Video: Mi trabajo es enseñar en un Hospital de Simulación

¿Te imaginas tener la posibilidad de poder equivocarte todas las veces que quieras mientras estudias? ¿Y que ese error forme parte de tu aprendizaje? Roxana Buscaglione es médica de la Universidad San Sebastián y enseña en un Hospital de Simulación, un lugar donde todo parece como si fuese real y donde la equivocación es bienvenida.




La tecnología en la medicina se ha transformado en una herramienta necesaria y esencial para avanzar hacia una salud más democrática y de mejor calidad. Gracias a ella, las tareas de planificación se hacen más sencillas y los resultados de tratamiento son más predecibles y seguros.

Además de eso, la tecnología en la educación médica ha aportado innumerables beneficios. Uno de ellos es poder practicar y poner a prueba los conocimientos en un entorno seguro y desenvolverse en un lugar tal como si fuera una instalación clínica de verdad.

A esto se le conoce como un Hospital de Simulación y es donde enseña Roxana Buscaglione, médica de la Universidad San Sebastián.

Para Roxana, la gran ventaja de contar con un lugar así es que los estudiantes pueden aprender del ensayo y el error: “Cuando el estudiante entiende que se encuentra en un entorno seguro, donde va a ir a aprender, donde el error es bienvenido y es una oportunidad de aprendizaje, claramente se entregan a la metodología y les gusta”, cuenta.

En un Hospital de Simulación hay salas de unidades críticas, pabellones, salas de urgencia, todos los elementos que se tendrían en un hospital real. Trabajan con maniquíes que tienen incorporado tecnología para que tenga respuestas fisiológicas tal como si fuera un paciente real.

Te invitamos a ver el siguiente video para que conozcas más sobre las ventajas que tiene esta metodología para los estudiantes del área de la salud y también para los pacientes.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.