Brasil aprueba la adquisición de Activision Blizzard por Microsoft

Además se refirieron a los cuestionamientos por la posible exclusividad de Call of Duty.


La compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft continúa su camino, y ahora el organismo regulador de Brasil ha aprobado la adquisición.

El Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE), emitió un comunicado, en donde se detallan las razones para dar luz verde a la transacción, mencionando que a pesar de los cuestionamientos que apuntan que esto podría afectar a PlayStation, dado que los juegos Call of Duty, podrían pasar a ser exclusivos de Microsoft, no debería ser un impedimento para la compra.

“Teniendo en cuenta la enorme popularidad de Call of Duty, es razonable inferir que si los juegos de Activision Blizzard ya no estuvieran disponibles en las consolas de Sony, los usuarios de PlayStation podrían decidir migrar a Xbox, o incluso a una PC, para seguir teniendo acceso a los juegos de la franquicia”, señala el organismo a modo de resumen.

Sin embargo, agregan que “como ya se vio, Nintendo actualmente no depende de ningún contenido de Activision Blizzard para competir en el mercado. A su vez, Sony tiene varios predicados: solidez de la marca líder mundial durante más de 20 años, amplia experiencia en el sector, mayor base de usuarios, mayor base instalada de consolas, catálogo sólido de juegos exclusivos, alianzas con múltiples editores, consumidores leales a la marca. , etc, lo que debería contribuir a mantener la competitividad de PlayStation en un posible escenario post-operación, incluso ante una posible pérdida de acceso a los contenidos de Activision Blizzard”

El comunicado, también señala que “es importante resaltar que el objetivo central de las actividades del CADE es la protección de la competencia como medio para promover el bienestar de los consumidores brasileños, y no la defensa de los intereses particulares de competidores específicos”.

De esta forma, el regulador brasileño es uno de los primeros en compartir su postura respecto a la compra, y se suma a la Autoridad General de Competencia de Arabia Saudita, que declaró en agosto que “no tenía objeciones”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.