El administrador de un sitio de piratería de manga fue condenado a tres años de prisión

Un tribunal japonés además determinó que el responsable de Mangamura deberá pagar más de 70 millones de yenes.


Un par de años después de su arresto en Filipinas, Romi Hoshino fue condenado a tres años de prisión por su papel como administrador de Mangamura, un sitio de piratería de manga.

Según recoge Anime News Network, durante este miércoles el Tribunal del Distrito de Fukuoka en Japón declaró que Hoshino era culpable de los delitos de infracción de derechos de autor y ocultación de ganancias criminales, por lo que fue sentenciado a los mencionados tres años de prisión y además deberá pagar dos multas que consisten en una primera infracción de 10 millones de yenes y otra multa adicional de 62 millones de yenes. Esa última sanción es debido a los ingresos que Hoshino obtuvo al operar el sitio que ofrecía distintos mangas de manera ilegal.

Mangamura debutó en 2016 y las autoridades japonesas comenzaron a seguir su rastro en 2018 ante las denuncias entabladas por editoriales como Kodansha.

Así, el acceso al sitio no solo fue bloqueado en 2018, sino que también se inició la persecución contra Hoshino quien, pese a ser un ciudadano japonés, se había trasladado a la ciudad de Manila en Filipinas donde finalmente fue arrestado y extraditado a Japón en septiembre de 2019.

De acuerdo a la Asociación de distribución de contenido en el extranjero de Japón, Mangamura fue visitado más de 620 millones de veces entre septiembre de 2017 y febrero de 2018, por lo que resulta evidente por qué las editoriales de manga querían combatir a este sitio pirata.

En ese sentido, ante la condena de Hoshino, la compañía Shueisha realizó una conferencia de prensa donde celebró el veredicto del tribunal. “Si las obras de aquellos que han dado todo por crear se regalan gratuitamente, se dañan los cimientos para la creación de obras interesantes”, señaló el representante de la editorial de mangas como One Piece.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.