylwin y de Frei Montalva, expresidentes y figuras señeras de la Falange. En la bancada de ese partido, en ese sentido, admitieron que ello fue un error.

El antecedente puso en alerta al gobierno y al oficialismo ya que en 2023, uno de los hitos del mandato del Presidente Gabriel Boric será la conmemoración de los 50 años del golpe militar, donde es probable que las visiones históricas vuelvan a chocar y enfrentarse a medida que se acerque esa fecha simbólica.

De hecho, en la discusión presupuestaria, los diputados y algunos senadores de oposición propusieron rechazar los fondos para los actos conmemorativos incluidos en la partida de la Presidencia, argumentando, en parte, que el 11 de septiembre es una fecha que dividía a los chilenos. Al final esas indicaciones no prosperaron, no obstante, a modo de compensación, incluso con la venia del oficialismo, en el Senado se accedió a que la Presidencia de la República informe periódicamente, a modo de transparencia, el uso de dineros fiscales para los actos conmemorativos.

Al discutir el presupuesto para los museos, dentro de la partida del Ministerio de las Culturas, la derecha volvió a hacer su punto político, sin embargo, no puso reparos a que se repusieran los fondos. Incluso, el senador independiente-RN, Juan Castro, quien tenía una indicación para votar por separado los montos de esos museos, la retiró. Castro fue el único que se abstuvo, mientras que el senador republicano Rojo Edwards, que también tenía reparos por los dineros destinados específicamente al Museo de la Memoria, al final terminó votando a favor, a pesar de que igualmente en sus declaraciones a la prensa reiteró sus objeciones.

El gesto opositor fue agradecido por Elizalde, que además aprovechó de enviar un recado a las fuerzas de izquierda que tuvieron roles protagónicos en la disuelta Convención Constitucional, donde uno de los debates más tensos fue la propuesta para eliminar el Senado o al menos reducir sus atribuciones. Entonces, el Frente Amplio y el PC acusaban que la Cámara Alta era una institución conservadora y reaccionaria, además se le ponían otros calificativos como “machista”, “latifundista” y “patriarcal”.

La defensa del Senado no fue sencilla. Incluso para las anteriores autoridades de la corporación no fue una prioridad. De hecho, solo se transformó en un tema central cuando Elizalde asumió en la testera en marzo, con votos de Socialismo Democrático, Apruebo Dignidad, la DC y también de la UDI y Evópoli.

Entonces, el acuerdo estratégico que suscribieron las principales bancadas de senadores era que la institución se transformara en un espacio de diálogo y contención frente a la galopante polarización que estaba viviendo la sociedad y la clase política inmersa aún en debate de la Convención y el proceso constituyente.

Ese acuerdo estratégico se tradujo en un pacto administrativo, en el que las fuerzas de oposición y oficialismo se repartieron equitativamente los años en la presidencia y la vicepresidencia del Senado y, a la vez, se estableció una rotación en la jefatura de comisiones legislativas, instancias cruciales para discutir qué leyes se discuten. Gracias a ese acuerdo, por primera vez un socialista fue elegido en la presidencia del Senado con votos de la derecha, que en todo caso, el próximo año le corresponde liderar la institución, tarea que recaerá en el senador UDI, Juan Antonio Coloma.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Espectaculares imágenes aéreas muestran el avance del material piroclástico a lo largo de la isla, luego de que el macizo hiciera erupción después de casi 40 años.