La llegada de los migrantes a la frontera dispara la tensión en EE.UU.