Review | Famicom Detective Club: Llegó la hora de resolver unos misterios

Dos increíbles adaptaciones de juegos lanzados hace más de 30 años y que destacan con su arte y banda sonora.


En la época de la Nintendo y Super Nintendo no resultaba extraño que varios juegos lanzados en Japón, no salieran del país, y otros tardaran bastantes años en llegar a occidente. Esta tendencia poco a poco ha ido cambiando con los años, y ahora de la mano de la Nintendo Switch es que llegan dos juegos lanzados originalmente a fines de los 80′ e inicios de los 90′, y que nos pone en la piel de un detective buscando resolver dos misteriosos casos. Hablamos de Famicom Detective Club, dos novelas gráficas de misterio, que cuentan con una adaptación a los tiempos actuales que no deja de sorprender y sin duda resulta atractiva para todos los fanáticos del género y del misterio.

En concreto estamos frente a dos juegos, por un lado Famicom Detective Club: The Missing Heir, lanzado en 1989 y Famicom Detective Club: The Girl Who Stands Behind, lanzado en 1991, ambos estuvieron disponibles para Famicom, la consola conocida en occidente como Nintendo, y que a más de 30 años de su lanzamiento tienen una adaptación en la consola híbrida de Nintendo, con una serie de mejoras que traen al presente estos títulos.

Esta adaptación realizada por Mages, reimagina por completo los juegos de Nintendo, y no tiene nada que envidiarle a las novelas gráficas actuales, con todas las escenas acompañadas de imágenes estilo anime con un gran nivel de detalle, y una trama que nos mantiene atrapados desde un inicio.

En cuanto a la jugabilidad, para todos los que desconocen el género de las novelas gráficas, les contamos que es un estilo de juegos que se ha desarrollado principalmente en Japón, y donde los jugadores viven una historia principalmente a través de imágenes fijas o con muy poca animación con cuadros de texto con el diálogo de los personajes, y donde el jugador debiendo cada cierto tiempo tomar alguna decisión o realizar algún tipo de acción para ir avanzando en la trama.

Es así como en Famicom Detective Club, como es de sospechar estamos investigando diferentes crímenes, y para lo cual cuando hablemos con los diferentes personajes podremos realizar diferentes preguntas sobre diferentes tópicos u observar el entorno que nos rodea. En caso de que preguntemos las cosas correctas o observemos los objetos importantes se nos irán desbloqueando otras opciones para seguir hablando y así ir desarrollando la historia.

En este sentido, el juego en un comienzo puede no resultar del todo amigable, ya que cuesta un poco tomar el hilo de cual es la pregunta correcta a realizar, pero cuando ya le agarras la mano y estás atento a los diferentes diálogos que se sostienen, ya puedes comenzar a avanzar de forma más fluida. Un elemento que juega a favor en esto, es la expresividad de los personajes, quienes en ocasiones a través de su rostro nos darán más de alguna pista de cuál es el camino a seguir.

De igual forma, en ocasiones tendremos que volver a preguntar una y otra vez sobre un mismo tema para que nos den la respuesta correcta y poder avanzar, lo que hará que en más de una ocasión debamos repasar todas las preguntas para ver qué es lo que nos está faltando para continuar con el desarrollo.

A pesar de esto, el juego es un gran exponente del género, es un remake de unos juegos que lo más probable la gran mayoría de personas no haya podido jugar en su tiempo, y ahora lo podrán hacer con una adaptación con un increíble arte y banda sonora, y todo lo necesario para atraparte en la historia.

Cabe mencionar que la adaptación del juego a occidente mantiene las voces en japonés, algo que siempre se agradece, a la vez que cuenta con texto en inglés, por lo que si no manejas a la perfección el idioma quizás no es para ti, aunque siempre es una buena forma de practicar la lectura. El juego además cuenta con una serie de opciones extras que siempre entregan un plus como poder escuchar la banda sonora original en vez de los nuevos arreglos.

Finalmente, en cuanto a la trama presentada por los dos juegos, en el caso de Famicom Detective Club: The Missing Heir, investigamos la muerte de de la señora de una casa, la noche en que leyó su testamento, mientras que en The Girl Who Stands Behind, nos encontramos con un caso un poco más paranormal, ya que mientras investigamos un asesinato poco a poco nos vamos conectando con el mito de un fantasma que aparece en un colegio.

Como es habitual en las novelas gráficas, en ambos casos la historia es uno de los puntos fuertes, se encuentran bien construidas y se desarrollan de forma que te mantienen constantemente queriendo saber más. De igual forma, el toque de misterio e ir investigando lo que ocurre en ambos casos le da un dinamismo extra a estas novelas gráficas por sobre otras del género, y hacen que sin duda se disfruten las horas de juego, a la vez que vas formando tus propias hipótesis de quien es el culpable.

En conclusión…

Famicom Detective Club es una excelente adaptación de dos juegos antiguos, cuenta con un arte y banda sonora acorde a los tiempos actuales, es un juego que nada tiene que envidiarle a las novelas gráficas actuales. De todas formas, al pertenecer a un género bastante particular puede no resultar del agrado de todos, aunque si nunca has jugado una novela gráfica, sin duda es una gran forma de meterte en este mundo que cuenta con grandes obras.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.