El trabajo en la serie de Obi-Wan Kenobi fue detenido

obi-wan

Sí, otra producción de Star Wars ha sufrido problemas. En esta ocasión se trataría de inconvenientes con los guiones.


Un nuevo problema habría surgido para la era Disney de Lucasfilm. En esta ocasión, una nueva decisión corporativa habría puesto una barrera a uno de sus proyectos ya anunciados, enviando a un maestro jedi a un territorio cercano a la orden 66.

De acuerdo a un reporte de Collider, la compañía decidió paralizar los trabajos en la serie de Obi-Wan Kenobi que protagonizaría Ewan McGregor para la plataforma de streaming Disney+.

Según sostienen, los miembros del equipo que trabajaban en la serie en los estudios Pinewood de Inglaterra fueron enviados a sus casas, solo con el aviso de que la pre-producción ha sido detenida de forma "indefinida"

Otros portales ya han ratificado el reporte, sosteniendo que diversas fuentes han confirmado lo que postula Collider: aunque la serie sigue en desarrollo, y la idea no ha sido cancelada, los guiones necesitan mucho más trabajo. De ahí que los responsables, que incluyen a la directora Deborah Show (The Mandalorian) como showruner, se enfocarán primero en encausar la historia.

En The Hollywood Reporter agregan que solo dos guiones habían sido escritos, de los seis planeados, en una historia que se enfocará en cómo Obi-Wan cuida a un joven Luke y con una posible aparición de Leia. Pero como eso era considerado como demasiado similar a la historia de The Mandalorian, desecharon el plan y ahora buscarán hacer un arco de cuatro episodios. Ewan McGregor y Deborah Chow seguirían a bordo.

Aunque la serie fue anunciada con bombos y platillos por la presidenta de Lucasfilm, con todo y presentación de McGregor en la pasada D23, este no es el primer incidente con una producción de Star Wars en los últimos años.

Directores como Josh Trank, Colin Trevorrow, la dupla de Phil Lord y Chris Miller, además de los co-creadores de Game of Thrones, David Benioff y D.B. Weiss, tuvieron que abandonar otras iniciativas. De ahí que el caso de Obi-Wan es solo uno más.

Comenta