Las razones de la derecha para mantener distancia de Orrego

El candidato a gobernador regional por la RM, Claudio Orrego, afuera de su local de votación en el Liceo Antonio Hermida Fabres. (Foto: Agencia Uno)

El oficialismo optó por no darle un apoyo institucional a la carta DC que compite con Karina Oliva en la segunda vuelta de gobernadores. Pero en el sector hay dudas sobre la conveniencia de apoyarlo o de facilitar un triunfo de la carta del Frente Amplio.




¿Qué hacer ante la disputa que Claudio Orrego (DC) mantiene con Karina Oliva (Comunes) por la gobernación de la Región Metropolitana? Esa es una duda que a una semana de la segunda vuelta de gobernadores regionales sigue cruzando al oficialismo y frente a la cual no hay una respuesta única y abundan los diagnósticos. Todos se cruzan con la carrera presidencial.

En el oficialismo ven un cuadro de múltiples factores. Si Orrego triunfa gracias a una parte de los 384 mil votos que obtuvo Catalina Parot el 15 y 16 de mayo, se corre el riesgo -creen- de fortalecer a la casi segura carta presidencial DC, Yasna Provoste, que ha hecho campaña con el exintendente. Pero dejar caer al decé en manos de la candidata del Frente Amplio, a su vez, convertiría a la gobernación en una plataforma casi segura para la carta del PC, Daniel Jadue. Y este es quien aparece hasta ahora como el más seguro contendor en una segunda vuelta con cualquier carta de Chile Vamos.

Según comentan desde RN, la UDI y Evópoli, la idea de un apoyo institucional al DC “se desechó rápidamente”, no solo porque el propio Orrego lo desestimó públicamente. También porque una parte de la centroderecha -la que quiere verlo en la gobernación- estima que un apoyo abierto del sector podría perjudicarlo, favoreciendo el discurso de su contendora.

Son, en todo caso, diagnósticos y opiniones que en su mayoría se escuchan en privado. Los dirigentes prefieren no intervenir en on the record en la recta final de la carrera.

“Que los partidos de Chile Vamos salieran a decir que íbamos a apoyar a Orrego en la segunda vuelta era como tirarle un salvavidas de plomo a su candidatura”, comenta en privado un dirigente del bloque.

El presidente de la UDI, Javier Macaya, reafirma que “Chile Vamos no tiene candidato, la elección es con voto voluntario, pero es evidente que hay mayor diferencia con una candidata que se reúne con funcionarios de Maduro y que antes trabajó con Alejandro Navarro”.

Con análisis así de cruzados, el oficialismo no ha logrado cuajar un guión único. Y eso queda en evidencia en la diversidad de posturas que han expresado los cuatro candidatos presidenciales del sector, y José Antonio Kast, del Partido Republicano.

Este último es quien está más cerrado a eventualmente apoyar al decé. “No vamos a hacer llamados ni para ir a votar ni para no ir a votar”, dice. “Esta es una elección entre el Frente Amplio con la izquierda dura y la ex Concertación y nosotros no vamos a participar en esa elección, porque ninguna de las dos líneas nos interpreta”, añade.

Desde Evópoli se afirma que Ignacio Briones votará por Orrego. El asegura que “por supuesto que iré a votar. No da lo mismo quién sea el primer gobernador y por lo mismo espero que muchos concurran a votar. Es clave que haya una alta participación que legitime este cargo, que va a tener un rol muy importante”.

Sebastián Sichel, en tanto, tomó palco. Su entorno reafirma que no vale la pena matricularse con Orrego cuando éste no ha dado garantías de gobernabilidad al sector si es que sale electo. Se cruza ahí la histórica disputa entre el abanderado independiente y quien fuera su correligionario y amigo en la DC (ver nota secundaria).

Hasta ahora, tanto el alcalde Joaquín Lavín (UDI) y la carta presidencial de RN, Mario Desbordes, han planteado públicamente que sí podrían votar por el exintendente el próximo fin de semana.

Lavín lo planteó el 23 de mayo en el programa Tolerancia Cero: “Si me preguntas de cuál me siento más cerca, de Claudio Orrego, porque además fue alcalde, tiene experiencia, fue intendente y creo que lo haría bien”. Y añadió: “Si hubiera voto obligatorio, votaría por Claudio Orrego. No sé si voy a ir a votar”. Desde su entorno explican ahora que está en reflexión al respecto y que no ha tomado una decisión.

Desbordes, en tanto, explicó ayer que “tomé una decisión y es que en la segunda vuelta de gobernador regional, como vecino de esta región, no me voy a abstener y voy a ir a votar (por) Claudio Orrego, porque creo que es una buena alternativa, no es contra Karina Oliva”.

Un elemento que también está considerando la dirigencia del oficialismo es la baja participación que tendría la segunda vuelta de gobernadores.

“En lo personal, aún no sé incluso si voy a ir a votar o no. No creo que tenga ninguna relevancia que gane uno u otro. Los dos candidatos son una de izquierda, otro de centroizquierda y nuestro proyecto es distinto”, comenta el jefe de bancada de la UDI, Juan Antonio Coloma, quien representa al distrito 14 de la región. Distinto a lo que señaló el senador RN por la región, Manuel José Ossandón, quien incluso antes de la elección dijo que apoyaría al decé y no a Parot.

Las declaraciones de Orrego

Después del shock inicial que significó que Catalina Parot no lograra pasar a segunda vuelta, en Chile Vamos comenzó a rondar la idea inicial de apoyar a Orrego.

En conversaciones informales entre personeros del sector y La Moneda, los comentarios apuntaban a que el exintendente DC era una figura más “dialogante”, mientras que Oliva es percibida como representante de una “izquierda radical”, lo que perjudicaría la convivencia con la administración Piñera en sus últimos meses de mandato.

Pero, al pasar los días, se diluyó la idea inicial de apoyarlo. En parte, porque distintos dirigentes resintieron el tono con que la carta DC reaccionó tras su triunfo, destacando que “la derecha fue derrotada”. También, apunta otro diputado, que la propia Provoste señalara que Chile “no merece otro gobierno de derecha”.

Ya está claro que no habrá respaldos oficiales, aunque se dejó en libertad de acción para que dirigentes y militantes definieran qué hacer ese día. Esa es una ventana que el propio Orrego ha tratado de aprovechar, señalando que apela al “voto transversal”. El falangista entiende que pedir apoyo a la derecha es riesgoso, pero que necesita los votos de Parot para vencer a Oliva.

Los alcaldes

Así como los presidenciables de Chile Vamos están en veredas distintas ante la candidatura de Orrego, los alcaldes del sector también tienen miradas distintas sobre si conviene apoyar o no al exedil de Peñalolén.

Consultados por La Tercera, el alcalde de Puente Alto, Germán Codina (RN); de Providencia, Evelyn Matthei (UDI), y las alcaldesas electas de Las Condes y Vitacura, Daniela Peñaloza (UDI) y Camila Merino (Evópoli), evitaron pronunciarse.

Pero los UDI Cristóbal Lira (Lo Barnechea), Hortensia Mora (Calera de Tango), Miguel Araya (Buin) y Rodrigo Contreras (Paine) aseguraron a este medio que van a respaldar al DC, porque lo conocen y aprecian su forma de trabajo.

A diferencia de los alcaldes que miran con simpatía al DC, Parot, en entrevista con La Tercera el 22 de mayo, planteó que “ninguno de los dos (Orrego ni Oliva) es lo que Chile Vamos debiera proponer al país en el futuro”. Otro de los competidores de esa contienda, el representante del Partido Republicano, Rojo Edwards, sostiene que “la debacle del sector, a mi juicio, ha ocurrido porque hemos votado por quien representa el mal menor muchas veces (…). Hace unos años fue Piñera y ahora es Claudio Orrego”.

Parot planteó que la elección del 13 de junio va a marcar una tendencia en términos presidenciales; otros dirigentes lo comparten pero la conclusión que sacan es distinta.

En Chile Vamos, algunos parlamentarios de la UDI y RN explican en privado que un eventual triunfo de la militante de Comunes podría generar “temor” en el electorado de derecha y, de esa manera, movilizar a las personas para que acudan a las urnas en favor de los candidatos a parlamentario del sector, así como también en la presidencial de fin de año.

En cambio, un alto dirigente de la UDI explica que “Orrego es lo que más conviene”, porque “si gana Oliva, Daniel Jadue tiene viento de cola. Va a ser dura la sensación de marea de triunfo”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.