¿Y qué dicen en Lima? “Mientras menos problemas tengan ustedes en Chile, menos problemas va a tener la zona”, afirma especialista

Boliviamar, en la costa de Ilo, Perú.

Columnista Aldo Mariátegui asevera que tras fallo de ayer el tema de diferendos "se acabó"y dice que salida al mar paceña a través de la plya Bolivia Mar, en la costa de Ilo, no se ha concretado "por la desidia boliviana, porque a ellos les conviene más salir por Arica, ahí tienen ferrocarril y facilidades". Prensa limeña ha recordado en los últimos días esta tesis.


La prensa peruana lo ha hecho notar más de alguna vez, a la sombra del juicio que murió ayer en La Haya. Y especialmente en las últimas semanas. “La República” en su editorial de hoy, también lo remarca: si Bolivia perdió con el caso ante la CIJ, entonces sería hora que centre su mirada en las otras y a veces olvidadas alternativas que tenía de llegar al mar.

Además de una ruta fluvial vía Paraguay, una de las opciones involucra precisamente a Lima. Se trata de Boliviamar, como se le conoce a la franja de 5 kilómetros de costa que Perú cedió sin soberanía por cien años cerca del histórico puerto de Ilo. Fue un tratado que firmaron en 1992 Alberto Fujimori y Jaime Paz Zamora.

Luego, en el 2010, el entonces canciller Peruano José Antonio García Belaúnde y la administración de Evo Morales ampliaron el acuerdo de Ilo. Ahí, además de facilidades económicas, se añadió un hito simbólico: La Paz podría levantar ahí una sede de la Escuela Naval y hasta colocar por primera vez naves de su Armada en el Pacífico.

Este último punto, según algunos expertos en el tema, fue lo que trabó el acuerdo y lo mantiene congelado. Al calor del fallo de ayer y conscientes de esto, autoridades diplomáticas peruanas explicaron esta mañana a La Tercera PM el componente “naval” molestó a “círculos más nacionalistas y chauvinistas, que se tomaron mal esto y lo obstaculizaron en nuestro Parlamento”.

Agregan que después ambos países acordaron levantar dichas piedras de tope, pero que hasta ahora eso sigue, literalmente, sin llegar a ningún puerto.

Pese a ello, en su editorial de hoy “La República insiste” en que “más allá de la posición oficial del Perú que, respetando la vigencia de los tratados, ha expresado simpatía y comprensión con la demanda marítima de Bolivia, la cesión de Boliviamar ha sido el gesto concreto más claro y específico de apertura a las expectativas bolivianas. Convendría que, ahora que se inicia una nueva etapa respecto de la solución de este problema, La Paz evalúe seriamente el uso productivo, estratégico y ventajoso de Boliviamar”.

No todos en Lima tienen la misma percepción. El periodista Aldo Mariátegui, columnista de Perú21, rechaza que dicha opción fracasara por pugnas internas en su país. Asevera que la idea “estaba trabada, pero más que todo por desidia boliviana, porque a ellos les conviene más salir por Arica, ahí tienen ferrocarril y facilidades; Ilo está a mucha más distancia de La Paz”.

“Nunca he escuchado que acá haya mucha resistencia por el tema de Bolivia, es un tema que no se ha hablado nunca, nadie le ha prestado mucha atención”, recalca.

Y ante el desenlace de ayer, Mariátegui sentencia que “mientras menos problemas tengan ustedes, menos problemas va a tener la zona”.

Recalca que “el tema ya se cerró. Con nosotros ya cerramos el tema del mar; ha quedado pendiente lo del triángulo, un tema muy menor”. Y agrega: “El triángulo que inventó Piñera, el problema ya se había acabado y a él se le ocurrió inventar el triángulo terrestre”.

Mariátegui hace ver que “la pretensión boliviana era absurda, ya hay un tratado firmado por ellos, voluntariamente, en 1904. Ya acabó para todos, ya está”.

Seguir leyendo