La pastelería que busca levantarse del Covid-19 gracias al programa Impulso Tarapacá

La repostera iquiqueña Katherine Bórquez relata su experiencia luego de haber obtenido fondos para levantar su emprendimiento con el programa Impulso Pyme de 2019 y cómo ahora a través de su postulación al Plan Impulso Tarapacá ella y cientos de otras Pymes esperan lograr el apoyo para sobrellevar los efectos de la pandemia.




Para Katherine Bórquez, una animada repostera iquiqueña, el 2019 no fue un año fácil. La contingencia del 18 de octubre de aquel año afectó directamente las ventas de la pastería Pastely, su principal fuente de ingresos y mantenerla funcionando era una prioridad.

Tras varios intentos de buscar fondos para su negocio, Katherine decidió postular al programa Impulso Pyme 2019, con el que Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi buscó apoyar cientos de pymes y emprendedores de la región de Tarapacá.

Su postulación fue una de las escogidas por Collahuasi, logrando llegar así con las necesidades de Bórquez y su pastelería. La ayuda le permitió pagar cuentas pendientes y adquirir materia prima para retomar la fabricación de sus dulces.

Y cuando todo estaba volviendo a marchar bien, llegó la pandemia y con ello, miles de Pymes a lo largo del país como la de Katherine Bórquez volvieron a verse afectadas ante la contingencia.

“Para resguardar nuestra salud, decidimos cerrar la pastelería y trabajar desde casa. De todas formas, la propietaria del local nos prorrogó el pago del arriendo por algunos meses, dándonos la opción de pagar escalonadamente”, cuenta la mujer detrás de Pastely. Pero a pesar de la ayuda monetaria que significó poder postergar los pagos de arriendos, los gastos durante el año de la pandemia siguieron creciendo.

Tuvieron que transformar la casa para convertirla en su centro de trabajo y adoptar la modalidad de delivery para entregar sus productos de manera segura y a lo largo y ancho de la ciudad.

“Todo ha sido muy difícil, pero por suerte seguimos teniendo clientes fieles que nos siguen prefiriendo, aunque anímicamente también nos ha afectado, especialmente a mis papás, ya que esta situación genera cansancio, un mal dormir y estrés”, explica.

Y justo en medio de esta situación es que, a través de redes sociales, Katherine Bórquez terminó por enterarse de una nueva convocatoria de ayuda a las Pymes por parte de Collahuasi, llamada esta vez Impulso Tarapacá. En total, la iniciativa busca ayudar a 900 emprendimientos y contribuir además a agilizar 7 mil atenciones médicas pendientes que no han podido realizarse debido a los efectos de la crisis sanitaria.

Con este nuevo impulso, Katherine tiene claras sus prioridades, con las que por fin quiere dar el salto hacia lo digital: “Quiero saldar la deuda de arriendo de estos meses; comprar materia prima como harina, chocolate, azúcar, entre otros insumos de primera calidad que sólo compramos en Santiago. También, invertir en publicidad y contratar una persona que nos ayude en la venta online de la pastelería porque todo se promociona por redes sociales. Y además, comprar un cooler para cuidar la cadena de frío de algunos productos, ya que seguimos trabajando con el servicio de delivery y nuestras máquinas son industriales y no puedo instalarlas en mi casa”, añadió.

En ese sentido, Katherine hace un llamado a todos quienes, como ella, hayan tenido dificultades para mantener sus emprendimientos, que acudan a la nueva convocatoria de Impulso Tarapacá y puedan así solventar en parte el costo que para todos ha tenido un año complicado.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.