Las series de El Señor de los Anillos y Cowboy Bebop fueron autorizadas para reanudar sus producciones en Nueva Zelanda

La adaptación de Sweet Tooth y la próxima temporada de Power Rangers también recibieron luz verde para comenzar su trabajo en ese país.


Las series de El Señor de los Anillos y Cowboy Bebop estarían un poco más cerca de retomar sus respectivas filmaciones.

De acuerdo a Deadline, el viernes pasado el Ministerio de Negocios, Innovación y Empleo de Nueva Zelanda anunció que un total de seis producciones recibieron exenciones fronterizas para reanudar o comenzar su trabajo en ese país.

Entre las producciones elegidas por las autoridades neozelandesas se encuentran las mencionadas series de El Señor de los Anillos y Cowboy Bebop, además de Power Rangers Beast Morphers, la adaptación de Sweet Tooth amparada por Netflix y la película Greatest Beer Run Ever de Peter Farrelly.

Por supuesto, esto no significa que las producciones mencionadas anteriormente comenzaran inmediatamente sus respectivas filmaciones en Nueva Zelanda. Después de todo, además de las cuarentenas que todos los involucrados en estas apuestas tendrán que guardar al llegar a ese país, cada una de las producciones tiene planes específicos para retomar su trabajo.

En ese sentido, Deadline cuenta que la serie de El Señor de los Anillos ya está realizando “trabajos preliminares” en Nueva Zelanda y actualmente el objetivo de sus responsables sería retomar las filmaciones en septiembre.

Por su parte, los responsables de la serie de Cowboy Bebop aún no tendrían en la mira una fecha clara para continuar el rodaje, “pero se espera que la serie continúe filmando en los próximos meses”.

Tanto la serie de El Señor de los Anillos como la adaptación live-action de Cowboy Bebop detuvieron sus respectivas filmaciones debido al coronavirus. Sin embargo, mientras la nueva historia de la Tierra Media había logrado filmar dos episodios y había planificado una pausa por otros motivos, la apuesta de Netflix alcanzó a filmar un par de capítulos antes de paralizar su trabajo debido a una lesión de su protagonista, John Cho.

Comenta