MGM podría perder hasta 50 millones de dólares tras posponer el estreno de No Time To Die

bond-007

Pero las pérdidas podrían haber sido mucho más grandes si los ejecutivos no hubiesen actuado ante el escenario actual del coronavirus.


La medida de retrasar la próxima película de James Bond, No Time To Die, tendrá un alto costo para los estudios involucrados. En medio de la contingencia por el coronavirus, MGM y Universal Pictures decidieron mover el lanzamiento desde abril próximo a noviembre.

De cara a esos siete meses de retraso, ahora THR reportó que el estudio podría perder al menos $30 millones de dólares. Más aún, también se estima que la decisión podría elevarse hasta los $50 millones de dólares.

La pérdida tiene relación, principalmente, con la campaña de marketing de la película, pues esta ya estaba entrando en su fase final de promoción. Por ejemplo, gastaron $4.5 millones de dólares para un comercial del Super Bowl que promoció el estreno para abril.

Pero más allá de ese escenario, obviamente la decisión no fue tomada al azar. Diversos analistas plantean que la última película del agente 007 a cargo de Daniel Craig podría haber tenido un 30% menos de ingresos debido a las zonas afectadas por el coronavirus, incluida China.

Aunque el gigante asiático no es ha sido hasta ahora un mercado clave para la franquicia, hay varios cines cerrados alrededor del mundo, incluyendo a Japón e Italia. En contraste, la expectativa del estudio es que la película logre superar los mil millones de dólares de recaudación y para ello requieren un lanzamiento global sin contratiempos.

En ese contexto, dejar de ganar $300 millones de dólares era un golpe muy duro ante el alto costo que implicó la realización de No Time To Die.

Comenta