Televisión a la carta: Como los proveedores de TV se adaptan a un nuevo público

El uso de internet y el consumo personalizado de películas y series ha permeado hasta a los proveedores de TV quienes han desarrollado sistemas y convenios de contenido on demand para satisfacer a un nuevo cliente.




El consumo de videos a través de Internet ha cambiado para siempre la forma en la cual nos informamos, nos entretenemos o seguimos algún evento en vivo. No solo hablamos de contenido que está disponible en múltiples pantallas, sino que también con horarios definidos por el usuario. Algo impensado para quienes crecimos con un modelo de televisión tradicional basado en horarios de estreno y parrillas programáticas en donde el contenido llegaba a la hora definida por el emisor.

El impacto de esta nueva forma de ver TV ha sido grande, sobre todo en Chile. Ya en el 2018, la Radiografía de Consumo de Datos realizada por la Subtel mostró que el 39,6% del uso de datos de Internet en Chile se utilizaban para ver videos. Y según el estudio “Media Essentials 2021″ de IMS, el 80% de los chilenos dice haber utilizado un servicio Over The Top (OTT) como Netflix, Prime Video o HBO Max.

Por lo mismo, pareciera ser que los proveedores de televisión tradicional quedarían en desventaja. El modelo de televisión tradicional, con programación predeterminada y canales colocados en bloque pareciera correr en desventaja frente a las alternativas ofrecidas por Internet. Sin embargo, eso está lejos de convertirse en realidad ya que precisamente es la adaptación a los modelos no lineales los que están cambiando la forma de consumir la televisión, poniendo como nunca la atención en lo que los clientes quieren y cómo se comportan.

Alianzas y despliegue.

Una de las compañías que dentro de Chile ha logrado levantar un cambio en su modelo de negocios de cara a los clientes ha sido VTR. La compañía que desde la década de los 90 ha sido líder en lo que respecta al uso de televisión por cable en Chile, no ha pasado la vista gorda a los requerimientos de sus clientes.

La clave, desde la compañía, está en ofrecer siempre no solo la mayor cantidad de contenido, sino que el contenido sea del interés de los usuarios. Así, anteriormente veíamos como de manera regular se realizaban cambios en la parrilla de los canales ofrecidos con la compañía, agrupando las señales en grupos establecidos, o bien, apostando por alianzas para traer nuevas señales y acotar la oferta a las más requeridas.

Pero hoy, como sabemos, el público y sus hábitos han cambiado y si bien la búsqueda y refinamiento de la parrilla de canales sigue siendo importante, también lo es la capacidad de entregar contenido fuera del sistema tradicional. Algo pudimos ver en el año 2017 cuando se lanzó VTR Play, la aplicación que permitía sacar la experiencia de ver TV desde el televisor a los dispositivos móviles. Pero ese sería el primer paso.

Cristián Novoa, gerente de contenidos y publicidad de VTR nos comenta: “La propuesta de valor significa integrar las distintas necesidades de consumo y hábitos que hoy tienen las personas, ello implica ofrecer una experiencia de consumo integrada, que permita acceder en un solo lugar a la oferta de los canales en vivo más relevantes de la industria, incluyendo los mejores contenidos nacionales e internaciones, las librerías de contenido a demanda más distintivas del mercado, además de acceder a aplicaciones dentro de este mismo ecosistema de consumo”.

Hoy la compañía apuesta fuerte a la estrategia de contenido no lineal y lo hace desde dos frentes. El primero tiene que ver con la alianza estratégica con ciertos proveedores de contenido. Tal es el caso de los anuncios realizados junto a Warner Media, más conocido por los televidentes como la casa matriz de las señales de HBO. En el año 2020, VTR anunció la llegada de todas las señales Premium de HBO a los planes básicos de la empresa, lo que aumentó el valor de la suscripción al contar con contenido que en otros proveedores, era adicional.

Una alianza que este año se intensificó cuando VTR anunció que sus suscriptores contarían desde el día de su lanzamiento con suscripciones al servicio de streaming HBO Max, el que debutó en junio de este año en nuestro país con uno de los catálogos más cotizados. De esta forma, usando sus claves de acceso a VTR, los suscritos a algún plan de TV ya contaban con acceso a este servicio sin la necesidad de pagar una suscripción aparte, demostrando así que más que una competencia, la televisión puede adoptar al streaming como un aliado.

Y además de las alianzas, VTR también se ha preocupado de crear su propio ecosistema de videos On Demand. Los usuarios de la marca ya estaban familiarizados con el conocido Canal 900, el que desde hace años contaba con acceso a contenidos de libre acceso para sus usuarios. Este año, la compañía decidió darle un retoque al servicio que ahora es conocido como VTR+, al cual puede accederse tan solo presionando un botón.

Y tal como si se tratara de un streaming, VTR+ da acceso a miles de películas y series para que el usuario consuma a su tiempo y ritmo. Hablamos de más de 25 categorías que incluyen desde estrenos a 90 días después de haber salido del cine, dibujos animados, contenido familiar e incluso acceso a series y teleseries nacionales tanto recientes como de la década dorada de los 90.

“En definitiva, las personas no quieren un proveedor de contenidos único, se cansan de ver lo mismo, por eso la propuesta de VTR les interesa, ya que un solo lugar puede acceder a las ofertas de contenidos de los grandes estudios hollywoodenses, revivir contenidos nacionales o clásicos de todos los tiempos, acceder a los contenidos deportivos más relevantes del mundo, todo en un mismo control remoto”, recalca Cristián Novoa.

De esta manera, acercándose al modelo de consumo que hoy domina en Internet, la televisión tradicional también está avanzando hacia un cambio en su funcionamiento en donde el zapping y la espera serán reemplazados por las recomendaciones y las maratones de contenido.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.