Cámara escondida capta a uno de los felinos más misteriosos de América del Norte