Cambios de hábito tras la pandemia: salidas todos los días y reina la compra online

Según el reporte “Shifting Wallets: New Consumer Spending Habits”, desarrollado por el Mastercard Economic Institute, este año se ha visto un crecimiento en el e-commerce, tanto en negocios pequeños como grandes; las personas ahora realizan actividades antes reservadas para el fin de semana en cualquier momento y los viajes se recuperan a pesar de la inflación.



No cabe duda de que el panorama está revuelto. Entre la relajación de las restricciones por la pandemia y la inflación que aqueja a la mayoría de los países, llegar a conclusiones sobre los hábitos de los consumidores puede ser un desafío. Pero gracias al reporte “Shifting Wallets: New Consumer Spending Habits”, que publicó recientemente el Mastercard Economic Institute, ya se pueden sacar algunas conclusiones sobre hacia dónde irán enfilando las tendencias en los próximos meses.

Una de las principales conclusiones del estudio es que el consumo online finalmente se convirtió en una costumbre. Así, por ejemplo, la compra de víveres a través de internet creció un 70% en comparación con sus cifras pre-pandemia a nivel mundial. Mientras que el gasto a través de esos canales en pequeños negocios de servicios aumentó en un 59%, y en comercios más grandes, en un 34%.  En el retail, en tanto, el crecimiento se repite, pero en tendencia inversa, con las grandes tiendas subiendo un 66% versus un 27% de los más chicos, cuando se compara agosto de 2019 y el mismo mes de 2022.  “Las personas, en Chile y el mundo, se han adaptado rápido a los cambios que la tecnología ha impulsado. Además, el éxito del cambio hacia lo digital sigue siendo una fuerte tendencia, impulsado por el crecimiento continuo de las compras en línea”, resume Sergio Dias, Vice Presidente de Servicios Mastercard sobre la tendencia.

George Lever, gerente de estudios de la Cámara de Comercio de Santiago, da pistas de las proyecciones del fenómeno. “El potencial de crecimiento en parte está dado por la calidad de la experiencia y el expertise que adquirieron estos nuevos protagonistas, y por el fuerte desarrollo de los servicios habitantes, como la logística, que ha aumentado en forma significativa su capacidad, eficiencia y velocidad de respuesta”, explica y detalla que, en lo inmediato, el comercio físico se ha visto beneficiado por el fin del encierro “pero en el mediano y largo plazo retomaremos la tendencia de un e-commerce haciéndose más relevante, ganando mayor penetración”.

Otro de los hallazgos del reporte es que los días tradicionalmente reservados para ciertos gastos cambiaron. Así, por ejemplo, los fines de semana dejaron de ser para las salidas a comer y las compras, que ahora se realizan cualquier día de la semana. Un dato al respecto es que en Chile y Colombia la inversión en salidas al cine y al teatro aumentó significativamente los días miércoles y jueves, registrando un aumento mínimo del 3% total en ambos días desde 2019 a 2022. Sergio Dias resume los motivos tras este movimiento: “Gracias al aumento del comercio online, el teletrabajo, y por ende horarios laborales menos rígidos, hoy vemos transacciones de todo tipo los siete días a la semana”.

George Lever complementa cómo la pandemia contribuyó a este fenómeno. “Durante las primeras reaperturas vimos un cambio importante en los hábitos de visita al comercio, disminuyendo el factor vitrineo y recreacional y aumentando la visita ‘funcional’, con un objetivo de compra claro y premeditado, tratando de permanecer el menor tiempo en el lugar”, explica y advierte que “hay que esperar algunos trimestres para evaluar cuál es el nuevo punto de equilibrio y cuánto cambiaron estos hábitos, que aún presentan un grado de transformación importante”.

Vamos volando

En términos de actividades más ambiciosas, el reporte concluyó que, globalmente, son los viajes en avión los que se ven fortalecidos.  Así, las reservas se mantuvieron un 16% por sobre 2019 durante agosto de 2022, dando señas de que la demanda continúa, a pesar del complejo momento económico. Dentro de ello, se privilegiaron los tramos más cortos y dentro de los países, que crecieron un 18% y un 15%, respectivamente, entre mayo y agosto comparando este año y 2019. Mientras que los viajes largos han bajado 4% en esos mismos períodos, aunque también hay que considerar que, prácticamente, están de vuelta a los niveles pre-pandemia. Eso indica que viajar continúa con una robusta demanda en un entorno económico más difícil.

Sergio Dias da su opinión respecto de este escenario: “Las cifras dan cuenta de cómo los consumidores presentan hábitos que les ofrecen comodidad y certezas, pero también experiencias nuevas, con una fuerte tendencia a retomar actividades que se realizaban libremente antes de las restricciones de movilidad, pero considerando un escenario económico más difícil, con aumento de precios y tasas de interés, y riesgo de recesión”.

Mientras que George Lever advierte que todavía hay un largo camino por recorrer. “El turismo y los viajes estuvieron tan golpeados y tienen una base de comparación tan baja, que hoy vemos crecimientos espectaculares en comparación al año anterior, pero los niveles de actividad están aún muy por debajo de la pre-pandemia”, explica. Y agrega que esperan que el panorama se normalice: “Sicológicamente aspiramos a retomar la experiencia del viaje, e incluso tendemos a valorarlo más que antes por la pérdida vivida, pero en lo concreto estamos retomando gradualmente los hábitos de consumo respecto del rubro”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La iniciativa permite a cientos de niños ir al colegio en bicicleta, con la finalidad de generar consciencia a través de la entretención y la sustentabilidad.