Hackers rusos habrían atacado a organizaciones que están desarrollando vacunas contra el coronavirus

Agencias de seguridad de Estados Unidos, Reino Unido y Canadá sostienen que estos grupos estarían asociados al gobierno ruso.


Mientras todo el mundo sigue expectante por el desarrollo de una vacuna efectiva contra el COVID-19, el Centro Nacional de Seguridad Cibernética del Reino Unido (NCSC por sus siglas en inglés) denunció que hackers rusos estarían atacando a distintas organizaciones que están trabajando en vacunas contra el coronavirus.

Mediante un comunicado que también fue respaldado por agencias de seguridad de Canadá y Estados Unidos, la NCS aseguró que el grupo conocido como APT29, Cozy Bear o Dukes habría realizado ciberataques “persistentes, altamente selectivos y continuos” contra organizaciones que están trabajando en vacunas contra el coronavirus. Todo como parte de lo que la NCS tachó como un intento “malicioso” de robar su investigación.

Por otra parte, acuerdo a la agencia británica, APT29 “casi con certeza opera como parte de los servicios de inteligencia rusos”.

Pero, según recoge la BCC, desde Rusia negaron estas acusaciones

“No tenemos información sobre quién ha hackeado a las compañías farmacéuticas y los centros de investigación en Gran Bretaña. Podemos decir una cosa: Rusia no tiene nada que ver con estos intentos”, dijo Dmitry Peskov, vocero del presidente de Rusia, Vladimir Putin.

De acuerdo a la NCS, APT29 habría usado técnicas “que incluyen spear phishing y malware personalizado conocido como ‘WellMess’ y ‘WellMail’” para vulnerar la ciberseguridad de las organizaciones que no fueron individualizadas en el reporte.

“Condenamos estos ataques despreciables contra quienes realizan un trabajo vital para combatir la pandemia de coronavirus”, dijo Paul Chichester, director de operaciones del Centro Nacional de Seguridad Cibernética del Reino Unido (vía Business Insider). “Al trabajar con nuestros aliados, la NCSC se compromete a proteger a nuestros activos más críticos y nuestra principal prioridad en este momento es proteger al sector de la salud”.

Cozy Bear es un reconocido grupo de hackers y por ende esta no es la primera vez que llama la atención de las autoridades a nivel mundial. Después de todo, previamente esa agrupación había sido acusada de participar junto al grupo Fancy Bear en el hackeo al Comité Nacional Demócrata en 2016. Un hecho que en última instancia provocó la filtración de los correos electrónicos privados de Hillary Clinton antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Comenta