Postula a la versión 2022 del Premio Aporte Urbano

En su octava versión, los organizadores buscan difundir los buenos ejemplos que tanto el sector privado como el público pueden producir en el desarrollo de buenos proyectos para las ciudades.



El lunes 12 de septiembre se abre la convocatoria para la edición 2022 del Premio Aporte Urbano, iniciativa que busca reconocer, destacar e incentivar aquellos proyectos construidos, que constituyen un aporte de calidad a las ciudades chilenas. Se trata de una nueva versión que espera replicar los buenos resultados de los años anteriores, y difundir ejemplos sobre cómo los sectores público y privado pueden trabajar en conjunto en favor del desarrollo de las ciudades.

A partir de esta fecha, quienes quieran postular pueden hacerlo ingresando a www.premioaporteurbano.cl, donde podrán subir sus proyectos a una de las cinco categorías que serán premiadas: Mejor Proyecto Inmobiliario de Densificación Equilibrada, Mejor Proyecto de Integración Social, Mejor Proyecto de Equipamiento o Edificio de Uso Mixto, Mejor Proyecto de Espacio de Uso Público y Mejor Proyecto de Intervención Patrimonial.

La fecha límite para postular es el día 13 de octubre. A partir de ese momento, el jurado especializado de PAU comenzará la etapa de revisión, en el que se visará el cumplimiento de las bases, que también se pueden encontrar en el sitio web de los premios. El 17 de noviembre, en tanto, se publicarán los proyectos nominados.

Una vez más, el Premio Aporte Urbano es organizado por la Cámara Chilena de la Construcción, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, el Colegio de Arquitectos de Chile, la Asociación de Oficinas de Arquitectos, y la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios.

El jurado, en tanto, está compuesto por un grupo permanente de nueve profesionales de la arquitectura, urbanismo, construcción y desarrollo inmobiliario, además de un invitado externo para cada categoría.

Los ganadores de cada categoría serán reconocidos en una ceremonia especialmente diseñada para esto, con la participación de todos los entes organizadores. Además del reconocimiento público, recibirán un obsequio y el derecho a emplear esta distinción en sus campañas publicitarias. Asimismo, la organización entrega la posibilidad de confeccionar e instalar una placa conmemorativa donde esté instalado el proyecto.

Ganadores anteriores

En su edición 2021, el Premio Aporte Urbano reconoció cinco proyectos en las distintas categorías premiadas.

En la categoría Mejor Proyecto de Regeneración o Rehabilitación Urbana, se impuso la restauración del Palacio Pereira y la Reposición de los edificios del CMN y ex Dibam, a cargo de los arquitectos Cecilia Puga, Paula Velasco y Alberto Moletto, bajo el mandato de la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas.

En la categoría Mejor Proyecto de Espacio de Uso Público, ganó Proyectos Componente Urbano- Programa para Pequeñas Localidades de Til Til. Como mandante de este proyecto está la SEREMI Metropolitana de Vivienda y Urbanismo, en conjunto con la Municipalidad de Til Til, mientras que en la ejecución del proyecto estuvieron YMT Ingeniaría y Construcción SA, Constructora Millancura SPA y CAW Arquitectos.

Como Mejor Proyecto de Equipamiento o Edificio de Uso Mixto, ganó el Centro Comunitario y CESFAM Matta Sur, diseñado por Luis Vidal + Arquitectos y construido por Boetsch SA, por encargo de la Municipalidad de Santiago.

Por su parte, Barrio Maestranza UKAMAU se quedó con la categoría Mejor Proyecto de Integración Social. Se trata de un proyecto especial, que fue encargado por el mismo comité de pobladores UKAMAU, en conjunto con Serviu RM, a los arquitectos Cristián Castillo, Emilio Becerra y Pamela González.

Finalmente, el PAU a Mejor Proyecto Inmobiliario de Densificación Equilibrada fue para Edificio Plaza Activa Zenteno, a cargo de REC Arquitectos y Felipe Errázuriz, por mandato de Inmobiliaria Activa.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La agencia espacial está realizando los preparativos finales para estrellar un aparato espacial contra una roca interestelar, en lo que será la primera prueba de defensa planetaria del mundo.