Fans de Game of Thrones recordaron que a partir de hoy podrían encarcelar a George R. R. Martin

En 2019 el autor prometió que podían encerrarlo si “Los Vientos de Invierno” no estaba terminado en julio de este año.


En mayo del año pasado, cuando muchos fanáticos de Game of Thrones aún estaban lamentando el final de la serie, George R. R. Martin realizó una promesa que ilusionó a muchos con lo que podría ofrecer el entonces lejano 2020.

A través de su blog el autor dijo que, si no terminaba de escribir Los Vientos de Invierno antes de su aparición programada para una convención en julio de 2020 en Nueva Zelanda, los fanáticos podían encarcelarlo para que finalizar el libro.

“Si no tengo The Winds of Winter en mano cuando llegue a Nueva Zelanda para ir a Worldcon, tienen aquí mi permiso formal por escrito para encarcelarme en una pequeña cabaña en la Isla Blanca”, escribió el autor.

Como podrán notar en sus calendarios, solo quedan un par de días para que se acabe julio de 2020 y Martin aún no termina de escribir Los Vientos de Invierno. De hecho, recientemente el autor tuvo la audacia de contar que ahora planea publicar la novela el próximo año.

Obviamente a estas alturas muy pocos fanáticos creen en las fechas establecidas de Martin y en ese contexto no fueron pocos quienes durante esta jornada quisieron recordar las palabras del autor de la saga Canción de Hielo y Fuego.

Así, recuperando un tweet de Fandom al respecto, varios usuarios de Twitter se han dedicado a bromear con el arresto de Martin por su promesa incumplida. Después de todo, pese a que los planes de la Worldcon cambiaron por la pandemia, la aparición del autor y por ende su fecha límite autoimpuesta para presentar el libro era hasta este miércoles.

“Traigan las cadenas, reserven una celda y tráiganle a este hombre una máquina de escribir”, sentenció un tuitero.

“Ya oyeron al hombre”, añadió otra persona citando el mismo tweet.

Todo mientras otros usuarios de dedicaron a usar memes para comentar la situación.

Obviamente George R. R. Martin realizó esa promesa como una broma y, como en el contexto de la pandemia prácticamente todo el mundo está encerrado, “encarcelar” al autor en una cabaña tampoco parece un gran castigo por el largo retraso del libro.

En ese sentido, por ahora solo queda esperar que estos días de confinamiento de verdad sirvan para que el autor termine de una vez por todas la historia y la eterna postergación de Los Vientos de Invierno llegue a su fin.

Comenta