Tercera PM
Presenta:

Ya no podrán votar en la pastelería: Las definiciones de la postergada elección UDI

Foto: Archivo/Agenciuano

El martes pasado, el denominado “comité de hombres buenos” creado para hacerse cargo de la postergada elección UDI, tuvo su primera reunión y se confirmó que la elección será el 16 de diciembre, con lápiz y papel y que la mayoría de los locales de votación serán colegios públicos. Sin embargo, eso último aún no genera consenso.


Una pastelería en Zapallar, un negocio familiar e incluso la casa de un militante. Esos tres lugares fueron algunos de los locales de votación hasta donde alcanzaron a llegar algunos militantes de la UDI el domingo pasado, antes de que se decidiera suspender la votación por problemas con el sistema de voto electrónico. Pero para la elección del próximo 16 de diciembre, ya no se podrá emitir el voto mirando un mesón de pasteles.

Una de las primeras medidas del denominado “comité de hombres buenos” –creado especialmente para salvar el papelón- fue precisamente hacerse cargo de ese tema. Por eso, se decidió que todos los locales para sufragar el próximo 16 de diciembre sean colegios públicos, con la única excepción de dejar a la sede del partido en Santiago, ubicada en calle Suecia, para que puedan votar los militantes de Providencia.

Sumado a eso, en la reunión del comité electoral del martes pasado se planteó que a pesar de que el nuevo intento de elección será con la clásica modalidad “papel y lápiz”, se implemente un sistema donde los militantes UDI puedan votar en cualquier local del país, que no necesariamente tenga que ver con su lugar de inscripción. El planteamiento fue visto con buenos ojos desde el círculo del diputado Javier Macaya, pero  genera rechazo en el sector de la senadora Jacqueline Van Rysselberghe.

“Estamos haciendo todo lo posible para que así sea. No es engorroso: se puede tener computadores con una planilla excel que contenga el padrón, conectados a internet, para que así no puedas votar dos veces. Es lo más simple que hay. La elección frustrada era con esas condiciones y todos los candidatos hicieron la campaña tomando en cuenta eso. Las estrategias de campaña fueron definidas con eso en mente”, dijo el diputado Jorge Alessandri, apoderado de la lista de Macaya y miembro del comité electoral.

Desde el entorno de Macaya agregan que durante diciembre y enero un gran número de chilenos deja su lugar de residencia para irse de vacaciones, entonces este sistema podría ayudar a “garantizar un mayor número de votantes”. Sin embargo, desde el entorno de Van Rysselberghe rechazan de plano esa idea.

“Es impracticable. Hoy no hay ningún sistema tecnológico confiable que pueda dar garantías después de lo que nosotros vivimos el domingo, nadie se puede arriesgar a proponer un sistema mixto. Por un tema de padrón eso es imposible. Que se venga a proponer esto ahora es insólito”, dijo el concejal Oscar Aguilera, que forma parte del comité electoral por ser el apoderado de la lista de Van Rysselberghe.

Sin embargo, este tema se resolverá en la reunión citada para mañana viernes a las 13:30 horas.

Lo que sí está claro es que habrá notarios en los locales de votación, quienes deberán preocuparse de “certificar” el correcto funcionamiento de la elección luego de que ayer llegaran a buen puerto las conversaciones con la Asociación Nacional de Notarios y Conservadores. Por ley, las elecciones con el sistema tradicional tienen que ser garantizadas por un notario, por eso la participación de los notarios será sin costos económicos. Las papeletas que se usarán serán impresas por la misma empresa que contrata el Servel para las elecciones presidenciales y parlamentarias.

Seguir leyendo