Reina Isabel II mantendrá actividades ligeras y reuniones virtuales tras contagiarse con coronavirus

La reina Isabel II observa una ceremonia militar para conmemorar su cumpleaños oficial en el Castillo de Windsor en Windsor. Foto: AFP

La reina está siendo cuidadosamente monitoreada por su personal, al tiempo que los miembros de la familia real están preocupados por la salud de la monarca de 95 años.


El Palacio de Buckingham está siendo cauteloso frente al contagio de Isabel II, pero no está alarmado frente a los síntomas leves que presenta la monarca. Sus labores las sigue realizando con normalidad y todavía quiere cumplir con las audiencias en línea y las reuniones telefónicas.

Ayer, incluso se sintió lo suficientemente bien como para rendir homenaje a la medalla de oro que el equipo de Gran Bretaña ganó en los Juegos Olímpicos de invierno en Beijing y para celebrar la victoria de su caballo en Newbury.

Sin embargo, el personal la vigilará de cerca, ya que “está considerablemente más delgada y frágil” en comparación al año pasado, y la semana anterior había dicho que no podía moverse si no estaba apoyada en su bastón.

La monarca experimenta “síntomas leves parecidos a los de un resfriado” tras dar positivo en el test de Covid, pero espera estar en su despacho realizando “tareas ligeras”, según Palacio.

En el programa Today la reportera de la BBC Daniella Ralph dijo que el estado de ánimo del Palacio es de precaución, pero no de alarma.

“Hay un par de factores agravantes obvios aquí. En primer lugar, que tiene 95 años, casi 96, y eso la sitúa inmediatamente en la categoría de vulnerable. Además, cuando se ve a la reina ahora, está considerablemente más delgada y frágil que hace un año y, por supuesto, habrá que vigilarla cuidadosamente”, dijo la reportera de la BBC.

Añadió que posiblemente la reina reciba un tratamiento antiviral, pero hasta el momento Palacio no ha confirmado nada.

Isabel II está mostrando “síntomas leves de resfriado” tras dar positivo en el test de Covid y se espera que siga realizando tareas ligeras desde su despacho.

Lo que realmente le preocupa a la mayoría es la edad avanzada de la reina y su reciente estado de salud.

A pesar de ello, la monarca planea seguir realizando sus tareas e incluso continuar con sus reuniones telefónicas que tiene con el primer ministro, Boris Johnson, que usualmente realiza los días miércoles.

La reina Isabel II se ve en una pantalla a través de un enlace de video desde el Castillo de Windsor, donde reside, durante una audiencia virtual para recibir al embajador de Jordania en el Palacio de Buckingham. Foto: AFP

La reina también trabajará con sus cajas rojas, que le envían todos los días y que contienen documentos políticos, telegramas del Ministerio de Asuntos Exteriores, cartas y otros documentos de Estado de los ministros del gobierno y los representantes de la Commonwealth que tienen que ser leídos y, en su caso, aprobados y firmados.

Asimismo, mantiene todas las directrices de autoaislamiento tras dar positivo el domingo, pero su diagnóstico se produce luego de que el premier se prepara para dar fin a todas las restricciones sanitarias, incluyendo la de autoaislamiento, para la próxima semana.

Su diagnóstico se da a conocer tras una serie de casos de Covid entre la familia real y el equipo de la reina en el Castillo de Windsor.

El príncipe Carlos se reunió con la monarca la semana en la que dio positivo y la duquesa de Cornualles también se aisló tras contraer el virus.

Como era de esperar, los miembros de la familia real están “preocupados” por la noticia de que la reina dio positivo por Covid-19, según un experto consultado por el diario The Mirror.

El biógrafo real Robert Jobson, autor de William: The Making of a Modern Monarch, expresó su preocupación por el plan de la reina de seguir trabajando, pero dice que los grandes eventos reales, incluido el viaje de la duquesa de Cambridge a Copenhague esta semana, se habrían cancelado si las cosas hubieran sido graves.

En declaraciones a The Mirror, explicó: “La reina ha sido el modelo a seguir perfecto durante la pandemia de Covid-19″. “Su Majestad nos dijo en un poderoso discurso público televisado que nos volveremos a encontrar cuando tantos extrañaban a sus seres queridos durante los confinamientos”.

Este anuncio marca una semana complicada para la monarquía, primero fue el acuerdo económico al que llegó el príncipe Andrés con Virginia Giuffre por denuncias de abuso sexual. Luego, la policía británica inicia una investigación a la fundación del príncipe Carlos por la presunta concesión de títulos honoríficos y favorecer la ciudadanía británica al magnate saudita Mahfuz Marei Mubarak bin Mahfuz a cambio de millonarias donaciones.

Los 70 años en la monarquía han comenzado mal para la reina, pero se espera que pronto se recupere y pueda realizar sus tareas de forma regular, pero mientras tanto tendrá que ser atendida y monitoreada por los médicos reales.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.