Tarantino cree que ocurrió una "guerra por las películas" contra Avengers: Endgame y Star Wars

tarantino

El director de Kill Bill reflexionó sobre el cine de 2019 y planteó que las apuestas originales lograron enfrentarse a los grandes estrenos de franquicias.


Durante el año pasado gran parte de las conversaciones en trono al cine estuvieron marcadas por los dichos de Martin Scorsese, y es que cuando el director de Goodfellas dijo que las películas producidas por Marvel Studios no eran cine despertó todo un debate en torno a ese tipo de producciones que abarcó desde su calidad hasta su forma de distribución.

Y aunque luego de varias semanas sin actualizaciones parecía que ese capítulo finalmente estaba cerrado, Quentin Tarantino añadió una nueva arista a la conversación.

Durante una entrevista con Deadline a propósito de las nominaciones al Oscar de Once Upon A Time in Hollywood, Tarantino contó que creía que el año pasado había ocurrido una "guerra por las películas".

En particular, luego de ser consultado por el buen año que tuvieron películas originales como Once Upon A Time in Hollywood frente a los remakes, secuelas y otras producciones enmarcadas en franquicias, el director de Kill Bill señaló que para él todo esto fue una especie de disputa donde las apuestas originales lograron mantenerse con vida y de cierta forma salieron victoriosas.

"Cuando dices, a pesar de las secuelas, Avengers: Endgame y todo eso, en realidad creo que el año pasado se libró una guerra por las películas", señaló Tarantino.

"Por lo que puedo ver, los productos comerciales que le pertenecen a los conglomerados, los proyectos que todos conocen y tienen en su ADN, ya sea por los cómics de Marvel, Star Wars, Godzilla y James Bond. Todas esas películas nunca tuvieron un mejor año que el año pasado", señaló el director. "Podría haber sido el año en que su dominación mundial se habría completado. Pero no fue así. Porque, como tu dijiste, muchos comentarios originales de películas salieron y exigieron ser vistos, y exigieron ser vistos en los cines".

Como recordarán el año pasado estuvo marcado por estrenos de ese tipo, de hecho, de todas las franquicias que menciona Tarantino la única que no estrenó una película en 2019 fue la saga de James Bond y eso no habría pasado si Bond 25 no hubiese enfrentado tantos problemas de producción.

En ese sentido, Tarantino ve como una victoria que cintas como la suya y otras nominadas a los Oscar lograran conseguir atención y halagos en ese escenario.

"(2019) terminó convirtiéndose en un año muy, muy fuerte", señaló el director. "Estoy realmente orgulloso de estar nominado con las otras películas que acaban de ser nominadas. Creo que cuando se resume el año, el cine que no cae en ese estado de éxito invulnerable con propiedad intelectual hizo su último batalla este año".

Tarantino se refiere a la "última batalla" en el sentido de que para él 2019 fue la oportunidad final para que las películas que no están basadas en propiedades intelectuales preexistentes lograran mantenerse con vida y cautivar al público.

"Si no lo hubieran hecho este año (2019), podría haber sido el último para películas como (Once Upon A Time in Hollywood)", señaló el director. "Este es un año realmente maravilloso. Para combatir algo como Avengers: Endgame, que durante el mes anterior a su lanzamiento y el mes posterior no se podía hablar de otra cosa. Intentaron hacer eso con esta última Star Wars y no creo que haya funcionado, pero no se podía subir a United Airlines sin toparse con todos los tie ins e incluso el comercial de seguridad tenía una escena de Star Wars".

Pese a que Tarantino da a entender que ve esta batalla como algo prácticamente cerrado, tendremos que esperar para averiguar si en 2020 podremos seguir viendo buenas películas originales en paralelo a las tan populares franquicias.

Comenta