¿Voto a voto? El estrecho panorama en el Senado para la elección de José Morales como fiscal nacional

José Morales , Fiscal Centro Norte

El fiscal José Morales.

Los próximos días serán decisivos. El postulante a jefe del Ministerio Público está invitado a exponer el lunes al Senado, cita a la que pretenden asistir varios legisladores para hacerle preguntas. Otro factor clave será el despliegue de las ministras del comité político, que esta semana optaron por actuar en forma cautelosa para no tensionar el ambiente.


Las ausencias, las abstenciones, las inhabilidades o derechamente los votos en contra de 18 senadores bastarían para dar por rechazada la proposición del Presidente Gabriel Boric para que el fiscal regional metropolitano Centro Norte, José Morales, se transforme por los próximos 8 años en el nuevo jefe del Ministerio Público.

En vista de la responsabilidad que tiene el cargo de fiscal nacional en el combate al narcotráfico, al crimen organizado, la corrupción o la delincuencia común (hoy la principal inquietud de la ciudadanía y el mundo político), se trata de una de las nominaciones más trascendentales de la administración de Boric.

Sin embargo, para que la propuesta presidencial sea ratificada requiere el consentimiento de 33 de 50 senadores, lo que implica generar un acuerdo entre oficialismo y oposición.

Si bien en el gobierno y en algunos senadores existe confianza en que estarán los votos, las cifras -en el mejor de los escenarios para La Moneda- siguen muy justas, en el orden de 33 a 35 votos.

Incluso, dentro de la bancada UDI, considerada la más disciplinada del Senado, ocho de sus nueve senadores apoyarían la decisión presidencial. El representante gremialista por Aysén, David Sandoval declaró a La Tercera que “estoy por abstenerme”.

La bancada RN-independientes, la más grande con 12 senadores, sigue en suspenso. Si bien la mayoría apoyaría a Morales, no hay certeza de cuántos votos serán en definitiva: ¿ocho, nueve, diez? Incluso, hay quienes adelantan bajo reserva de identidad que votarán en contra o se abstendrán. Además no está claro si la senadora Paulina Núñez, quien desde el 24 de septiembre está fuera del país terminando un magíster, reaparecerá en el Congreso.

“Está muy hermética la decisión de los senadores”, anticipa el senador Juan Castro (indep.-RN).

El grupo de Evópoli, con tres representantes, también juega al misterio y solo fijarán su postura la próxima semana. Aunque en otras bancadas dan por descontado que no se restarán. “Lo estamos conversando”, dijo Felipe Kast el miércoles pasado.

El comité DC-Demócrata, que justo está viviendo la separación de sus cinco senadores, solo dos han expresado su respaldo a la nominación de Morales: Matías Walker y Yasna Provoste. Por su parte, Ximena Rincón y Francisco Huenchumilla no han querido pronunciarse públicamente, mientras que Iván Flores dijo que “no tengo ninguna información que me permita decir con certeza que lo voy a apoyar”.

En el oficialismo, los votos están más claros, lo que no quiere decir que no estén divididos.

El grupo de Apruebo Dignidad (PC, Frente Amplio y FREVS) no ha fijado postura, pero sus cinco integrantes tienen una visión crítica del perfil de Morales, debido su rol como fiscal en el caso Cascadas y en el juicio de colusión de las farmacias que terminó en una salida alternativa con clases de ética para los ejecutivos implicados.

“Me declaro en estado de reflexión respecto del nombre, no tengo la convicción de que sea el mejor candidato a fiscal nacional”, dijo el jefe de bancada del PC, Daniel Núñez, el miércoles pasado a La Tercera.

El jueves, Juan Ignacio Latorre, senador de RD (Frente Amplio), señaló que no anticipará su voto por la prensa, pero admitió que “hay antecedentes controvertidos respecto de las causas en las que ha participado (José Morales), que generan cuestionamiento”.

El senador del FREVS, Esteban Velásquez, señaló a un medio local que la próxima semana “cada senador tendrá que inclinarse por un fiscal cercano a las clases de ética (en una velada alusión al caso de las farmacias) o un fiscal que persiga los actos de corrupción”.

En la bancada del PS, que tiene siete senadores, solo hay tres votos firmes para Morales: José Miguel Insulza, Juan Luis Castro y Álvaro Elizalde. Hay otros tres senadores socialistas en suspenso y muy reacios a apoyar la propuesta: Fidel Espinoza, Alfonso de Urresti y Gastón Saavedra. Incluso Espinoza adelantó que podría no votar. La senadora Isabel Allende, por su parte, está con licencia médica y no está claro que llegue a votar. En el mejor escenario para el gobierno, el PS aportaría cuatro votos.

El grupo PPD-independiente, que aparecía como la bancada más favorable a la petición presidencial, también comenzó a enredarse. La proyección más optimista indica que solo habría cuatro a favor. Por ahora, solo hay tres votos confirmados por Morales: Ricardo Lagos Weber, Loreto Carvajal y Jorge Soria (en la medida que su salud lo acompañe el día de la votación). En duda se han declarado Pedro Araya, Ximena Órdenes y ahora el propio jefe de bancada, Jaime Quintana, quien adelantó a La Tercera, que no tiene decidido su voto. “Espero, luego de escuchar la presentación que haga el lunes, formarme una opinión sobre cuál va a ser su énfasis en materia de persecución del crimen organizado, materia en la que hasta ahora no le he visto mayor expertise”.

En otras bancadas minoritarias el cuadro está igualmente revuelto. El senador republicano Rojo Edwards votaría a favor y el independiente magallánico Karim Bianchi rechazaría la proposición presidencial. Por su parte, la senadora metropolitana Fabiola Campillai, al ser consultada por su postura, dijo que será “una sorpresa”.

Lunes, día decisivo

Para algunos senadores, los próximos días serán decisivos. Morales está invitado a exponer el lunes en la Comisión de Constitución del Senado, que preside Matías Walker, encuentro que se prolongará por casi tres horas en Santiago. A la cita pretenden asistir varios legisladores con el fin de hacerle preguntas, no solo en temas de crimen organizado y narcotráfico, también en la persecución de delitos económicos, de corrupción y de violaciones a los derechos humanos. Sus respuestas definirán varios votos, adelantan.

Otro factor clave será el despliegue de las ministras del comité político, que esta semana optaron por actuar en forma cautelosa para no tensionar el ambiente, en momentos en que el Senado estaba abocado a aprobar la Ley de Presupuesto 2023.

En las semanas previas, el rol preferente en las conversaciones lo desarrolló la ministra de Justicia, Marcela Ríos, pero igualmente fue reforzada por las titulares de la Secretaría General de la Presidencia, Ana Lya Uriarte, y del Interior, Carolina Tohá, además de algunos asesores presidenciales que colaboraron en los sondeos.

Desde algunas bancadas creen que Uriarte fue crucial en que La Moneda optara por Morales, en vista de que la carta inicial de Boric era proponer a la abogada Marta Herrera, jefa de la Unidad Anticorrupción del Ministerio Público. Sin embargo, desde RN, la UDI y desde algunos sectores oficialistas, le advirtieron a las ministras que rechazarían el nombre de Herrera, considerada una carta de continuidad del ex fiscal nacional, Jorge Abbott, de quien existe una mala evaluación de su paso por el Ministerio Público.

Si bien al Presidente Boric no le satisfacía ninguno de los cinco nombres propuestos por la Corte Suprema, por pragmatismo y por su experiencia en persecución de bandas se optó por Morales, ya que -según los sondeos del gobierno- era el que tenía más probabilidades de ser ratificado por el Senado.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.