Transformar la Ley de Lobby: El debate que instala el "Desastre de Rancagua"

09 de ENERO de 2019/VALPARAISO Foto Tamatica de dos diputados en la testera conversan en el hemiciclo durante el Proyecto de leyque modifica la ley General de Educación con el objeto de establecer la obligatoriedad del segundo nivel de transición de E...

La reunión entre el Fiscal Nacional, Jorge Abbott, y el senador Juan Pablo Letelier, sumado a los nuevos hechos ocurridos en el Ministerio Público, hicieron que se comenzará a debatir una posible reforma a la ley de lobby para que los miembros del Poder Judicial aumenten sus niveles de transparencia en relación a las audiencias que sostengan entre ellos y con autoridades.




Si el Fiscal Nacional se reúne con representantes de, por ejemplo, una empresa de informática que hace una oferta para cambiar los computadores que usan en el Ministerio Público, esa audiencia debe ser registrada como obliga la Ley de Lobby publicada en marzo de 2014. Lo mismo debe hacer un Fiscal Regional si es que, por ejemplo, la asociación de Fiscales le pide una audiencia por algún tema de funcionamiento interno.

Sin embargo, la ley excluye de ser publicadas las reuniones entre fiscales, o entre persecutores y abogados que representen a los involucrados en las causas o incluso una audiencia entre el Fiscal Nacional y un senador. Por eso, la posible reunión entre el fiscal Emiliano Arias y el abogado Luis Hermosilla no fue registrada aunque la que sostuvo el Fiscal Nacional Jorge Abbott y el senador Juan Pablo Letelier, en noviembre, sí se inscribió pero sin mayores detalles de lo que se conversó.

El denominado "Desastre de Rancagua", que ha dado paso a una dura disputa entre Arias y el fiscal Sergio Moya, aceleró un debate que se venía dando en los últimos meses: modificar la ley de lobby para que tanto ministros de la Corte Suprema como los fiscales el Ministerio Público aumenten sus niveles de transparencia y comiencen a registrar todas las audiencias que tengan entre ellos como también las que sostengan con otras autoridades como por ejemplo ministros o parlamentarios.

En esa línea, hoy, el ministro de Justicia, Hernán Larraín, en entrevista con Tele 13 Radio dijo que dentro de la reforma del sistema de nombramiento de jueces que el Ejecutivo viene preparando hace unos meses, se podría incluir una reforma a ley de lobby.

"Hay falta de transparencia en los sistemas. Por ejemplo, la ley de lobby no se aplica en todos los actos que realizan los ministros de las cortes o los fiscales. Nosotros creemos que deberían ser objeto porque la ley de lobby lo que permite es transparentar quién se junta con quién", dijo Larraín.

A lo propuesto por el ministro de Justicia se suma al proyecto de ley que presentarán a la vuelta de la semana distrital los diputados Tomás Hirsch (PH), Paulina Nuñez (RN) y Jorge Alessandri (UDI). Esa iniciativa busca ampliar la ley del lobby para que todas las reuniones entre autoridades tengan que ser registradas obligatoriamente. Excluyendo eso si, a las que sostienen miembros del Poder Ejecutivo con los del Legislativo.

"Son muchas las reuniones que hoy no están consideradas en la ley de lobby. Por ejemplo, si el Comandante en Jefe del Ejército se reúne con un ministro, no hay obligación de registrarlo. La ley habla de los intereses particulares y se supone que no hay intereses particulares entre autoridades entonces creemos que por transparencia deben estar incluidas las reuniones entre autoridades", comenta Hirsch.

Jorge Jaraquemada, miembro del directorio del Consejo para la Transparencia, cree que la iniciativa que están planteando los diputados apunta en el sentido correcto.

"Hay temas en que la ley sí se puede perfeccionar y uno de ellos es lo que apuntan los parlamentarios. Hoy, si dos personas que son sujetos pasivos de lobby, de poderes distintos, se reúnen, no tienen necesidad de dejar constancia de esa reunión. Tal vez, una forma podría ser avanzar hacia una transparencia total de las agendas de los altos funcionarios públicos independientemente de con quién se reúnen", comenta Jaraquemada.

Dudas por audiencias con abogados

Sin embargo, han surgido dudas respecto a cómo esa reforma podría afectar el trabajo de los jueces y fiscales en relación a que muchas de las reuniones que sostienen son relacionadas a causas específicas.

"Los fiscales regionales y el fiscal nacional deben registrar audiencias, viajes y regalos. Pero no respecto de las actuaciones de los abogados. Sin embargo, hay una discusión específica: sobre si las actividades que realizan los abogados ante los jueces y fiscales, el llamado 'lobby de pasillo', debiera ser regulado. Como la ley de lobby es una ley de agenda abierta, que plantea básicamente la transparencia de las audiencias, no debiera haber inconveniente. Pero actualmente las gestiones de los abogados están expresamente excluidas de la ley, entonces habría que cambiar todo eso de manera coherente", comenta Rodrigo Mora, ex encargado de transparencia del gobierno de Michelle Bachelet y abogado investigador de la fundación Chile 21.

En tanto, Alberto Precht, director ejecutivo de Chile Transparente, cree que la reforma planteada por el ministro de Justicia es posible si se separa bien su ámbito de acción para así no afectar el proceso de las causas judiciales. "Si bien en general nuestro sistema procesal se rige por el principio de publicidad, sería importante el poder agregar esta obligación para aquellas reuniones que sean distintas a las de lo casos que tramitan los fiscales, para que se de una igualdad de trato para las partes y para que no hayan interferencias indebidas", comenta.

Comenta