Los Plazos del Registro Civil: dos meses para renovar carnet y cinco para casarse

FOTO: Cristóbal Escobar/Agencia UNO

Para evitar aglomeraciones y reducir las filas,el servicio implementó la reserva de horas online. Pero la demanda supera con creces la oferta, lo que redunda en largas esperas para trámites cruciales. Desde la entidad recalcan que se está trabajando para mejorar el sistema.


En agosto, luego de ser asaltada, Nicole Iporre (23) se vio en la obligación de renovar su documentación personal. Llegó a la oficina del Registro Civil de Ñuñoa, donde le indicaron que para estos trámites debía agendar una hora a través del sitio web, modalidad que se implementó en marzo pasado, a raíz de la emergencia sanitaria del coronavirus.

Iporre así lo hizo, e inició una búsqueda en todas las oficinas del Registro Civil más cercanas a su comuna, hasta que finalmente encontró, en Providencia. ¿El problema? Recién para el 4 de noviembre, es decir, una espera de tres meses.

La misma situación afecta a todas las personas que en la actualidad necesitan renovar la cédula de identidad, sacar pasaporte u obtener hora para un acuerdo de unión civil o matrimonio: la agenda está copada.

Por la crisis sanitaria y para cumplir el distanciamiento social, el Registro Civil decidió implementar un sistema de agendamiento que asigna horas para los distintos trámites de forma online, el que, tras debutar a inicios de año en algunas sedes, ya se encuentra operativo en las 400 oficinas a lo largo del país.

Los plazos

En la Región Metropolitana hay distribuidas 38 oficinas del servicio con agendamiento online. Si alguien en la comuna de Santiago necesita renovar cédula de identidad -hasta el cierre de esta edición-, podría tomar la única hora disponible del próximo 19 de enero, de lo contrario aguardar hasta la siguiente, nueve días más tarde.

Estos plazos, eso sí, son más bien anecdóticos, porque en la gran mayoría de las sedes de la capital los primeros cupos libres aparecen, de acuerdo al sistema de búsqueda, recién en febrero.

En regiones esta situación se repite. Por ejemplo, en Viña del Mar recién hay vacantes hacia el fin del próximo mes (26 de enero), mientras que en oficinas de Rancagua y Antofagasta no hay fecha disponible hasta febrero.

Hacia el sur la situación está más despejada: en Puerto Montt y Temuco es posible encontrar agenda durante la última semana de este año.

De acuerdo a las cifras del Registro Civil, más de dos millones de documentos vencerán antes de que culmine el año, lo que aumentará la demanda de horas para renovarlos. Frente a esta situación, desde el Registro Civil se informó que está en marcha un plan de contingencia que consiste en aumentar la dotación de funcionarios para ampliar la oferta de cupos.

Eso sí, las esperas, según detallan quienes han hecho el trámite, termina bien. “A pesar de que hay que esperar mucho por una hora, cuando llegué me hicieron pasar de inmediato y en 15 minutos ya estaba lista. El trámite fue expedito. Eso fue bueno, aunque tuve que esperar casi tres meses para sacar el pasaporte y la cédula de identidad”, puntualiza Iporre.

Matrimonio y unión civil

La pandemia, con sus restricciones de aforo, desincentivó notoriamente la realización de matrimonios. De hecho, mientras en 2019 se inscribieron 61.597, el año pasado fueron 37.647. Pero la flexibilización de las medidas en el país, asociadas a la baja de los contagios, avivó este año el interés de las parejas, que rápidamente retomaron sus planes.

En vista de ello, y para evitar aglomeraciones y filas, el Registro Civil modernizó el sistema. Y desde el 30 de marzo se puede reservar horas de manera online para las ceremonias de matrimonio y unión civil en 90 oficinas a lo largo del país. ¿El problema? Se debe aguardar al menos cinco meses para lograr un cupo.

Para estos trámites, la página del Registro Civil permite reservar en 42 oficinas dentro de la capital. Y algunas, como el caso de Vitacura, tienen un plazo de espera de ocho meses, aunque en la mayoría de las comunas se puede agendar desde mayo y junio de 2022.

Yehisis Prado (44) se enfrentó a la dificultad de reservar una hora. En septiembre inició los preparativos para su matrimonio, sin embargo, no pudo agendar en la fecha que le hubiese gustado: “Me demoré en encontrar hora. Yo y mi pareja nos queríamos casar en abril del próximo año, pero fue imposible encontrar un cupo. Intentamos en varias oficinas del Registro Civil de la zona, hasta que conseguimos en Ñuñoa. Nos vamos a casar en octubre”, cuenta.

La pareja evaluó otras horas disponibles en la comuna, a mediados de julio, pero prefirieron esperar unos meses, para asegurar un mejor clima. “Ya no es invierno y es mejor casarse en esa fecha, porque hace más calor y es mejor para los invitados”, relata Prado.

Fuera de la Región Metropolitana, los tiempos de espera también son abultados. En Viña del Mar, por ejemplo, hasta ayer quedaba la última hora para el 17 de diciembre, a las 10.00. La siguiente es el 6 de julio, cuando la agenda ofrece más alternativas.

En Rancagua, en tanto, no hay fecha hasta mayo, mientras que las personas que deseen casarse en Temuco deberán aguardar hasta septiembre de 2022.

Consultados por esta situación, desde el Registro Civil informaron que están trabajando para abrir más disponibilidad de agenda, especialmente tras la aprobación del matrimonio igualitario, que comenzará a regir en 90 días y se espera que incremente la demanda de cupos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Poner en práctica un ritmo pausado a la hora de comer, ayuda al cerebro a asimilar la ingesta de alimento y calmar el apetito.