Google dejará de darle información gratuita a la policía y al gobierno estadounidense

Google

Google sabe todo sobre ti, pero no están dispuestos a entregar esos datos de manera tan fácil, y menos gratis.


Un reportaje del New York Times reveló que Google comenzó a cobrarle ciertas tarifas a las fuerzas del orden y las instituciones gubernamentales de Estados Unidos, quiénes suelen solicitarle a la compañía ciertas recopilaciones de datos de sus usuarios que sean relevantes para investigaciones o casos en curso.

Según el reportaje, Google estaría cobrando tarifas desde los $45 dólares ($35.500 pesos chilenos) por una citación, hasta $245 ($193.000 pesos chilenos) por una orden de registro.

Aparentemente, la compañía estaría recibiendo un gran volumen de solicitudes por parte de distintas instituciones públicas de entregar los datos de sus usuarios, por lo que han decidido cobrar estas tarifas para compensar los costos de recopilar esta información. Legalmente hablando, tienen todas las facultades para poder hacerlo.

En el reporte de transparencia de Google sobre las solicitudes de información de los usuarios, la compañía reveló un repunte en pedidos durante la última década, con encargos por más de 160 mil cuentas en el 2019. Entre el 60% y 80% de los casos judiciales en los últimos años, Google ha entregado compilaciones de datos.

"Revisamos cada solicitud que llega para asegurarnos de que satisfaga los requerimientos legales y las políticas de Google", dice el reporte. "Si sentimos que un pedido es demasiado grande (pedir demasiada información considerando las circunstancias entregadas), buscamos reducirlo".

Google también afirma en sus políticas que, en cuanto a las solicitudes de instituciones gubernamentales de los Estados Unidos, "por lejos las más comunes son las citaciones, seguidas de las órdenes de registro". También afirma notificar a los usuarios de quiénes se haya solicitado información cuando es posible, "es nuestra política dar aviso al usuario vía mail antes de que cualquier información sea compartida con la ley, excepto cuando esa notificación sea prohibida por la ley".

La seguridad de datos y el gobierno estadounidense han tenido una álgida relación en las últimas semanas, con varias instituciones presionando a Apple para que entregue información privada de sus usuarios, e incluso llegando a hackear un iPhone para conseguir los datos de un sospechoso, es en este escenario que Google ha decido monetizar la entrega de datos de sus usuarios, independientemente de si esta es su responsabilidad o no. Aparentemente la compañía tiene una meta clara, no perder dinero ni oportunidades.

Comenta