Se busca consejero del CDE: Los baches del Gobierno para reemplazar a Javiera Blanco

Ya hay nombres corriendo extraoficialmente al interior del mismo CDE. Y los constitucionalistas hacen sus apuestas. Pero la piedra en el zapato es hacer compatible el requisito de tener una amplia trayectoria en el ejercicio de la profesión con el interés de los eventuales postulantes.


Hoy se cumplen 15 días de la renuncia de la ex ministra de Justicia Javiera Blanco al Consejo de Defensa del Estado, cargo en el que fue nominada por la ex presidenta Michelle Bachelet y del que se alejó  frente a la presión por las investigaciones penales derivadas de su labor como secretaria de Estado.

Por ahora no hay reemplazo. En el Ejecutivo dicen que el asunto se está revisando con parsimonia y no habrá novedades antes de tres semanas. Solo se han definido algunos criterios generales para dar con un nombre, como que sea profesional renombrado en lo jurídico.

Ya hay nombres corriendo extraoficialmente al interior del mismo CDE. Y los constitucionalistas hacen sus apuestas. Pero la piedra en el zapato es hacer compatible el requisito de tener una amplia trayectoria en el ejercicio de la profesión con el interés de los eventuales postulantes. Y es que en círculos judiciales no es un secreto que la remuneración que ofrece el organismo puede ser poco atractiva para un abogado de renombre en la plaza.

Según el portal de Transparencia el sueldo máximo del CDE llega a los $7.299.000. Una cifra varias veces menor de la que alcanza un abogado socio de un estudio importante, que factura en promedio 12 millones. “Sin duda (la remuneración) es un tema cuando se busca el perfil de un abogado de calidad”, dice un alto asesor de La Moneda.

Aunque reconoce que el nombramiento es facultad del Presidente Piñera, el expresidente del CDE, Luis Bates, hace algunos días dijo que prefería a alguien sin un perfil político, que se ajuste a lo técnico y que ojalá haya hecho carrera en el CDE.

Un destacado constitucionalista sostiene que la expectativa de Bates es razonable, pero compleja de alcanzar pues es difícil encontrar a un técnico- jurídico sin domicilio político.

¿Quienes suenan?

Un nombre que se repite desde la renuncia de Javiera Blanco es el de María Luisa Brahm, actual integrante del Tribunal Constitucional y ex asesora del segundo piso de La Moneda. Pero en su entorno aseguran que esa no es una posibilidad real.

En el edificio del CDE, en tanto, resuenan tres nombres por estos días: Francisco Pfeffer, Socio de Estudio Jurídico Pfeffer & Asociados; Juan Sebastián Reyes, quien ha ejercido como abogado del Consejo de Defensa del Estado desde el año 1988 y Hernán Peñafiel, docente y consultor en materias de prevención de corrupción.

El constitucionalista Javier Couso, insiste en que el elegido debe tener “probada competencia jurídica y altos estándares de probidad. Dice que es natural que los gobiernos instalen gente de su sensibilidad y frente a ese hecho dice que tiene su propio candidato: el abogado Sebastián Soto, ex miembro de la División Jurídica de la Segpres y actual asesor de medio tiempo del Segundo Piso de La Moneda.

“Si el Presidente Sebastián Piñera lo nombrara sería un aporte. Es una persona seria y con un intachable estándar de probidad”, asegura.

 

 

Seguir leyendo