Review | Souldiers es un desafío atractivo para todos los que están en búsqueda de un nuevo metroidvania con elementos RPG

Atrapados en otro mundo, los guerreros no tendrán un escape fácil en este videojuego disponible en consolas y PC.


El estudio español Retro Forge Games es el responsable de Souldiers, un videojuego 2D diseñado con un llamativo estilo retro de pixel art que nos convoca a un mundo plagado de enemigos, muertes recurrentes y mazmorras que necesitamos explorar y descubrir.

Todo esto se lleva a cabo de un objetivo remarcado desde las primeras líneas de diálogo de su historia: necesitamos avanzar en nuestra travesía en un mundo de fantasía al que hemos sido trasladados, demostrando que somos guerreros dignos para seguir los designios de las valkirias, pero también tenemos la misión es constatar que nuestra vida no sea desperdiciada en vano en nuestro intento por retornar a casa.

Recargado de elementos RPG, ya que podemos elegir entre diversas clases de personajes que tienen su propio estilo y características de progresión, el videojuego rememora la propuesta de exploración de títulos tan populares como Super Metroid y Castlevania, la bendita combinación que ha dado pie a un subgénero conocido como metroidvania.

Es decir, desde el comienzo existe un desafío atractivo a la hora de recorrer cada píxel que conforma a este mundo, resolver puzzles y acceder a habilidades, como el fuego que rompa las telarañas, que nos permiten seguir avanzando.

A lo anterior debemos sumar un sistema de combate que parte de una forma muy básica, con un botón de ataque débil, uno de ataque fuerte, otro de salto y uno para esquivar, lo que va reforzándose a medida que mejoramos a nuestro personaje y vamos obteniendo armas secundarias.

En ese último camino, debemos hacer frente a un gran número de enemigos que se ocultan a lo largo de cada rincón y, para complicar las cosas, la progresión implica elementos soulslike. O sea, la muerte es una constante y la pérdida de avance es un factor recurrente.

Ante toda esa base, el videojuego luce muy bien con su estilo retro, ya que existe un cuidado en los detalles, ya sea en el movimiento de los efectos de los escenarios o detalles de ambientación que refuerzan la mitología en la que transcurre la historia. Respecto a esto último, también es necesario recalcar que este es uno de esos juegos con mucho, pero mucho diálogo.

Ahí están presentes en todas las cutscenes, pero también en lo que concierne a la interacción con los NPC (personajes no jugables) que vamos encontrando en el camino. En el comienzo hay unos tutoriales para acostumbrarse al sistema de batalla y obviamente ahí también hay más diálogo.

En todo ese contexto, el juego hay dos cosas que hay que mencionar. Primero, Souldiers tiene varios tiempos de carga que se sienten por sobre la media, lo que inclusive se refuerza considerando que nuestra revisión se llevo a cabo en una Nintendo Switch. Esos tiempos se concretan ya sea en las zonas de mazmorra en las que nos vamos abriendo paso o cuando morimos.

Lo último es el segundo punto relevante, ya que la dificultad del videojuego está por sobre la media, inclusive si deciden probar el nivel de exploración que supuestamente es más amigable con los jugadores novatos en este tipo de juegos. En cambio, inclusive en el nivel más bajo es recurrente perder el avance y tener que volcer al último checkpoint que activamos. Pero probablemente eso es justo lo que buscan los jugadores que en primera instancias serán atraídos por la propuesta de Souldiers,

En definitiva, solo queda destacar que esta nueva propuesta es llamativa y entrega justo lo que se espera de un título estilo metroidvania, aunque también saca puestos de ventaja por su diseño visual y lo simple de su sistema de combate, lo que en todo caso ayuda a lidiar con el aspecto de dificultad que está en el corazón de su propuesta que hace justicia a su título.

Souldiers está disponible en las consolas de Playstation, Xbox, Nintendo Switch y PC.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.