El programa que busca elevar la conectividad de los colegios de todo Chile

Conectividad para la Educación 2030 es el nombre de la iniciativa impulsada por la Subtel, el Ministerio de Educación y proveedores como VTR, compañía que entregará cobertura de banda ancha a 1.297.000 alumnos a partir del próximo año.




Dicen que nunca se deja de aprender y para Héctor Valenzuela, profesor de música con 37 años de carrera, no fue la excepción. La pandemia significó un cambio tanto para sus alumnos como para sus métodos de enseñanza. “Tuve que aprender a como trabajar, sobre todo porque se trata de una asignatura práctica”, nos dice. Hace poco se había acondicionada una sala especial con aislamiento de ruido y producto del Covid-19 y los aforos reducidos, no se ha podido ocupar al 100%.

Una realidad mucho más compleja cuando la realidad de los alumnos del Liceo Santa Teresa de Los Andes de Viña del Mar es similar a la de muchos otros establecimientos subvencionados. “Si bien el colegio tuvo la posibilidad de prestar equipos a los alumnos, muchos tienen problemas de conexión en la casa, no se conectan o no pueden poner la cámara y es como estar hablándole a los espíritus”.

Y es que la nueva modalidad de educación híbrida que llegó con la pandemia para muchos llegó para quedarse. Y para ello, contar con una buena señal de Internet es esencial. Así es como, pensando en la educación del futuro que la Subtel y el Ministerio de Educación comenzaron a implementar el programa Conectividad para la Educación 2030, el cual busca mejorar las condiciones de conectividad de los establecimientos de todo Chile, con conexiones de calidad y gratuitas para mejorar el proceso educativo.

Elevar el estándar

La iniciativa, cuya implementación comenzó este año y se extenderá hasta el 2030, contempla el trabajo en conjunto del sector público y privado, a través de convenios realizados con proveedores de Internet quienes se adjudican zonas de conectividad para llegar con el servicio.

Tal es el caso de VTR, quienes en esta primera etapa se adjudicaron 20 de las 54 zonas de conectividad entregadas este 2021, lo que cubre las matrículas de 1.297.000 alumnos de enseñanza Básica y Media a través de 7 regiones del país. A la fecha, son 1.500 los colegios conectados y en el próximo año la cifra se elevará a 3.050 en todo el país.

El Subsecretario de Telecomunicaciones, Francisco Moreno, dijo que “El proyecto Conectividad para la Educación 2030 se hace cargo del déficit de conectividad que tenían nuestras escuelas y lo soluciona estableciendo las redes de alta velocidad como el estándar mínimo al que podrán acceder nuestros estudiantes, mejorando su aprendizaje”.

La exigencia del plan es elevar el promedio de velocidad de acceso por estudiante, de los 30 kbps que existían en 2020 a 195 kbps, lo que permite hacer uso de videos en el aula, plataformas de videoconferencia y otros insumos digitales. También se busca actualizar la tecnología misma de las conexiones: de un 24% de fibra óptica en el 2020 se busca pasar a un 57% solo este año.

Para Carlos Choupay, director del establecimiento que esta semana fue visitado por autoridades y representantes de VTR, la instalación de esta nueva red de conexión ha sido un gran avance para profesores y alumnos. “Inicialmente operábamos con sistemas muy mínimos y muchas veces dependíamos del internet de la casa de los profesores para poder hacer las clases. Hoy ya podemos contar con espacios para que todos los interesados puedan usar la infraestructura de su colegio para aprender o enseñar”, nos dice.

Así, de pasar a contar con solo algunas salas con cobertura de red, hoy todas las salas del recinto cuentan con acceso de alta velocidad. Por supuesto, para el director del colegio esto va mucho más allá que una solución para las clases híbridas durante la pandemia. “La idea por supuesto que es ir adaptándonos a esta nueva realidad que tiende a lo híbrido, pero también utilizar los recursos digitales para mejorar la educación cuando vuelva la presencialidad, o bien, pensar en digitalizar algunos procesos como las reuniones de apoderados”, adelanta.

Educación digitalizada

El proyecto no solo contempla la construcción de red en zonas urbanas, también se han tenido que habilitar establecimientos educacionales en sectores rurales o sin factibilidad de cobertura de proveedores.

Para Paola Veliz, Gerente de desarrollo de negocios y proyectos estratégicos VTR, el valor de esta campaña trasciende mucho más allá de lo que significa habilitar internet en un colegio. “Muchos de los colegios adjudicados se ubicaban en zonas donde VTR no llegaba con Internet, entonces nuestro mayor desafío ha sido tener que instalar y entregar cobertura en los exteriores de los establecimientos”, explica.

Así es como también, acompañados de la Fundación VTR, se han hecho cargo de la elaboración y difusión de contenido para acompañar a los nuevos usuarios de Internet en el camino, desarrollando destrezas e inteligencias digitales para obtener el mejor beneficio de las tecnologías.

Un proceso que también nos dice el profesor Valenzuela, ha invertido la relación de alumno y profesor, ya que muchas veces son los más pequeños los que lo ayudan a resolver dudas como poder compartir pantalla o descargar un video para proyectarlo a todos los alumnos. “A mis 65 años nunca esperé vivir algo así, pero yo creo que esta modalidad llegó para quedarse y lo ideal es que sea de la mejor calidad posible”, concluye.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.