Las ventajas para el gaming que traen los nuevos notebooks de la onceava generación de Intel

Acompañados de las últimas tarjetas gráficas de Nvidia, la mezcla de mayor rendimiento y rapidez a la hora de jugar llega al mercado chileno de la mano de una serie de equipos presentados por MSI.




Cuando se busca un computador para jugar el rendimiento lo es todo, sobre todo si lo que se quiere hacer es disfrutar de los últimos lanzamientos del mercado con buenas gráficas y alto rendimiento.

Y para ello, contar con la última generación de una línea de procesadores es esencial, ya que te asegura que tu máquina podrá funcionar de manera ideal por mucho tiempo más.

Es por eso que los jugadores a la hora de buscar un notebook gamer deben fijarse en que su corazón esté al día. Y esa es la apuesta que compañías como MSI están realizando en estos momentos, al lanzar en el mercado una línea completa de computadores gamer equipados con procesadores de 11va generación de Intel.

Desde equipos de última generación como el GS66 Stealth, máquinas poderosas como la serie GE76 Raider e incluso para jugadores casuales como el GL76 Katana, el abanico de equipos es bastante grande.

¿Pero por qué es tan importante? Principalmente por la rapidez con la que operará tu equipo, tanto a la hora de realizar sus tareas como también de enviar y recibir datos.

La última generación de procesadores de Intel viene con 8 núcleos de procesamiento y mejoras que permiten hasta un 30% de mejor rendimiento en comparación a sus equivalentes de la generación pasada. Poseen además hasta 2 veces más de tamaño en su cache L3 para ejecutar aun más rápido las operaciones.

Otra de las ventajas de los computadores con procesadores Intel de 11va generación es el soporte de puertos Thunderbolt 4, compatibilidad con discos PCIe Gen 4 y lecturas de tarjetas SD Express hasta 3 veces más rápido que el promedio. Para hacernos una idea, un puerto Thunderbolt 4 es capaz de transferir datos a velocidades de 40 Gbps, lo cual lo hace ideal para trabajar con grandes archivos.

Pero para un gamer tan importante como la rapidez es la calidad de la imagen y es por eso que MSI también ha decidido combinar la potencia de la última generación de procesadores Intel con las tarjetas gráficas de la serie 30 Nvidia. Tarjetas como la 3050, 3060, 3070 y 3080 están disponibles en sus versiones móviles y gracias a la compatibilidad de alta velocidad con los puertos PCIe de 4 generación, son capaces de superar desde un 10 hasta un 40% el rendimiento de la antigua generación de tarjetas gráficas.

Y a través del MSI Center, podrás modificar la eficiencia de tu tarjeta, optando por un modo de gráficas discretas para ahorrar batería o elevarlos aun más con un overclocking para quienes juegan con su notebook enchufado.

Todo esto combinado con la tecnología Cooler Boost 5 y Cooler Boost Trinity, y las pantallas Ultimate Vision hacen que apostar por la dupla de onceava generación de Intel y la Serie 30 de Nvidia funcionen a la perfección de la mano de MSI.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.