Alfonso Albaisa: “Nuestra labor es encontrar algo excitante en cualquier forma de auto que hagamos”

Alfonso Albaisa

El diseñador cubano-estadounidense -vicepresidente de diseño de Nissan- entregó sus reflexiones en relación al futuro del automóvil y también dio una pincelada a la forma en que le gusta trabajar al interior de su departamento creativo.


Con una carrera iniciada a fines de los 80, hoy Alfonso Albaisa es uno de los hombres fuertes de Nissan, con responsabilidad directa sobre los diseños no tan solo de la gigante japonesa sino también de su filial de lujo Infiniti. El ejecutivo de origen cubano es testigo y protagonista de uno de los momentos de mayores cambios en la industria, cuando el avance de la electromovilidad y los vehículos autónomos están redefiniendo lo que hasta hoy hemos entendido por un auto propiamente tal.

Alfonso Albaisa

Alfonso Albaisa conversó con MT Motores durante el CES de Las Vegas y entregó su análisis respecto del futuro de Nissan y la industria en general.

¿Cómo ve el auto del futuro? ¿Cree que la reducción del tamaño de los motores vaya cambiando la forma clásica de los autos?

Los motores están casi del tamaño de un melón. Lo que más ha cambiado entre un auto de ayer y uno de hoy, es que antes podían ser cuatro o más melones. Si vamos a los eléctricos, las baterías están siendo planas como una plancha y muy bajas para bajar el centro de gravedad. Esto se traduce en que la forma del auto está siendo más libre.

Aquí es donde el tema se pone interesante porque va a decidirse por lo que la gente quiere, no con lo que yo como diseñador pueda hacer. Yo puedo hacer un globito, pero debe tener un sentido. Ahora la gente está enamorada de los SUV y diseñamos de acuerdo con los gustos del público. Los diseñadores estamos inmersos en eso.

¿Cómo recoge ese feedback para saber lo que el público quiere?

Es difícil saberlo. Tienes que traer gente nueva y probar. Los diseñadores casi todos somos bastante introvertidos, cuando pequeños éramos gente tímida. No tener muchos amigos nos hizo fabricar un mundo en nuestras cabezas. Lo sé porque yo mismo era así.

Puedes ver formas, cosas, ciudades, con mucho detalle. Esa habilidad nos ayuda a soñar un poco más lejos de lo que hay hoy. Con 500 diseñadores a mi cargo yo puedo ver muchas cosas y podemos saber aquello que es nuevo, que es fresco, que es diferente. Aquí nos detenemos y pensamos que esta es una moda que viene. Tienes que ser un experto de todo lo que existe y también tienes que ser un niño, un niñito que quiere algo diferente.

El futuro del auto es sin sonido y con una forma que puede abandonar el histórico modelo de tres cuerpos. ¿Cree que puede ser un tanto aburrido?

El auto nunca puede ser aburrido. Nuestro trabajo es encontrar algo excitante en cualquier forma que hagamos. Nunca se separa el deseo del amor al auto y la movilidad… moverse, escaparse de la cárcel de los pies, de tener que caminar… he escuchado que el auto se volverá algo aburrido, pero personalmente no lo creo. Siempre los autos deben ser excitantes.

Alfonso Albaisa
Alfonso Albaisa durante el CES de Las Vegas

¿Cuándo podría llegar ese momento en que los precios de un eléctrico y un auto a combustión se equipare, como ocurre en algunos países europeos?

Hay algo que hay considerar, que el costo de mantención. Mucha gente ve el precio del vehículo, pero no están viendo que un EV se carga por la noche en la casa, cuando la electricidad es más barata. Nunca le ponen bencina, la bencina no es barata y como ocurre con el Leaf hoy, siempre oigo: ‘wow, para el cliente no cuesta nada’. En EE.UU. vale dos dólares cargar tu auto y puedes manejar 220 kilómetros… ¿Cuánto te cuesta manejar un auto a combustión? Un estanque te puede costar 80 dólares.

Tenemos que hacer un mejor trabajo de enseñarle a la gente. En mecánica es muy sencillo. Aquí no se rompen las cosas. Ser dueño de un Leaf es la forma más barata que entiendo de manejar, porque no se rompe.

¿Qué tan probable será ver en el futuro una camioneta eléctrica?

Es un poco difícil porque depende cómo se use la camioneta. Sé que en Chile y en Sudamérica usan el midsize y la pick-up más pequeña. Creo que hay posibilidades en esta última, porque es un poco más liviana. El problema es el peso, porque la camioneta lleva carga y también tiene las baterías que influyen en ese peso final. No te puedo decir mucho porque es un tema muy desafiante ahora mismo.

Ed Welburn, ex diseñador de GM sostuvo en su minuto que evitaba visitar los centros de diseño para no detener la creación de su equipo. ¿Usted cómo lleva adelante su labor?

Lo que Ed dice es cierto. El diseñador es muy sensible y las ideas son muy personales. Si lo diriges demasiado lo que vas a hacer es cambiar el diseño. Uno piensa que va a hacerlo mejor, pero es que si yo llego un viernes a ver a un diseñador y veo la maqueta… eso no es un trabajo terminado. El diseñador aún está buscando la idea o algo… si uno se mete muy fuerte, le robas la inspiración, entonces no va a llegar al punto, al potencial que iba a tener.

Tienes que tener cuidado. Prefiero inspirar, no manejar. Si quiero que el diseñador se mueva a un punto… yo diseño, porque aún lo hago. Dibujo algo y se lo doy y no le digo nada. Si él se mueve allá, es porque se inspiró. Porque es su deseo. Esa es mi manera. A mí me encanta la tecnología de hoy, toda mi gente trabaja en Photoshop y me encanta cuando me dejan las capas, porque puedes ver el proceso del diseñador. Esa gente es mi familia, me encanta ver el proceso. Le gustó eso, pero lo cambió así… y me gusta entrar en la cabeza, entonces eso me ayuda a ayudarlos. Sé dónde lucharon, dónde cambiaron.. entonces puedo tener un sentido de hacia dónde ellos quieren ir.

Seguir leyendo