Robert Kirkman explicó por qué no quiso anunciar con anticipación el final de The Walking Dead

A un año del final del cómic, el escritor argumentó que no quería arruinar las sorpresas de la historia.


En julio del año pasado el cómic de The Walking Dead llegó a su fin. Sin anuncios previos y con rumores como los principales antecedentes, Robert Kirkman decidió concluir la historia que dio pie a una popular franquicia un número después de la muerte de Rick Grimes y sin anunciar por adelantado que The Walking Dead #193 sería el final.

En una carta al final de The Walking Dead #193, Kirkman explicó por qué decidió concluir allí el cómic. Pero hoy, un año después de la publicación de ese número, el escritor finalmente justificó su determinación de no anunciar con anticipación que aquel sería el último cómic de la saga principal.

“Soy un gran fanático de Game of Thrones. Me encanta Game of Thrones”, dijo Kirkman en conversación con THR. “Si hubiera visto esa última temporada sin saber que era la última temporada, habría dicho: ‘Whoa. ¿Qué diablos? Espera, esto es una locura'. Eso es lo que más me entretiene, lo que me entusiasma más de las obras de ficción: la sorpresa.”

“En Breaking Bad, cuando (spoiler eliminado por THR) muere, dije: ‘Por supuesto que muere. ¡Es la última temporada!’ La última temporada de The Sopranos, la última temporada de Breaking Bad, siento que algunos de esos eventos no tienen el impacto que deberían tener porque sabes que la temporada está terminando”, dijo el escritor. “¿Pero Rick Grimes muriendo en el cómic? Recibí dos o tres meses de preguntas: ¿Cómo continúa el libro después de esto? Oh, Dios mío. ¿Qué significa esto para el libro?'

Rick Grimes murió en The Walking Dead #192 y Kirkman decidió terminar la historia completa al numero siguiente, sin embargo, no contó sus planes públicamente entre la publicación de ambos números.

A raíz de eso el final del cómic sorprendió a muchos fanáticos, sobretodo considerando que el guionista alguna vez dijo que podría escribir hasta 300 números. No obstante, ahora Kirkman explica que en un minuto se dio cuenta que eso no sería posible y lo mejor era terminar la historia mientras todavía podía cerrarla de buena manera.

“Hay un número en el que todos están en la feria de Alexandria. Pensé: ‘está bien, así que si ya hemos construido la civilización hasta ese momento, no creo que vaya a llegar al número 300′”, recordó Kirkman. “Allí fue cuando empecé a preocuparme por ‘Espera un minuto ¿Cuánta historia tengo en realidad?‘”.

“Creo que la gente tiene la idea errónea de que yo digo: ‘The Walking Dead es popular. Voy a encontrar una manera de mantenerlo para siempre’”, añadió. “Pero siempre tuve una historia que estaba construyendo y sabía que cada nuevo lugar seguro al que llegaban tenía una razón de ser y establecía el siguiente lugar al que irían”.

Aunque The Walking Dead terminó hace un año, esta semana Kirkman volvió a explorar ese mundo de la mano de un one-shot centrado en Negan, sin embargo, sus palabras dan a entender que esa no será la constante a futuro.

“La sensación de arrepentimiento y pérdida que sientes ahora que sabes que la serie ha terminado, yo siento lo mismo y estamos terminando para contar la historia correcta”, dijo el escritor. “No quisiera continuar la historia más allá de su punto lógico y tuve un final para la historia y tuve que honrar el final de esa historia. No pude forzarlo más allá de ese punto solo para mantener el libro en marcha”.

Comenta